Hace mucho mucho tiempo, en una época ya casi olvidada de los videojuegos, por allá por el año 1999 salió Warlords Battlecry, un juego de estrategia en tiempo real, ambientado en el universo de otro juego de estrategia por turnos llamado simplemente “Warlords.” Estos juegos compartieron buena parte del arte, las razas, las unidades y las construcciones, etc.

Warlords Battlecry era un RTS muy similar a otros juegos de la época, construcción de base, creación de unidades, etc.  Pero lo que destacaba en Battlecry era que tenía un héroe  que iba ganando experiencia; nada novedoso si lo vemos desde la perspectiva actual don la multitud de clones de DOTA que han salido, pero estamos hablando de un juego que es tres años anterior a Warcraft III, y que en mi opinión maneja el concepto de los héroes de forma superior a como lo hizo el clásico de Blizzard.

Warlords Battlecry Screen 1

El detalle genial de este juego era que desarrollabas tu héroe dentro y fuera de la campaña y nunca perdías la experiencia ganada, a diferencia de WarCraft III en donde el héroe perdía todo lo ganado al terminar la batalla (a menos que estuvieses jugando la campaña claro está). No solo eso, en Battlecry, el héroe podía configurarse enormemente, diferentes razas, variadísimas clases, habilidades, hechizos, e items, que te garantizaban poder crear un héroe totalmente adaptado a tu estilo de juego.

Como es de imaginarse aquella variedad de posibilidades tan enormes daba paso a muchos desbalances, pues los jugadores siempre encuentran esa combinación que resulta invencible, pero si soy sincero a mi aquello nunca me robó el sueño.

Warlords Battlecry tuvo tres versiones, todas realizadas con el mismo motor en 2D, y en muchos casos reciclando el arte de muchos iconos, unidades y construcciones; de hecho creo que fue uno de los últimos juegos en hacerse en 2D, pero hay que admitir que en su última versión el juego se veía muy bien, aquella multitud de razas (16) cada una con sus unidades sus bases diferentes, sus héroes, etc. Pero de paso las animaciones también eran geniales.

Warlords Battlecry Screen 2

Un detalle muy interesante y a mi juicio muy innovador que tuvo este juego en aquella lejana época era que si bien arrancabas con unas pocas minas en tu base, no eran suficientes para para ganar la batalla, y te tocaba salir a capturar las minas que estaban en medio del campo de batalla, pero a diferencia de otros juegos en donde las minas están protegidas, y donde tienes que invertir en colocar obreros, construcciones, etc. Aquí las minas comenzaban a funcionar automáticamente. De forma similar a como sucede hoy día con los juegos de Dawn of War. Si bien podías mejorarlas con obreros posteriormente, en cuanto las capturabas comenzabas a ganar el recurso.

Quien captura las minas es tu héroe, así que te toca mantenerlo en movimiento capturando nuevas minas y protegiendo las que ya ha capturado. Alternativamente también puedes optar por no capturarlas y en cambio destruirlas, eso te da una buena cantidad de recursos en el momento y las minas quedan inútiles por una buena temporada, pero ojo, eventualmente se repararán. Lo que comúnmente yo hago es capturar las minas que quedan cerca de mi base, y destruir las que quedan mas lejos.

Cuando el juego ya está bastante avanzado también puedes construir “Generales” unidades muy poderosas que también pueden capturar aunque mas lentamente que tu héroe.

Las construcciones son muy importantes en Battlecry, pues cada nueva construcción aumenta la cantidad de unidades que puedes controlar, así que para tener un ejército grande necesitarás también una base muy grande.

Warlords Battlecry Screen 3

Otro aspecto interesante es que tu héroe tras cada batalla gana un “séquito” algunos soldados que deciden seguir a tu héroe hasta la siguiente batalla, esto vuelve la estrategia aún mas interesante pues dependiendo de las condiciones de la nueva batalla, puedes acompañar a tu héroe de poderosas unidades o hasta de un general, cambiando así la batalla desde antes de que comience.

En esta época en que nos venden nuevos mapas para los juegos que ya tenemos, es extraño pensar que en aquella época muchos juegos como este, venían con una función que te crea el mapa aleatoriamente de acuerdo a tus gustos.

Por supuesto al igual que todo juego viejo, Warlords Battlecry III tiene una variedad de MODs disponibles para mejorar o cambiar el juego, he probado varios y si soy sincero, aún no me han convencido, si consigo uno interesante les avisaré (o por el contrario, si ustedes descubren uno que valga la pena, avísenme).

En los foros de Enlight hubo conversaciones sobre el desarrollo de un nuevo Battlecry IV, pero no parece que lo vayamos a ver pronto.

Warlords Battlecry fue una serie de juegos geniales, cada uno mejor que el otro y que lamentablemente poca gente conoce hoy día, pero si deseas conocer un poco de la historia de los RTS (y de los MOBA) deberías darle un ojo pues es uno de los juegos mas interesantes del genero.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos