Caña de Azucar

Para desarrollarse las plantas necesitan grandes cantidades de nitrógeno, durante años los agricultores han invertido grandes cantidades de recursos en fertilizar los suelos con nitrógeno, obtenido a partir de combustibles fósiles a grandes precios. Pero no solo es costoso para los agricultores, también tiene un alto costo ecológico pues los fertilizantes se cuelan en el ecosistema y alteran el orden natural (un ejemplo de esto lo vivimos los Venezolanos con la Lemna en el Lago de Maracaibo).

Pero quizá lo mas triste del asunto es que el Nitrógeno es un compuesto que existe abundantemente en el aire que todos respiramos pero que la gran mayoría de las plantas no aprovecha.

Pero recientemente un grupo de investigadores de la Universidad de Notthingham con el profesor Professor Edward Cocking a la cabeza descubrieron que existe una bacteria en la caña de azúcar que ayuda a la planta a tomar el nitrógeno del aire. Y han desarrollado una técnica para impregnar las semillas de otras plantas (distintas a la caña de azúcar) con la bacteria para que al desarrollarse cada célula de la planta puede desarrollar una relación simbiótica con la bacteria y pueda obtener nitrógeno con mayor facilidad.

La tecnología ha sido licenciada a Azotic Technologies y pronto comenzarán pruebas en todo el mundo.

Ahora la pregunta es ¿cuanto nitrógeno puede ayudar a fijar la bacteria? Porque la Caña de Azúcar también se fertiliza con nitrógeno, así que es evidente que la bacteria no sustituye toda las necesidades de la planta.

Pero de cualquier manera, creo que son buenas noticias. De seguro esto conseguirá que los precios en la industria agrícola se reduzcan, pero por otra parte los países monoproductores de petróleo como Venezuela quizá se encuentren con que el precio del crudo se reduzca.

Mas información: Earth Techling, UK Campus.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos