Con todo esto de la culminación del proyecto Transbordador Espacial este año, los nuevos horizontes de la NASA y su abandono forzado de las misiones en la órbita terrestre esta agencia está en un estado de vulnerabilidad como nunca antes, la misma organización que logró poner al hombre en la luna no va a colocar más satélites en órbita según directrices de la Administración Obama, la razón es simple recorte presupuestario, los asesores de Obama piensan que es más barato pagarle a otros para que desarrollen y lancen cohetes a la órbita terrestre, ya sea para enviar un satélite meteorológico o un equipo de astronautas a la Estación Espacial Internacional y aunque suene paradójico los primeros en la lista para ser contratados son los rusos por ser quienes tienen mayor  experiencia en esta área además de la NASA.

X-37B listo para el despegue, dentro de su vaina en el Atlas V

 

Prototipo X-37BCon este panorama surge una pregunta ineludible, uno dice “sí, enviar un satélite climático o cinco astronautas a la EEI es una cosa, pero ¿van a confiar sus satélites espías y otros artilugios militares a esas potencias “enemigas”?” Sí, lo sé, la Guerra Fría terminó hace 20 años pero para nadie es un secreto que sigue habiendo cierto roce y aires de competencia, estoy seguro de que en el mínimo tropiezo de EEUU Rusia y China tratarán de ocupar su lugar como potencias dominantes.

Pero esta pregunta creo que se contesta cuando le damos un vistazo al proyecto SECRETO del “avión espacial” X-37B, anteriormente de la NASA pero actualmente en manos del Pentágono y la Fuerza Aérea norteamericana.

Historia

Como es de costumbre, antes que nada un poco de historia, en 1998 la NASA abrió un concurso público para el desarrollo de una aeronave experimental no tripulada que permitiera probar nuevos sistemas capaces de reducir dramáticamente los costos de los viajes espaciales, en diciembre de ese año se declaró como vencedor en la licitación a Boeing Company quien obtuvo un contrato cooperativo con la agencia espacial por cuatro años y valorado en US$ 173 millones, donde los costos corrían a la mitad entre el ente gubernamental y la compañía antes mencionada.

Datos del X-37B y comparación de tamaño con el Transbordador espacialEn este periodo el Gobierno aumentó su cuota en unos US$ 40 millones adicionales, incluyendo US$ 16 millones  aportados por la Fuerza Aérea quienes supuestamente estaban interesados en probar tecnología capaz de mejorar futuras naves espaciales militares. En 2002 Boeing ganó otra vez la licitación, esta vez por US$ 301 millones. Pero en 2004 el proyecto le fue quitado a la NASA para dárselo a DARPA (acrónimo en inglés para Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa), sí los mismos que nos dieron el  Internet 😉 :D, y en 2006 se le transfirió a la Fuerza Aérea, lo cierto es que a partir del primer cambio de manos el proyecto se convirtió en algo del más alto secreto y totalmente volcado hacia asuntos militares.

Nada de extrañar cuando en 2005 el General Lance W. Lord, en ese entonces Comandante de la AFSPC (siglas en inglés de Comando Espacial de la Fuerza Aérea), afirmó al New York Times “La superioridad espacial no es nuestro derecho de nacimiento, pero es nuestro destino. …La superioridad espacial es nuestra misión diaria. La supremacía espacial es nuestra visión del futuro” y el premio Nobel de la Paz de la Casa Blanca debe estar muy de acuerdo con esa visión porque mientras recortan presupuesto a los proyectos civiles de la NASA y los deja en manos de empresas privadas, para la Fuerza aérea sí hay presupuesto para llevar adelante no sólo al X-37B sino también un proyecto de una nueva generación de cohetes reutilizables que serían probados por los militares a partir de 2013, pero sólo para uso en cuestiones de “defensa”.

 

Actualidad

El 3 de diciembre de 2010 un X-37B aterrizó en la Base Aérea Militar Vandenberg en California luego de una exitosa misión de 224 días. Según el gerente del proyecto el Teniente Coronel Troy Giese estaban muy complacido porque la aeronave había cumplido todos sus objetivos en su primera misión, pero se negaron a revelar detalle alguno de esos objetivos.

Por supuesto, el que le hayan dado ese proyecto a los militares y todo este secretismo da lugar a especulaciones que lo que hacen es tensar las delicadas relaciones diplomáticas en este periodo de relativa calma entre los titanes del planeta, de hecho Zhao Xiaozhuo, un investigador de estudios militares quien trabaja para la Academia de Ciencias Militares del Ejército Popular de Liberación de China ha declarado que se considera que el “avión espacial” tiene valor militar debido a que puede transportar sistema de apoyo al combate, convertirse en una plataforma espacial de lanzamiento de armas e incluso funcionar como un arma anti satélites, y lo peor es que tiene toda la razón, de hecho recordemos que Bush había ordenado en 2004 la reactivación del proyecto Guerra de las Galaxias (Star Wars) que era un proyecto bocetado en la década de 1980 en el que se proponía poner en órbita satélites armados con misiles no explosivos e incluso rayos láser de alta energía con fines “defensivos” según ellos.Boeing X-37B tras su aterrizaje en diciembre 2010

Todo esto está causando una escalada que podría detonar la nueva fase de la carrera espacial, pero esta vez es más oscura, es una etapa donde podríamos empezar a ver armamento nuclear o de cualquier otro tipo en órbita, imagínense el daño que haría un proyectil de Uranio empobrecido lanzado desde órbita, apuntando a todos los países del globo bien porque algunos son aliados de EEUU y otros porque son aliados de los chinos, rusos o de cualquier otro rival a la Gran Potencia de Occidente. De hecho en marzo de este año Oleg Ostapenko el jefe de la división de las fuerzas armadas rusas encargada de los asuntos militares en el espacio dijo que ya están trabajando en un avión espacial para contrarrestar al minitransbordador de la USAF, su nombre es muy poco original “X-37 Ski” y aunque no dieron más detalle sabemos que trabajaran para que haga TODO lo que CREEMOS que puede hacer el X-37B y posiblemente más.

Por su parte, EEUU tiene programado una nueva misión para su avión espacial con despegue el 22 de abril de 2011, es decir en apenas cuatro días contados desde hoy, nadie sabe cual es su misión, sus objetivos o cuanto tiempo exactamente estará en órbita.

Tristemente debo decir que para mí la nueva carrera para militarizar el espacio ha comenzado. ¿qué opinan ustedes? ¿No pasará a mayores o se intensificará? ¿Cuáles creen que podrían ser las consecuencias de una “Guerra de Satélites”? ¿estamos a las puertas una Guerra Fría 2.0? abramos un debate aunque sea solamente especulativo, recordemos que después de todo este es un blog de ciencia ficción también. 😉

René L. Lara A.

 

Más información en:

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/nuevo/minitransbordador/espacial/secreto/regresa/Tierra/elpepusoc/20101205elpepusoc_2/Tes
http://www.space.com/337-nasa-transfers-37-project-darpa.html
http://www.wsws.org/articles/2008/feb2008/miss-f22.shtml
http://www.spacedaily.com/reports/The_Militarization_of_Outer_Space_The_Pentagon_Space_Warriors_999.html
http://www.dailymail.co.uk/news/worldnews/article-1268138/X-37B-unmanned-space-shuttle-launched-tonight.html
http://news.discovery.com/space/secret-mini-shuttle-lands-in-california.html

Comparte este artículo con tus amigos