Ethan de Athos de Lois McMaster Bujold

Lois McMaster Bujold es una de mis autores de ciencia ficción y fantasía favorita, ya a estas alturas, y en este blog es evidente que soy un fan a ultranza, aunque no soy el más fanático de todos, de la Saga de Miles Vorkosigan.

Debo confesar que, cual vampiro, transforme a alguien en fan y me superó al leerse en un santiamén las 16 novelas. Yo, más mayor y cansado, voy a un ritmo más lento. Y siguiendo un orden cronológico dentro de la obra, pues ya a estas alturas es evidente que hay discrepancia en la cronología de publicación y la que transcurre dentro de la obra. He optado por leer Ethan de Athos.

Esta novela transcurre después de la novela Cetaganda, y antes del relato Laberinto, que se encuentra en la antología Fronteras del Infinito, ya comentado en La Cueva. Curiosamente, según algunas cronologías, Cetaganda —nuestra siguiente lectura— transcurre antes de Hermanos en Armas, que ya hemos reseñado por aquí. Lo que me dice lo perdido que ando en la vida.

Por otra parte, algunos dirán, que Ethan de Athos no es relevante, ya que es una suerte de spin-off de la saga, pues nuestro querido Almirante Naismith es nombrado varias veces, pero no aparece ni una vez. Pero antes de entrar en esas honduras, vamos a seguir nuestro formato.

Ethan de Athos Saga de Vorkosigan

Trama de Ethan de Athos

En el planeta Athos solo viven hombres, que se reproducen mediante úteros artificiales. Ethan deberá salir a la desconocida galaxia para resolver un problema que podría amenazar la existencia de su mundo: los cultivos ováricos que necesitan para reproducirse se están agotando.

Ethan: Medico que trabaja en la reproducción de la gente de Athos. Es el encargado de llevar a cabo la misión para encontrar nuevos cultivos ováricos. Elli Quinn: Es una mujer (casi un alienígena para Ethan, pues no ha visto ninguna en su vida). Mujer soldado perteneciente a una flota mercenaria. Inteligente, hermosa, audaz y muy descarada.

Ethan de Athos Portada

Comentarios sobre Ethan de Athos

Otra ventaja de estar a esta altura, es que no tengo que volver sobre algunos puntos, como comentar la prosa del autor, el mundo y todo lo demás. De tal forma que saltaremos directamente a lo importante, la historia y los personajes.

En lo referente al primer punto, la historia es totalmente sencilla, inicia con una premisa interesante, que se va desenrollando a medida que se avanza, pero sin complejizarse. En poco tiempos, nos damos cuenta que estamos frente a un thriller de espías bien entretenido, donde el mayor misterio se resuelve de forma muy interesante, algo típico de los grandes autores es que al final del día muchos de los grandes problemas tienen que ver con algo cotidiano.

Lo interesante de esta historia, como la mayoría de la Saga, es la capacidad de la autora para resolver los problemas planteados con mucha astucia y poca violencia, aunque de esta hay a raudales.

Otro elemento destacable de esta novela, son los personajes. En primer lugar tenemos a Ethan un médico proveniente de una sociedad utópica donde todos son hombres, formados con valores y una forma de pensar y ver la vida. Es un personaje un tanto inocente ingenuo, pero también sensible. Tiene un arquetipo interesante, porque es un hombre sensible, pero sin caer en los clichés. Vamos, Ethan no es afeminado por provenir de una sociedad conformada por hombres, ni tampoco lo es por ser homosexual. Tiene un rol masculino un tanto diferente, y dentro de la obra, sin desdibujarse viene a ser una suerte de doncella en apuros.

Por su lado Elli Queen, un personaje atractivo, ingenioso e interesante toma el rol activo, curiosamente adjudicado al rol masculino. Pero, a pesar de ello no pierde su feminidad. Se nota que es una mujer en toda la trama. Así pues, aunque los roles están invertidos, no se desdibujan o se caricaturizan. Es curioso, ver como este personaje aquí se vuelve una suerte de complemento para Miles, de allí se entiende que posteriormente sean pareja.

Hay otros personajes destacables, entre ellos el villano el ghemcoronel Millisor, un despiadado y cruel cetagandano, que persigue a Ethan y a un mutante llamado Terrence Cee que es el personaje que más mal me cayó. ¡Dioses! Es que ni el Villano del Juego de los Vor o el de Hermanos en Armas, ni el de Barrayar, ni el de Fragmentos de Honor me cayeron tan mal como Terrence. Por cierto, el final de este me pareció frustrante y forzado. Ese es, para mí, el punto más flaco de esta novela.

Otro elemento interesante de esta obra, y que nos vincula a la ciencia ficción es la descripción del ecosistema de la estación espacia Kline, y como el vivir en un espacio estanco condiciona las interacción social y económica. Una cosa que nunca había pensando o visto en otras serie de ciencia ficción que transcurren en bases estelares. Aquí por el espacio y los recursos, la higiene es algo importante y la salud ni se diga, lo que hace que exista una policía sanitaria que tiene un control totalitario rayando en el fascismo, pero se entiende.

Por su parte la forma como se expone la utopía masculina es otro elemento interesante. Como todo alrededor del género masculino ordena la forma de pensar, creer y hablar. También, como está estructurada el orden social, económico y la reproducción. Resulta ser, por ejemplo, que no todos en Athos son homosexuales, y que no hay —como yo esperaba encontrar— dentro de la sociedad hombres que asuman el rol de la mujer, si hablamos de una pareja. Todos los hombres son medianamente masculinos, y los rasgos más evidentes de la masculinidad se ostentan en función al deber y la responsabilidad. Por ejemplo, un hombre que no sea padre, no puede llevar barba. Y un hombre, no puede ser padre si no genera suficiente puntos sociales, lo que hace demostrando ser responsable y haciendo trabajo social, el cual es totalmente ajeno y aparte a la labor económica (y esto no tiene nada que ver con la preferencia sexual, que queda en el terreno privado, pues Ethan dice que también hay hombres que son célibes y castos) De esa forma se demuestra ser responsable y buen proveedor…. De verdad que Lois McMaster Bujold lo pensó todo. No digo más para no hacer spoiler.

Dado que es entretenida, y por los elementos que he nombrado sobre la sociedad, consideró que Ethan de Athos vale la pena. Para pasar un rato está muy bien, para ver una ampliación del universo de Miles también está muy bien, pero si deseas conocer toda la obra, es irrelevante. Puedes vivir sin leerla, aun así, yo considero que deben darle la oportunidad. No hay mayor desperdicio.

Comparte este artículo con tus amigos

Guillermo Moreno

Escritor de Ciencia Ficción y Fantasía, autor de Los Pistoleros del Infortunio, colaborador en Proyecto Pulp y Administrador del Blog "En la Antesala al Portal oscuro". Entre otros muchos proyectos.

One thought on “Ethan de Athos de Lois McMaster Bujold

Deja tu comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.