self-assembling-robot En la actualidad a la hora de desarrollar robots, diseñamos la forma y función de la máquina con mucha precisión, lo cual nos da un robot que termina siendo lo mejor que podemos construir para un trabajo en específico; pero que por lo general, es bastante inútil para todo lo demás.

Ahora imaginemos un robot que pudiera cambiar de forma y adaptarse a una nueva función, imagina no solo programar la función y los movimientos del robot, si no también su forma. Esto es lo que ha conseguido el joven investigador John Romanishin, todavía en una etapa muy básica pero sin embargo sorprendente:

Imagínatelo ahora con miles o millones de robots mas pequeños o con formas mas optimizadas, imagina lo que será esta tecnología dentro de cinco, diez, quince años.

Lo que encuentro mas genial no es solo que los robots se muevan entre si unos sobre otros, es que de paso consiguen saltar, eso me parece genial.

Por supuesto que el robot ideal para una función específica siempre será el mejor diseñado para esa función, pero por poner un ejemplo, imagina lo que sería enviar una serie de robots como estos a explorar Marte, podrían adaptarse a cualquier tarea que les impusiéramos, ¿necesitamos que caven? Pues cavan, ¿necesitamos que tomen un video? Lo toman, ¿necesitamos que vuelen? Vuelan, y así sucesivamente. ¿Se dan cuenta lo que esto significa?

Vía: Masahable

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos