Hace falta más información con respecto al Google X prize, la mejor prueba de esto es que incluso una revista tan prestigiosa como Popular Mechanics se equivocó con respecto a esto. El artículo se titula: “5 Reasons Nobody Will Win the Google Lunar X Prize,” Las 5 Razones por las que nadie ganará el Premio Google X.
http://www.popularmechanics.com/science/air_space/4222146.html

Esto es extraño viniendo de una revista tan excelente como Popular Mechanics, que siempre ha respaldado el desarrollo de la empresa privada en el espacio y siempre ha sido optimista a este respecto. Pero en fin, nadie es perfecto y un escritor mal informado puede dejar mal a una revista completa.

Vamos a responder a las 5 razones una por una:

Burt is Busy: Ellos se refieren a “Burt Rutan,” diseñador de la Space Ship One y director de Advanced Composites el equipo ganador del premio X.
Me parece una razón un tanto cruel, si bien Rutan es verdaderamente un sujeto genial; no es el único genio; de hecho estoy seguro que ya hay muchas personas quienes estan poniendo sus neuronas a trabajar para conseguir este premio. Además hay muchas instituciones como la Universidad Carnegie Mellon o Armadillo Aerospace quienes ya están adelantados respecto a esto pues han estado realizando experimentos y diseños desde hace tiempo.

Not Enough in the Purse: Es decir, “no es suficiente dinero,” Creo que este es el error más importante y mas extendido; Al igual que David Nolan de Popular Mechanics, mucha gente cree que los equipos participantes tendrán que desarrollar un vehículo que les permita alcanzar la órbita, algo así como la Spaceship One; si fuese así, sería verdaderamente una locura, pero la realidad es que si leemos bien las condiciones del concurso en ninguna parte dice que no se pueda alquilar el cohete (o cualquier otro vehículo) de alguien más. De este modo se reduce mucho el costo; la otra preocupación es la dificultad de conseguir llegar desde la órbita hasta la Luna y luego descender el Rover con seguridad hasta la superficie Lunar.
Si bien no niego que será una tarea difícil, tampoco es imposible, no estamos planeando una misión tripulada y tampoco se necesita retornar el Rover al espacio lo cual reduce mucho los costos.
También hay que recordar que no necesariamente la cantidad del dinero del premio es la única fuente de financiamiento que los desarrolladores pueden esperar; es decir, el equipo que envíe el Rover hasta la Luna puede encontrar otras formas de financiamiento, tales como publicidad, mercadería, etc.

Not enough time: el factor “tiempo,” aquí el autor del artículo, David Nolan (quien ha escrito artículos excelentes antes, pero lamentablemente en este se equivocó totalmente) vuelve sobre su error, el destaca la dificultad que tendrán los equipos en desarrollar un aparato para alcanzar la órbita. Pero sabemos que no es necesario desarrollar una nave espacial desde cero, se puede simplemente utilizar un aparato que ya esté funcionando. Los otros componentes necesarios para ganar el concurso son mucho más sencillos, y como ya comenté antes hay equipos como el de la universidad Carnegie Mellon quienes ya estaban trabajando en esto hace tiempo.

Too darn tough: “Demasiado difícil,” dicen en referencia a la dificultad de bajar un Rover hasta la luna sin que este se vuelva pedazos, entre las dificultades se encuentra que no se puede utilizar la atmósfera para frenar, por que la Luna no tiene atmósfera. Por lo tanto lo único que podría usarse son retro cohetes para el frenado. Evidentemente si tenemos que usar un montón de combustible en retro cohetes, esto convierte al proyecto en mucho más costoso e ineficiente.
En esto tiene mucha razón, si tuviésemos prisa, por ejemplo si tuviésemos que dejar unos astronautas en la Luna antes de que se les acaban las provisiones de energía aire, comida y agua; pero ese no es el caso, lo que necesitamos aterrizar es un robot y podemos pasar meses si eso es lo que queremos desacelerandolo a través de los campos gravitatorios de la Luna y la Tierra. Adicionalmente recordemos que no estamos hablando de dejar caer una Viking, una de aquellas superpesadas sondas de principios de la era espacial; los avances de tecnología de nuestros tiempos permitirán la creación de un Rover liviano, económico y más que capaz de realizar todas las acciones que se le encomienden.

Its cooler to be green: “Es más chevere ser verde;” caramba que tristeza que todavía haya gente que padezca de esta falta de visión; no existe un proyecto más ambientalista que el de desarrollar el futuro de la humanidad en el espacio; por muy perfecto que podamos convertir a nuestro querido planeta madre; la Tierra no es más que un planeta, con recursos limitados, con espacio limitado y con una resistencia limitada; si queremos desarrollar todo el potencial de la raza humana necesitamos salir y permanecer en el espacio, querer vivir para siempre en la Tierra, es como un bebé que pretendiese vivir para siempre en el útero de su madre.

“La Tierra es la cuna de la mente, pero uno no puede quedarse en la cuna para siempre”
Konstantin Tsiolkovsy 1857-1935 Pionero de la Astronáutica.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos