hyperion

Llegamos finalmente a la mitad del Reto de los 30 Libros, el día de hoy toca uno difícil, “Uno que haya amado hace años y del que hoy reniega” y creo que los únicos libro que entra en esa categoría serían los de la Tetralogía de Dan Simmons, Los Cantos de Hyperion.

Cuando hacía mis primeros pinitos en la Internet, el furor era grande por esta serie de novelas de Simmons, donde quiera que uno miraba había alguien recomendándolas, y por supuesto, ni corto ni perezoso, comencé a leerlas…

El primer libro de la serie, Hyperion, es maravilloso, la compleja estructura narrativa, la excelente ambientación, lo detallado de los personajes y sus motivaciones, la prosa de Simmons es impecable, es un libro a todas luces magnífico.

Por supuesto de inmediato yo también me puse a recomendarle el libro a todo el mundo ¡LOS CANTOS DE HYPERION! ¡LOS CANTOS DE HYPERION! ¡LOS CANTOS DE HYPERION! ¡Son lo máximo! ¡Son magníficos! ¡Son asombrosas! ¡No hay nada igual! ¡Tienes que leerlo! ¡Dios castiga a quienes no los leen! Etc. Etc. Etc.

Pero olvidé un interesante detalle, Hyperion formaba parte de una serie…

El segundo libro, La Caída de Hyperion, posee una estructura narrativa mas tradicional, pero los otros elementos continúan estando allí, buenos y bien desarrollados personajes, buenas ambientaciones, etc. Sigue siendo un buen libro, pero no puede compararse al anterior.

La tercera novela, Endymion, también es bastante entretenida, pero a mi juicio ya en este libro comienza a faltar algo, como demasiado relleno, como muchas repeticiones de lo mismo una y otra vez.

Y finalmente en el cuarto libro, El Ascenso de Endymion,  se manifiesta el desastre, la ciencia ficción es reemplazada por la magia, el autor no encuentra otra solución a  todos los misterios y enredos que creó y entonces se saca un conejo del sombrero.

En Venezuela tenemos un dicho, “Lo que hizo con las manos, lo destrozó con los pies” y creo que se aplica muy bien al caso de estos libros, es increíble pensar en toda la maravilla que nos encontramos en los primeros libros y el desastre en el que remata a la final. Es el caso típico de la historia que supera al autor.

Creo que Los Cantos de Hyperion me causaron un complejo, ahora no recomiendo series de libros sin antes haberlas terminado, y si lo hago (como en el caso de Una Canción de Hielo y Fuego) aclaro que recomiendo hasta donde he leído.

Tengo un amigo que dice que uno debe admirar lo bueno de una serie (de libros, videojuegos, cómics, etc.) aunque el conjunto no sea perfecto. en ese caso tengo que admitir que Hyperion es un libro espectacular se le mire por donde se le mire; pero lamentablemente está incompleto, y el final de la serie es terrible 🙁

Comparte este artículo con tus amigos