homeland_cory_doctorow

La imagen de arriba pertenece a la portada de Homeland, secuela a la exitosa novela de Cory Doctorow, Little Brother, que como todos sabemos puede encuadrarse dentro del subgénero de la Ciencia Ficción “Mundana”, que cada día cobra mas y mas seguidores. Cosa que es de entenderse, cuando vivimos en un mundo en donde los mas jóvenes tienen dificultad en creer que alguna vez pisamos la Luna y en un mundo en donde el cambio tecnológico tan solo se acelera cada vez mas y mas.

Tanto se ha acelerado el cambio tecnológico que el futuro ya nos ha alcanzado. Ya no necesitamos a la Ciencia Ficción para que nos explique los cambios que traerán las tecnologías del mañana, ahora necesitamos que la Ciencia Ficción nos explique los cambios que trae las tecnologías de hoy.

Hace poco estuve analizando Little Brother nuevamente (para el Curso de ciencia Ficción y Fantasía de Coursera) y además de continuar encontrándola muy interesante, también me puse a pensar en lo siguiente.

  • Primero que estas novelas y las historias que pueden incluirse en este subgénero, tienen como objetivo a un público muy reducido, ¿por qué? Porque no todo el mundo sabe ¿qué son estas tecnologías? ¿Cómo funcionan? ¿Cómo pueden ser utilizadas en el día a día?

Por lo menos en mi caso me ha tocado ver gente que rechaza utilizar una tecnología tan de día a día como las redes sociales por ejemplo, ¡carajo! Hay gente que sigue navegando con Explorer, hay gente que no sabe lo que es Linux, lo que es Open Source. ¿Qué esperanza hay entonces de que entiendan lo que es un chip RFID, lo que es un pendrive encriptado o lo que es un mundo virtual.

  • Y segundo que las historias enmarcadas en este subgénero envejecerán mal. Imaginemos por un momento que esta moda por la Ciencia Ficción Mundana se hubiese iniciado unos 20 años atrás y entonces alguien escribiera historias sobre las “tecnologías punta” del momento, digamos por ejemplo los teléfonos celulares. Claro en el momento se sentiría muy bien, muy cool, pero ¿qué pasaría con esas historias hoy en día?

Ahora preguntémonos, ¿qué va a pasar con una historia como Little Brother dentro de 20 años? ¿30 años? Llegará un punto en donde incluso tendrán dificultades incluso en pensar en esa historia como Ciencia Ficción. Comparemos esto por ejemplo con una historia como Dune de Frank Herbert que puede ser leída dentro de 500 años y sin embargo continuará manteniendo el mismo sabor.

La Ciencia Ficción Mundana es un subgénero interesante y me atrevería a decir que incluso hasta indispensable, pero también es difícil, muy difícil, tanto para el lector como para el escritor.

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos