Jack Vance es uno de los autores que mas admiro, de la mano con Asimov y Frank Herbert (por cierto amigo personal de Vance y quien aparece en este libro en mas de una ocasión). Tenía ganas de leer su autobiografía desde hace tiempo y de hecho había comenzado a leerla unos años atrás cuando en una de esas tantas descomposturas de la tablet que estaba usando entonces, perdí el animo. Pero algunos días atrás me tropecé casi por casualidad con el libro nuevamente y decidí volver a comenzarlo y me ha atrapado de una manera, que no lo solté hasta hace unos instantes.

¡Que vida la de este caballero! Vaya personaje tanto o mas interesante que lo muchos personajes que abundan en sus libros. Sinceramente un hombre como pocos.

Jack Vance

Para quienes no lo conozcan, Jack Vance con frecuencia llamado “El Creador de Mundos” es un famoso escritor de fantasía y Ciencia Ficción, entre sus trabajos mas famosos se encuentran la legendaria saga de “La Tierra Moribunda” que posteriormente serviría de inspiración para Dungeons & Dragons; también es el autor de otras obras como la trilogía del Anomo, La saga de Los Príncipes Demonio, la serie del Planeta de la Aventura, y muchas otras maravillosas historias que han despertado la admiración y la inspiración de los fanáticos durante décadas.

Yo había escuchado muchas cosas sobre Vance, de otros autores quienes fueron sus amigos, de fanáticos, en entrevistas, etc. se decía que el autor había vivido una vida en efecto extraordinaria, que había viajado mucho y que había mostrado su genio desde muy joven. Pero sinceramente no me esperaba la escala de lo que narra el hombre de su propia mano.

Sin deseos de entrar en demasiados spoilers (uno que otro) Jack Vance comienza narrando las dificultades por las que pasó su madre para levantar a él y a sus hermanos luego que el padre y una tía les jugaron una mala pasada. Esto ocurre poco antes de que comenzara la gran depresión, así que su infancia y su juventud transcurren en una crónica dificultad económica. Vance por lo tanto se ve en la necesidad de buscar trabajo desde muy joven, y a pesar de situarse durante una época difícil, trabajo no le faltó al hombre. Hizo de todo, minero, carpintero, músico, etc. Y no contento con eso se pasó por la universidad y se dio el lujo de trabajar en el periódico universitario y cambiarse de carreras en mas de una ocasión.

Es impresionante la multitud de vivencias, que experimenta y recuenta Vance, desde una jovencita de la que se enamora en las costas de Chile cuando trabajó en la marina mercante, pasando por un pajarito que tuvieron de mascota cuando estuvo en un campamento en la India con su familia, hasta la perdida de su visión y como tuvo que adaptarse para seguir escribiendo.

Jack Vance Collage

Desde muy joven, Vance se dedica a viajar, primero buscando trabajo alrededor de todos los USA, luego cuando estalla la Segunda Guerra Mundial en la marina mercante a los mas diferentes destinos, y eventualmente cuando ya ha alcanzado cierto éxito como autor por su propia cuenta a áreas mas turísticas, pero siempre con una llama de aventurero encendida.

No cabe duda que todas esas experiencias se reflejan en sus libros, todas esas culturas extrañas y al mismo tiempo tan similares, esos paisajes tan preciosos que describe, los lenguajes, la arquitectura, etc. Surgen porque el mismo Vance viajo y viajó a lo largo y a lo ancho de este mundo y constató con sus propios ojos las maravillas y miserias de nuestro mundo y a través de esas experiencias creó sus mundos propios.

Los viajes de Vance no eran los de un simple turista, el autor con frecuencia tomaría a su esposa y su hijo y se marcharía por meses a Escocia, España, India, Colombia, etc. Desde donde continuaría trabajando en sus historias. Es claro que esos cambios de perspectiva le sirvieron de mucho a la hora de tener ideas innovadoras.

A nivel personal este libro me deja con una sensación agridulce, por un lado mi admiración hacia Jack Vance crece desproporcionadamente luego de conocer su vida de forma tan personal; pero al mismo tiempo miro a mi vida y me quedo con la sensación que tendría cualquiera que compara su vida con la de un prodigio…

Pienso sin embargo que debe servirme de inspiración para animarme a continuar mejorando a pesar de todas las dificultades por las que he pasado, debo recordar que Vance también pasó por una crisis terrible en su país y por tremendas dificultades económicas y familiares, pero a pesar de todo eventualmente terminó siendo una leyenda.

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos