Pues mientras les he estado escribiendo de diferentes tópicos continúo tropezándome con el SteamPunk.
Ya les he mostrado varios WebComics que se desarrollan en esta ambientación, Pinky TA y Girl Genius, cuando hablamos de películas; después de Wild Wild West, tuvimos a La Liga de los Hombres Extraordinarios, y ya llegó StarDust que también clama desarrollarse bajo este subgénero, pero la cosa no para allí, resulta ser que Warmachine es un juego de miniaturas que ya tiene algún tiempo saliendo y en él podemos encontrar a estos “WarJacks” que son definidos como enormes golems propulsados por vapor; además cualquiera que haya jugado “Rise of Legends” tiene que reconocer que los “Vinci” tienen una estética muy interesante.

Pero todos estos universos son muy diferentes entre si, en unos la magia juega un papel muy fuerte, en otros apenas existe ¿Cuál es entonces la característica que los engloba dentro del SteamPunk?

¿Será el vapor? La palabra lo dice ¿no? Steam-Punk; pero por ejemplo en la novela de Tim Powers (uno de los autores más importantes del subgénero) “La Última Partida” no vemos artefactos de vapor por ningún lado; y sin embargo esta obra es considerada SteamPunk.

¿Basta entonces una ambientación victoriana? Por ejemplo, ¿podríamos meter en este mismo saco a Harry Potter? No, definitivamente no. Aunque Hogwarts y buena parte del mundo mágico de las novelas de Harry Potter tiene lugar en ambientes de toque victoriano, todos sabemos que Harry Potter es fantasía y nunca se ha pretendido que sea nada más.

Todavía se puede leer en lo que fue Cyberdark, un interesante artículo sobre este tema escrito por Julián Diez, que se puede encontrar aquí:

http://www.cyberdark.net/portada.php?edi=6&cod=227

Allí Julián utiliza una afortunada frase “Fantasía dura” este concepto se lo atribuye Julián a el mismo Tim Powers y considero que es muy útil ¿Por qué? Al igual que sucede con la ciencia ficción dura, en donde uno sabe cuales son los límites de la tecnología, descrita en la historia; así también es interesante encontrarse con una historia de fantasía en donde la magia tiene algún basamento, la magia es magia y por lo tanto inexplicable, pero por ejemplo en “La Última Partida” hay una escena en donde los protagonistas para ocultarse de los poderes psíquicos de sus enemigos, utilizan cartas y toda una parafernalia para así enmascarar las características especiales de los protagonistas. También en “Las Puertas de Anubis” nos encontramos varias veces con esta “magia organizada” por ejemplo recuerdo la ocasión en que un personaje utiliza un ritual para comunicarse a través de una gran distancia, pero como los materiales del ritual no eran los adecuados, o el ritual en sí no estaba bien preparado, la comunicación fue de bastante mala calidad. Me acuerdo que cuando leí de esta magia disfuncional, me dije que era un excelente toque de parte de Tim Powers y que esto ayudaba enormemente a la “suspensión de la irrealidad.”
Una magia que no siempre funciona bien es mas creíble y tiene visos de ser más una ciencia incomprendida.

Todo lo contrario ocurre con Harry Potter, en donde no paran de sacarse conejos del sombrero una y otra vez; yo entiendo que la magia no posee límites dentro de esa historia, es cierto; pero esto mismo complota para reducir su credibilidad. La Rowlings falla miserablemente al tratar de explicarnos a tiempo cuales son las cartas con las que estamos jugando, y siempre en el momento más clave nos sale con aquello que nadie había podido sospechar y a mi juicio nos daña la diversión.
Me recuerdo también de aquella novela de Moorcock “Elric de Melnibone” a Elric le pasaban miles de tragedias, pero uno sabía que al final Elric siempre se sacaría un conejo del sombrero y resolvería el asunto, las novelas eran divertidas, pero ¿creibles? No.
Por supuesto, yo al igual que ustedes sigo amando la fantasía tipo Tolkien, o Ursula K. Leguin, pero la calidad literaria de estos autores les da una cierta habilidad para superar las dificultades al momento de hacer sus historias “realistas” y si se ponen a analizarlas el uso de la magia es más bien medido con un gotero.

¿Podríamos definir el SteamPunk entonces como una aproximación más seria al genero fantástico? Pudiera ser, pero evidentemente también es mucho más que eso.

De lo que no cabe duda es que el SteamPunk se ha puesto de moda, creo que esto es bueno y que nos esperan cosas muy buenas en este territorio.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos