Cracked.com es una de esas páginas que una vez que la consigues no la puedes dejar de visitar, es un sitio de humor, principalmente humor negro y sarcástico, pero bien hecho, tiene muchas cosas videos, infografías, montaje fotográfico, aunque mis favoritos realmente son los artículos, de hecho más de una vez he querido traducir alguno pero no me había atrevido a hacerlo, entonces conseguí un artículo de marzo de este año y cuando lo leí no podía dejar de pensar en cuanto nos parecemos y dije “Exactamente” algunas de esas cosas las sabía y las había intentado explicar una y otra vez a personas a las que a veces pareciera que les estuviera hablando en Klingon, mientras que otras las intuía pero no le encontraba como explicarlas, así cuando leí este artículo até algunos cabos sueltos, lo más abrumador de todo fue darme cuenta de que cosas que he criticado desde hace algunos años en mi país parecieran ser ahora características propias de la humanidad.

 

En nuestro país, Venezuela, hemos estado atravesando una coyuntura política ruda desde hace algunos años, de un lado el presidente actual con su partido, el Partido Comunista y otros grupos mucho más pequeños y del otro lado los partidos “tradicionales”, bifurcaciones de estos, otros partidos nuevos y desertores del otro bando. Ambas fuerzas poseen medios de comunicación, periodistas, personalidades y ambos lados han hecho que nuestro país se sumerja en la intolerancia política, ambos dicen ser el lado amistoso aunque al rato se contradigan, en ambos bandos hay gente estudiada e inteligente pero en ambos bandos creen que en el contrario hay puros brutos, analfabetas funcionales, marionetas y corruptos, normalmente son demasiado apasionados y cuando se les toca el tema suben las defensas y no hay idea o razón que pueda entrar en su cerebro, además pareciera que tuvieran un sistema de IFF implantado en el cerebro, si criticas al bando contrario eres de los suyos, pero si dices las cosas positivas del otro bando eres del otro bando político, no tienen puntos intermedios, pero bien como ya dije me acabo de enterar de que esa desgracia no se vive solamente aquí y que probablemente usted, querido lector, viva una situación similar en su país, tal vez varíe un poco la intensidad, pero seguro que reconocerá las situaciones con ejemplos domésticos. No les quito más tiempo, aquí el artículo:

Pídale a la persona promedio que le hable sobre lo que está mal con el gobierno y escuchará de todo sobre políticos corruptos, grupos de presión empresariales y acuerdos sombríos a puerta cerrada. Pero, por supuesto, nosotros elegimos a los políticos corruptos, y cuanto más nos fijamos en la situación, más parece que como el pueblo, somos realmente malos en democracia. Después de todo, la ciencia demuestra que…





# 5. Nuestra opinión sobre un asunto se basa en la redacción

En el centro del acalorado debate sobre el sistema de salud del año 2010, los periodistas de Fox News recibieron una nota de los jefes diciéndoles que debían empezar a referirse al plan de salud de los demócratas como “seguro de salud administrado por el gobierno” en lugar de utilizar el término “opción pública”, que todos los demás estaban utilizando.

¿Por qué? porque CBS y NBC hicieron encuestas mostrando que cuando se le llama “Plan de Salud Pública” hasta el 75 por ciento de la población está a favor – después de todo a todo el mundo le gustan los parques públicos y bibliotecas públicas, etc.- Es una palabra amable. Pero según las encuestas cuando se insertaba la palabra “gobierno” el apoyo caía al 43 por ciento. Exactamente el mismo plan. Usted sabe, del mismo modo que mucha más gente empezó a comprar el aceite de canola luego de que le cambiaran el nombre de “aceite de semilla de violación” [Nota del Traductor: esto es un juego de palabras en inglés “rape” se traduce como violación sexual, estupro o destrucción pero también se utiliza para dar nombre a la planta llamada colza o canola de donde se extrae dicho aceite].

Así mismo, sólo el 34 por ciento de los estadounidenses dicen que apoyan a los homosexuales en el ejército. Sin embargo, la mayoría – el 51 por ciento – apoyan firmemente a “los gays y lesbianas” en el servicio militar. Así es: se puede aumentar el apoyo más fuerte en un tercio simplemente evitando la palabra que comienza por “H”, mientras que el grupo que se opone fuertemente cae también en un tercio.

Usted puede hacer esto con casi cualquier tema. Inténtelo (si no le importa arruinar su opinión sobre los votantes). Pregúntenos si los sindicatos públicos deben tener la posibilidad de negociar sus salarios y la gente dice que sí, cambie la redacción para preguntar si deberían ser capaces de negociar una subida de salario y la opinión se vuelve en su contra. ¿Qué? ¿Acaso el primer grupo eran trabajadores que iban a negociar un salario más bajo?
clip_image001
“¡Exigimos un salario más bajo y menos respeto, y no vamos a dejar de trabajar en doble turno hasta que lo consigamos!”

Probablemente no. Probablemente quienes respondieron no pensaron en el tema hasta que les preguntaron. No podemos saberlo todo, y la opción “no sabe/no contesta” nos hace parecer como tontos, así que tal vez el cerebro del entrevistado simplemente emitió una opinión basada en cómo le hizo sentir la pregunta en el momento. Recuerde que en la mayoría de las encuestas, la respuesta más común es la tácita siempre: “Lo que sea para que termines la llamada, amigo. Mi burrito se está enfriando”.

clip_image002

“¡Sí, está bien! Lo que sea. Yo doy mi apoyo irrestricto programas de eugenesia para los morenos. ¿Puedo volver a mi vodka y mis telenovelas ahora?”

Pero ¿qué pasa con aquellos de nosotros que siguen las noticias? El problema es que…



# 4. En realidad, ver las noticias nos hace más estúpidos

Seguro piensas que los resultados anteriores están sesgados porque fueron respondidos por personas estaban viendo sus telenovelas en lugar de los noticieros nocturnos. ¿Pero no hay un grupo de gente inteligente que mantiene su televisor en CNN y por tanto sabe toda su basura? No, de acuerdo con un estudio realizado durante las elecciones de 2010 que concluyó que las personas que ven las noticias en televisión son más propensas a obtener información errónea que la gente que simplemente cambia el canal para ver la lucha libre.

clip_image003

“Ver los capítulos repetidos de Star Trek nos hace comparativamente votantes mejor informados”

De hecho, ya sea que obtuvieran su información de Fox News, MSBNC, las redes [sociales] o incluso NPR, las personas que a diario confiaron en la información de esas fuentes obtuvieron peores resultados al responder sobre asuntos relacionados con dichas elecciones que aquellos que consultaban esas fuentes de forma esporádica.

¿Por qué? Bueno, una parte es porque si un político hace una afirmación falsa los noticieros tienen que plasmarla tal como se dijo en su reportaje. Así que junto con la información dura, estás recibiendo interpretaciones, argumentos, trozos de sonidos y otras tonterías emitidas por personas cuyo trabajo es hacer que votes por quien ellos desean independientemente de los hechos. En algún nivel, la gente está consciente de que esto está sucediendo – hay innumerable cantidad de encuestas que muestran que los estadounidenses no tienen una opinión favorable de los noticieros televisivos. Pero la televisión sigue siendo la fuente informativa más grande del país, de las noticias, lo que significa que hay una gran cantidad de personas que no confían en esos noticieros pero luego dan la vuelta y los ven de todos modos.
clip_image004

“Puede estar lleno de basura, pero escucharlo a él es mejor que hablar con tu familia.”

Pero no todo lo de las noticias es culpa de los medios de comunicación. Cuando oímos hablar de los hechos, tenemos innumerables defensas contra ellos. Imagínese los hechos como zombies, y su cerebro a la casa donde los sobrevivientes se esconden.

Por ejemplo, la gran mayoría de nosotros piensa que los medios de comunicación son políticamente sesgados. Usted podría simplemente decir: “Bueno, es obvio, probablemente esto significa que son sesgados.” Pero el problema es que todos nosotros pensamos en que los medios de comunicación están sesgados en contra de nosotros, independientemente de nuestra filiación política. Se llama el efecto de los medios de comunicación hostiles – si usted es apasionado acerca de sus creencias, siempre percibirá que las noticias están sesgadas en su contra. Los investigadores pueden mostrar dos grupos opuestos el mismo clip de noticia, y ambos saldrán de allí diciendo que el clip estaba terriblemente sesgado en contra de su lado. Y más extraño aún, cuando se administra un cuestionario posterior sobre los hechos presentados en el video, los dos grupos en realidad lo recuerdan de forma diferente.

clip_image005

“Y luego Glenn Beck gritó durante 19 minutos seguidos y sacó un enorme armamento de su escritorio.”

Luego tenemos la maldición que es la confirmación del sesgo – el terrible fallo mental que hace posible las innumerables supersticiones. Esto es cuando el cerebro se aferra a las piezas de información que refuerzan nuestras creencias pero desecha las que no lo hacen. Los medios de comunicación pueden reportar debidamente diez estudios consecutivos que prueban el calentamiento global, pero luego, cuando el onceavo presenta una pequeña duda, el escéptico puede decir, “¿Lo ves? ¡Te dije que los científicos piensan que es pura basura!”

Incluso han hecho estudios donde a un grupo mixto de conservadores y liberales les fueron mostrados informes intencionalmente incorrectos sobre algunos temas candentes (los recortes de impuestos, Irak…). Cuando se presentaron con las correcciones autorizadas – evidencia dura e indiscutible – corrigiendo las inexactitudes, los sujetos siguieron aferrándose a la información incorrecta si la misma estaba de acuerdo con su punto de vista. Nada pudo hacerles cambiar de opinión. “¿Qué? ¿La realidad no se ajusta a mi opinión? ¡Dispárale en la cabeza! ¡bloquea las ventanas!” [N. del T.: siguiendo con la metáfora de información=zombies, cerebro=casa]

clip_image006
“Será mejor que te lleves tus estudios científicos de vuelta donde los encontraste”

OK, entonces ¿por qué la gente no puede obtener su información de los expertos? Ya sabes, ¡los expertos! Tienen que ser mejores que las noticias, ¿verdad?

Continuará…

Para leer el artículo original Clic Aquí
Por: Mark Hill marzo 24, 2011
Traducido por: René Lara

Comparte este artículo con tus amigos