¿Y cómo hiciste para verla si nunca llegó a Venezuela? Se preguntarán muchos de ustedes, y la respuesta también la saben, gracias a las magias de “las Internets” 😉

Me enteré de esta película a través del comic que apareció en XKCD

Y conseguí la película con relativa facilidad aunque no con gran calidad. Pero eso es de la menor importancia, esta película se trata del guión, no de los efectos.


Idiocracia cuenta la historia de nuestra sociedad actual, las tendencias que vemos acentuarse cada vez mas, en nuestro alrededor, por un lado, ser ignorante, mal educado, grosero, hostil, violento, se está convirtiendo en bueno; observemos como en la actualidad los grandes ídolos son los cantantes de reggaeton. Además observemos la actitud que asumen ciertos lideres latinoamericanos para corroborar lo que estoy diciendo.
Por el otro lado, tenemos la otra cara de la moneda, la actitud de la gente que no es grosera, no es hostil, está bien educada, pero que tampoco hace nada. Es preferible quedarse callado, no meterse en problemas, que todo se resuelva solo, que nadie me moleste a mi…

El director Mike Judge, extrapola estas dos tendencias y nos muestra el posible futuro, que en muchos casos se parece demasiado al presente que vivimos en ciertos países latinoamericanos, la idiocracia, el gobierno de los idiotas.

Idiocracia, nos cuenta la historia del soldado Joe Bauers (Luke Wilson) quien junto a Rita (Maya Rudolph) es utilizado como conejillo de indias para un experimento de criogenia durante un año. Lamentablemente después que los protagonistas han sido puestos en stasis, el proyecto es olvidado; y Joe no volverá a despertar hasta 500 años en el futuro…

La visión que nos muestra Mike Judge del futuro es evidentemente exagerada, una crítica social, una alerta sobre nuestras actitudes actuales, una advertencia sobre lo que debemos hacer en el presente para evitar ese futuro.

Idiocracia es una película que pudiera parecer estúpida, una película que seguramente te molestará (a mi me molestó) pero que seguramente te hará reflexionar sobre tus actitudes, tus acciones y omisiones.

Ademas es una película muy graciosa, que nos da la oportunidad de reírnos de nuestra propia estupidez.

Idiocracia puede resultar ofensiva, difícil de ver en ciertas partes, pero imperdible, se ha convertido en una película de culto.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos