Hace pocos días se me dañó la computadora (nuevamente) y mientras la reparaba también leí esta novela, la segunda parte de Old Man’s War, me quedé sorprendido otra vez de lo corto que es el libro y de lo rápido que se lee, muy buen ritmo, buena acción, buenos diálogos; en general muy buena novela.

Pero no cabe duda que Scalzi es un escritor extraño y arriesgado ¿por qué? Bueno, vamos a ver, escribe Old Man’s War y consigue un éxito rotundo con los lectores, pero en lugar de capitalizar en ese éxito presentándonos otra historia con el mismo protagonista, se lanza en un salto al vacio con un personaje totalmente nuevo, Jared Dirac. Pero lo mas curioso del asunto es que también tiene éxito de esta forma.

A través de Dirac, el autor nos muestra otro interesantísimo aspecto de su universo de ficción, “Las Brigadas Fantasma” a las que hace referencia el título de la novela, una organización militar secreta, una especie de SEALs  o Fuerzas Especiales del futuro, soldados nacidos para el combate con multitud de manipulaciones genéticas y un riguroso entrenamiento que los convierte en verdaderas máquinas de matar, aunque quizá a ellos no les guste esa denominación.

¿Cómo piensa un ser humano creado artificialmente con súper fuerza, intelecto superior y reflejos mejorados? ¿Puede una criatura de ese tipo continuar siendo leal a un mono que evolucionó aleatoriamente?

Si con Old Man’s War éramos introducidos a este universo, con Ghost Brigades nos introducimos mas profundamente en los entresijos de la política, la diplomacia y las operaciones Militares de las Fuerzas de Defensa Colonial. Pero mas importante aún es que comienza a delinearse con mayor claridad hacia donde se dirige Scalzi con esta historia.

¿Qué es la CDF? ¿Por qué esta hegemonía militar domina los asuntos de toda la humanidad? ¿Por qué actúa de formas tan misteriosas? ¿Es la CDF el gobierno ideal para la administración de la humanidad? ¿Trabaja la CDF para el beneficio de toda la humanidad o para perpetuarse a si misma?

Me sigue pareciendo que la tecnología se siente todavía un tanto anticuada, aunque se nota que el avance científico no se detiene, hay un par de personajes científicos que son importantes y en cierta forma mueven bastante la trama y se nota que la diferencia en la forma en que las Brigadas Fantasma utilizan el famoso Brain Pal es radicalmente distinta a como lo usan los soldados comunes.

Una excelente novela que se lee rápido, está bien balanceada, tiene buen ritmo y es muy entretenida. Altamente recomendada.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos