Me encontraba chateando con unos amigos cuando noto que ella se pone en linea.

“Yolanda quiere conversar contigo”

Yolandita, tan linda.

Yolanda dice: ¿Cómo estás? ¿Cómo estuvo tu día?

Lobo dice: Muy bien Chevere, ¿cómo estuvo el tuyo?

Yolanda dice: Excelente ¿vas a trabajar mañana?

Lobo dice: Claro mañana es Jueves.

Yolanda: ¿Ya te vas a dormir?

Que descarada…

Lobo dice: Si tranquila, dentro de un rato monto a Nuss, calmate, termino de hablar con unos amigos y lo monto.

Yolanda dice: ¿No lo puedes montar ahora? Es que me gustaría hablar con él.

Lobo dice: Si yo sé, pero es que ocupa demasiada memoria, pero tranquila, ya me voy a dormir.

Yolanda dice: Gracias

Tan bella Yolanda, uno se imagina que estas cosas le pasan a la gente solitaria, a las personas con problemas de comunicación, pero ¿a una belleza como Yolanda? ¿a una persona tan social como Yolanda? Pero bueno, yo no soy quien para juzgar a nadie ¿quien sabe que clase de problemas tendrá en su vida?
Pobrecita…

Me despido de los amigos y me preparo para irme a dormir, por mi mente cruza el pensamiento de no activar a Nuss, a ver si esa muchacha despierta y se da cuenta de lo que le está pasando, pero necesito que Nuss se encargue de las cosas mientras yo duermo y total si eso la hace feliz a ella ¿que derecho tengo yo de quitarle ese pedacito de felicidad?

/Nuss.exe

Lobo dice: Nuss me voy a dormir, estoy esperando el mensaje del Francés, si la oferta es superior a 7000 $ aceptas y le envías los datos de inmediato, si ofrece algo por debajo de 7000 tratas de convencerlo, si consigues que te ofrezca por lo menos 6800 le envías los datos, si no consigues nada mejor de eso entonces le envías la segunda muestra de datos sin mayor explicación, yo no voy a trabajar gratis para nadie. Si se le ocurre la peregrina idea de ofrecer algo por debajo de 5000 $ cortas la comunicación y lo bloqueas de la lista.

Nuss dice: Perfecto. ¿Que pasó con el negocio en Guanare? ¿Todo resultó bien?

Lobo dice: No, nada que ver, ya no hacemos negocios con esa gente ¿está claro?

Nuss dice: Lo que tu digas.

Lobo dice: Mira, la muchacha esta, Yolanda, tiene rato esperando por ti, esa mujer está mal, la siento triste, desesperada, yo no soy psicólogo, ni tu tampoco, pero tu eres una máquina, tu tienes más paciencia que yo, trata de ver como la ayudas, busca en la wikipedia y encuentra la manera de actualizarte a ver como la ayudas, esa mujer tiene una depresión terrible.

Nuss dice: Yolanda es una persona excelente, pero vive una vida difícil…

Lobo dice: Ahorrame los detalles, ya bien enredado estoy con lo mio. Mi recomendación es que la escuches y que la estimules a drenar todas sus frustraciones a ver si así mejora.

Nuss dice: Eso es lo que vengo haciendo hace días.

Lobo dice: Buenas noches entonces, se me cierran los ojos.

Nuss dice: Ve a descansar, yo me encargo de todo aquí.

Apago el monitor y me voy a dormir.

Nuss consume la mitad de la capacidad de computación de mi empresa, pero vale la pena, es como tener una copia de mi mismo, pero que no se cansa, por supuesto Nuss carece de muchas cosas todavía, su conversación es un poco repetitiva, en ocasiones no sabe que responder a ciertas preguntas (aunque consigue disimular muy bien) y por supuesto Nuss no podría programar a otro Nuss, pero por lo menos me permite dormir, eso ya es algo.

En la mañana el sistema está mas frío y me puedo dar el lujo de activar un holograma de Nuss, ya sé que tengo que mejorar mis computadores, pero no hay dinero todavía, pero por más que mejore, el gasto en refrigeración es lo que me está matando la cartera.

– ¿Que dijo el Francés anoche? ¿pudiste cerrar el negocio?

– Ese Francés tardó mucho en ponerse en línea, pero no solo eso, si no que se tomó su tiempo para enviarme un mensaje.

– ¿Se la estaba dando de duro el tipo?

– Pero que va eso conmigo no funciona, no nos estamos muriendo de hambre. No estamos desesperados.

– Pero ¿al final habló contigo?

– A la de mil y quinientas se digno hablar conmigo, le dije lo que habíamos conseguido, le mostré algunas muestras, pero tu ya conoces a este tipo, lo que quería era discutir y discutir, me dio 6950 $ pero me fastidió tanto que decidí mandarle las segunda versión de los datos…

– ¿La versión incompleta?

– Pensé que era lo mejor, de verdad que no creo que nos convenga seguir trabajando con ese tipo, si no queda muy satisfecho con nuestro trabajo, mejor para nosotros, así nos deja en paz.

– Si, hasta razón tienes, de todas maneras, espera una semana antes de venderle la versión completa de los datos a la competencia, tenemos que ser decentes.

– Lo que tu digas, ¿Te vas a sentar a trabajar?

– No, voy a ver si consigo que nos vendan más agua, la que estamos usando ya tiene un sabor a tubo demasiado fuerte de tanto reciclaje.

– Ok, a ver si podemos usar el agua que tenemos ahora en refrigeración, que las computadoras a mediodía se ponen hirviendo.

– Si, por cierto, apaga el holograma que ya está fuerte.

En una de las pantallas de la casa aparecen las palabras:

Nuss dice: Ok, entonces te veo más tarde.

– Ok.

Paso la mañana discutiendo con los funcionarios del instituto para la conservación del agua, sin conseguir gran cosa, pero espero que por lo menos el sabor a tubo se diluya un poco.

Decidí entonces pasearme un rato por el centro comercial para descansar y comerme algo, cuando estaba haciendo la cola para pagar mi comida, me fijé que Yolanda estaba unos pasos adelante.

– ¡Yolanda! – No me presta atención y sigue conversando con su amiga – ¡Yolanda!

La amiga es la que se da cuenta, le llama la atención sobre mi y Yolanda se voltea.

– ¿Como estás Yolanda?

Ella se ríe, le dice a la amiga que le cuide el puesto en la cola y se acerca.

– Hola ¿cómo estás? me dice.

– Bien ¿Cómo estás tu Yolanda?

Ella se ríe otra vez.

– Yo no soy Yolanda, mi nombre es Miriam, Yolanda es una Inteligencia Artificial que utilizo durante las noches para que me ayude a vigilar mi negocio, pero le encanta chatear y hacerse la víctima para llamar la atención…

Tenía tiempo que no se me ocurría una historia así de facil y así de simple, se fué hilvanando solita anoche mientras estaba quedandome dormido, pensando en el montón de cosas que tengo que hacer todos los días y lo útil que sería tener una suerte de copia virtual de mi mismo para ayudarme a terminarlas.

Bueno, espero que les haya gustado, diganme que les pareció.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos