Retorna a nuestras páginas Gustavo Scattareggia con un nuevo capítulo en su saga de Ciencia Ficción Militar, pero en esta ocasión la acción da un turno inesperado:

San Valentin

La tela del exotraje,‭ ‬ruda y pegada al cuerpo,‭ ‬es de color lila con detalles oscuros en los refuerzos.‭ ‬El chaleco blindado ajustado,‭ ‬típico de las tripulaciones de blindados,‭ ‬ y una pistola de‭ ‬6mm en la funda bajo el brazo con cargadores adicionales del lado opuesto del correaje.‭ ‬Sobre los cargadores,‭ ‬un cuchillo cerámico invertido,‭ ‬ que cae solo a la mano en caso de emergencia.‭ ‬ Sobre su cabello azul,‭ ‬el headset de comunicaciones‭ ‬ que sincroniza el nervio óptico y la comunican con la oficial al mando en la base y con los sensores de su‭ ‬ vehículo Puma de seis ruedas.‭

La sargento primero Rei Hernández tiene,‭ ‬ a sus veinte,‭ ‬cuatro rudos años de experiencia en combate en media docena planetas de la galaxia conocida‭; ‬siempre en misiones de reconocimiento.‭

Su segunda al mando es la cabo primero Lisa Bosco.‭ ‬Está vestida en forma análoga,‭ ‬sólo que el exotraje de la cabo primero es celeste oscuro con vivos azul eléctrico y su cuchillo reside horizontal en la espalda baja,‭ ‬donde termina el chaleco blindado.‭ ‬Ambas tienen a la mano un subfusil,‭ ‬también de‭ ‬6‭ ‬mm.
La misión de hoy es una más de una serie de infructuosas incursiones en lo que se entiende como territorio enemigo.‭ ‬Los scanners no lograron aun dar con la base de los alien que han hostigado el complejo militar humano y a las mismas unidades de reconocimiento como las de‭ ‬la Sargento Rei Hernández.‭ ‬Hasta ahora el material fisiológico obtenido,‭ (‬una cabeza y cierta cantidad de miembros mutilados‭) ‬dan cuenta que los aliens son descendientes de una mutación terrestre‭; ‬la misma raza pero con características evolucionadas,‭ ‬que fueron objeto de la guerra de los conejos,‭ ‬ejecutada con intensidad por los mercenarios espaciales de las guerras comerciales del siglo XXIII.‭

Dos siglos más tarde muestran cambios evolutivos adaptativos.‭ ‬Los científicos intentan dar con la clave de la velocidad de estos cambios que caracteriza a la especie,‭ ‬que hasta‭ ‬el descubrimiento de este planeta,‭ ‬se consideraba extinguida.

Mientras el vehículo Puma recorre el desfiladero amarillo,‭ ‬la Sargento primero observa las pantallas virtuales de su conexión.‭ ‬Casi se siente aburrida de que no haya novedades.‭ ‬La frustración empieza a apoderarse de su ánimo cuando un impacto seco golpea el costado del vehículo de seis ruedas que queda sobre su lado derecho.‭ ‬No hay una sola señal en los alrededores de actividad enemiga evidenciada en los instrumentos.

En milisegundos,‭ ‬la computadora del Puma evalúa la situación,‭ ‬desinfla los neumáticos sobre el costado en que está recostado y con la ayuda el brazo mecánico auxiliar lo pone en la posición correcta.‭ ‬Los neumáticos se inflan nuevamente y la sargento primero ordena la retirada,‭ ‬que implica la disposición automática de minas antipersonal y antitanque para dificultar una posible persecución.‭ ‬Si hubiera blancos detectados,‭ ‬el‭ ‬cañón de‭ ‬20‭ ‬mm.‭ ‬y el lanzagranadas estarían disparando automáticamente.‭

— ‬Mi sargento primero,‭ ‬tengo una estela IR.‭ ¿‬Procedo a la fuente‭?
Positivo.‭ ‬No tenemos nada firme.‭

El trabajo de las unidades recon es ese.‭ ‬El contacto mínimo y la retirada con información sobre la ubicación del enemigo,‭ ‬para atacarlo después con fuerzas superiores.‭ ‬Solo que los instrumentos no detectan nada,‭ ‬excepto el origen del disparo de cohete que puso al vehículo de costado.‭

El Puma se dirige ahora rumbo a la planicie de los cristales.‭ ‬Una llanura de lodo blando en el que el Puma desinfla las ruedas para disminuir el peso específico.‭ ‬La bestia de‭ ‬11‭ ‬toneladas tiene ahora una presión menor sobre el suelo que un infante cargado.‭ ‬Al llegar a una cordillera menor,‭ ‬el suelo se‭ ‬ endurece y los instrumentos suenan.‭ ‬Los cañones empiezan a tronar.‭ ‬Se escucha una golpe sobre la cubierta del Puma.‭ ‬Los instrumentos se apagan.‭ ‬La sargento primero y la cabo primero saben que están a ciegas.‭ ‬Ambas toman los subfusiles y esperan.‭ ‬Un sonido metálico las termina de perturbar:‭ ‬las respectivas tapas blindadas de sus puestos saltan con un sonido neumático.‭ ‬Una mano enguantada las arranca de sus puestos arrancando los arneses.‭ ‬La sargento primero Rei Hernández dispara su pistola en la cara de su captor.‭ ‬La cabo primero Lisa Bosco arranca pedazos del estómago de su enemigo con el subfusil.‭ ‬Ambas caen al suelo y son rodeadas.‭ ‬Combaten a la desesperada,‭ ‬hiriendo o matando a varios,‭ ‬hasta que caen inconscientes a golpes de culatazos.

 

La Base

Ambas están desnudas en una habitación blanca.‭ ‬El suelo y el techo emiten luz y calor.‭ ‬El piso es liso y amortigua los pasos.‭ ‬La sargento primero Rei Hernández siente un diente roto y ve que la cabo primero Lisa Bosco tiene la ceja izquierda surcada por una herida menor con sangre seca.‭ ‬Se miran,‭ ‬se saben prisioneras y desarmadas.‭ ‬Ni siquiera piensan en la desnudez.‭ ‬Una celda.‭ ‬No hay muebles ni artefactos de ningún tipo.‭ ‬La iluminación que primero es cegadora,‭ ‬parece venir de una claraboya electrónica que abarca todo el techo y trae luz de los dos soles de este planeta.‭ ‬Un sonido neumático habilita una puerta por la que entran dos alienígenas.
‭—‬Putísima madre‭; ‬boluda,‭ ‬son conejos.‭ —‬dice la cabo primero Bosco.‭ ‬

Sip.‭ ‬Y son hermosos. ‬

La cabo acierta en la apreciación.‭ ‬Lengin Tramos y Burton Herber son dos descendientes de una raza perdida cuyo mejor atributo es la adaptación y la capacidad reproductiva.‭ ‬Tienen miembros musculosos y ágiles.‭ ‬Miden‭ ‬1,‭ ‬90‭ ‬de cuerpo recubierto por una capa fina de pelo suave y brillante.‭ ‬Las orejas caen gráciles tras la cabeza.‭ ‬Lengin es negro con el rostro surcado por sectores blancos.‭ ‬Burton es de color chocolate profundo.‭ ‬Los dos tienen ojos azules.‭ ‬Son en términos de diseño,‭ ‬hermosos.‭

Son peludos.‭ ‬

Mi ex novio,‭ ‬el capitán Vásquez,‭ ‬también.‭ ‬

Qué lindos son‭…‬ 

Y hay verdades que son como planetas.‭ ‬Lengin abordó a la sargento primero,‭ ‬como el galán que es.‭ ‬La toma de un hombro,‭ ‬clava los dedos en el omóplato con el pulgar peludo en la clavícula,‭ ‬con la otra mano la toma de la cintura y la besa con violencia contenida.‭ ‬La sargento primero entiende así que ha estado demasiado tiempo sola.‭ ‬Lo abraza y lo besa,‭ ‬amándolo.

Tres días pasan desnudas en esa celda que aunque desprovista,‭ ‬es cálida.‭ ‬Los conejos fueron y vinieron comunicándose con señas que apenas importan.‭
El cuarto día despertaron en el vehículo en la misma planicie donde fueron capturadas.‭ ‬Ha sido reparado y reamunicionado‭; ‬incluso los arneses del asiento están es su lugar.‭ ‬Los sistemas están funcionando y en línea.‭ ‬La sargento ve a la cabo Bosco reclinada hacia delante con las palmas de las manos enguantadas cubriendo su cara.

‭—‬Lisa‭…

La cabo no responde.

‭—¡‬Lisa‭! … ¡‬Cabo primero‭!

No lo puedo creer boluda.‭ ‬Esto es rarísimo.‭ —‬Lo dice con la cara hundida en las palmas de las manos‭; ‬tratando de entender.

‭—‬Sep.‭ ‬Volvamos a la base.‭

¿No hay lecturas de la ubicación del lugar donde estuvimos‭?

Nada.‭ ‬Todo en cero.‭

Estuvimos tres días con los conejos.‭

No entiendo nada,‭ ‬pero me siento como nueva.‭

Yo igual.‭

El trayecto a la base del escuadrón de exploración‭ ‬7º Coronel Isidoro Suárez fue en silencio.‭ ‬Al llegar,‭ ‬las suboficiales son sometidas a un exhaustivo debriefing cuya consecuencia directa es una inspección médica completa.

La oficial médico capitán Alana Encortez observa los resultados de los análisis en la pantalla.‭ ‬Las muestras de tejido explican la existencia de una droga de características similares al LSD,‭ ‬usada en la antigüedad para fines recreativos.‭ ‬También señalaron algo que hizo enarcar el ceño de la doctora,‭ ‬que siempre es serio.‭ ‬Se enarcó aún más cuando las examinó con el scanner‭ ‬3D.

Felicitaciones chicas.‭ ‬Van a ser mamá‭; ‬y son sixtillizos.‭

El principio

‭—¿‬Vos pensás que realmente dimos el primer paso para que nos dejen de perseguir como raza‭?

Nos van a buscar y nos van a exterminar con más razones y con más odio.‭

El master Octum dice que hay que parar con la violencia y probar con el amor.‭

Históricamente,‭ ‬nunca funcionó.‭

Él lo sabe,‭ ‬pero dice que no tenemos que dejar de intentarlo.‭

No sé…‭ ‬Yo sentí que podría amar a las mujeres humanas.‭

Es el octum apertus.‭ ‬Te hace sentir cosas inmensas que después no caben en ningún lado.‭

¿A vos no te pasó‭?

¡Obvio que me pasó‭! ¡‬Pero lo racionalizo Leng‭!

Ya se me va a pasar.‭

Obvio.‭ ‬Tenemos entrenamiento de arma blanca por la tarde‭; ‬con eso se te olvida.

FIN

Muchas gracias a Gustavo por esta historia.

Y ustedes no olviden que está participando en el Desafío del Nexus de Febrero, así que si disfrutaron del relato no olviden darle al botón de facebook.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos