Si en el mundo hay un tópico realmente interesante, y que causa mucho escozor es la relación entre economía—salud—y el derecho a la vida. Esta idea, hasta cierto punto, es la que se plantea la última película que vi anoche: Repo-Men. Este es un thriller de acción y ciencia ficción, de origen Canadiense-Americano que data del 2010 y que tiene como protagonista a Jude Law y a Forest Whitaker. La película está basada en la novela de Eric García titulada: The Repossession Mambo   

Yo pensaba que esta película estaba basada en Repo!The Genetic Opera; porque el tema en esencia era el mismo, pero en formas y otras cosas era diferente, pero ya veo que no. Ahora bien, dejando de lado esto, vamos a los que nos concierne: ¿De qué va la película? 

 
Trama 

 
 
Estamos en el futuro, después de una devastadora guerra, la tecnología ha avanzado mucho. Existe la tecnología para crear órganos artificiales (Artifórganos) compatibles, y métodos quirúrgicos que facilitan estos proceso. Una persona, ya puede casi para siempre, y es mucho mejor que hacerlo con los órganos que el destino te dio; todo esto a través de la compra de los mismos a créditos y por módicos pagos, suena todo genial hasta que te retrasas con los pagos y envían tras de ti a los recuperadores. Hombres hábiles y expertos, que se dedican a recuperar esos órganos y a minar el mercado negro. 

 
Nuestra historia trata sobre Remy (Jude Law) un recuperador muy bueno, pero que tiene problemas en su matrimonio debido a su trabajo. Después de un accidente laboral, Remy tendrá un artifórgano, pero perderá (a raíz del trauma) el empuje en su trabajo, atrasándose en los pagos y viéndose en la necesidad de huir para sobrevivir, ahora está en la otra acera del frente ¿Cómo resolverá Remy ese dilema? 

 
 
Comentario 

 
 
Repo-men es una historia movida e interesante que, al parecer, según leo por la red se quedo corta, pero que a mí me pareció interesante (por algo la comento) y que me permite hacer unas cuantas reflexiones. 

La historia tiene un sabor a Cyberpunk único (sin calzar de todo en la estética de este género) mezclado con mucha cotidianidad (estamos como en el 2025) que se puede atestiguar a través de un contexto donde una corporación como la Unión, tiene el poder de disponer de la vida de los ciudadano si estos se atrasan en el pago. Tener una fuerza militar propia, y además de que sus políticas han minado al Estado Norteamericano. (Vamos la mayoría de los componentes) pero esto no es lo trascendente, sino el tópico que se ha tomado en la realidad, y es ¿hasta qué punto es ético y moral, la practica medica transformada en una negocio? ¿Podría algún día la tecnología avanzar hasta ese punto? frente a esta era de crisis en todo el mundo ¿algún día cederán de tal manera los Estados frente a las corporaciones? Dejando de lado estas interrogantes corte especulativo, diré que la primera pregunta, se responde con facilidad al recordar que el consenso global, en lo referente a la medicina es, que sin duda es más rentable tratar la enfermedad que curarla de raíz. 

Todo esto hasta aquí genial, pero ¿Qué hay de la película? Las actuaciones de Law es muy buena, y la de Forest Whitaker realmente solemne al mostrarnos un personaje que a momentos parece un gran amigo del protagonistas, a otros un sociópata en pleno, pero he de comentarle que al final será el personaje más humano de la película. 

Ágil y realmente veloz, son los adjetivos que yo usaría para definir esta película, en la cual hay pocos momentos de reflexión, aunque si han un punto donde hay un giro de tuerca brutal a la película, que al final nos dejará viendo estrellitas y diciendo: genial. 

En fin, es una película realmente interesante y muy buena, tanto por lo que plantea, como por los elementos de acción; que si bien no llega al punto brutal de una verdadera película de acción, por ello no dejan de ser entretenido. 

En fin, recomendada con fe. Vale la pena 

100% recomendable.  

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos