Parece que no solo es Google el interesado en llegar a la Luna.
El día de hoy la Agencia espacial Japonesa JAXA, lanzó exitosamente su sonda lunar KAGUYA; una nave que orbitará y estudiará la Luna.
En el video podemos observar el lanzamiento (es curioso escuchar la cuenta regresiva en japonés).

Pero no termina allí, por el contrario, los Chinos también planean su misión Lunar, al igual que lo hacen los Indios, los Rusos e incluso los Norteamericanos están planeando regresar.
¿Por qué este cambio? Evidentemente, tenemos el surgimiento de estos nuevos poderes, China e India; las naciones desarrolladas se ven obligadas a despertar y desperezarse ante estos nuevos e impetuosos competidores que con enorme rapidez y efectividad están intentando ponerse a la par con los antiguos poderes.
Luego tenemos el descubrimiento del agua en los polos de la Luna, súbitamente la Luna, se convierte en un lugar mucho más deseable por el simple hecho de que se puede conseguir agua allí. El agua no es útil solamente para permitir la vida de los humanos en la superficie de nuestro satélite; también puede usarse para toda una serie de procesos químicos como por ejemplo obtener hidrogeno y oxigeno.
Por último aunque no menos importante tenemos el Helio3. Este material bastante extraño en la Tierra es mucho más abundante en la Luna; el Helio3 es un isótopo del Helio que posee un Neutrón adicional; este elemento permite realizar ciertas fusiones atómicas que son mucho más eficientes que las fusiones normales que estudiamos en estos momentos.

Cuando nos ponemos a pensar en la forma en la que continúan subiendo los precios del petróleo y la demanda de energía (sobre todo con el increíble desarrollo de China), cualquier forma de facilitarnos y acelerar el desarrollo de la fusión controlada (o sea energía barata) suena bien.

Adicionalmente tenemos la cuestión del Turismo Espacial, este no es un asunto de ser tomado a la ligera; la industria del turismo mueve mucho dinero en la actualidad; tomemos en cuenta que existen países completos que viven exclusivamente del Turismo y que ya se han pagado grandes sumas de dinero por llevar Turistas al espacio.
Con una base en la Luna y con abundante agua disponible; Nuestro satélite natural pudiera ser un atractivo destino turístico; seguirá siendo costoso durante muchos años (para los prestatarios del servicio y para los clientes), pero eventualmente se convertirá en una fuente de ingresos considerable.

No obstante, a mi juicio, la aplicación más interesante de una base Lunar sería aprovechar la baja gravedad de la Luna en nuestro beneficio; con esto en mente podríamos poner en marcha uno de los planes que Gerard K. O’Neill proponía en su conocido libro “High Orbit.” La construcción de un acelerador magnético en la Luna probaría ser muy útil para lanzar materiales (y no olvidemos el agua) fuera de la gravedad lunar a un costo bajo; con esta capacidad podríamos construir Satélites de Energía Solar (SPS) y establecimientos orbítales, rápidamente y a precios reducidos; una vez que controlemos el poder del Sol ¿Quién necesitará preocuparse por problemas de energía?

Si lo miramos desde cierta perspectiva, quizá la Luna sea la puerta del infinito.

Página Web de la agencia Espacial Japonesa JAXA:
http://www.jaxa.jp/index_e.html

Página web de la agencia espacial Hindú:
http://www.isro.org/

Pagina Web de la agencia espacial Rusa:
http://www.roscosmos.ru/index.asp?Lang=ENG

Noticias del Programa espacial Chino:
http://www.spacedaily.com/dragonspace.html

Comparte este artículo con tus amigos