Riddick 2013

“En alguna parte del camino tropecé, me volví descuidado, perdí mi propio filo. Quizá cometí el peor crimen de todos: Me volví civilizado.”

 

Finalmente tuve oportunidad de ver esta película que continúa la franquicia de Richard B. Riddick. No se trata de un remake de Pitch Black como muchos habían dicho, pero sí hay algo de “volver a las raíces,” el argumento es muy similar, pero mas interesante también.

En esta ocasión vemos a un Riddick mas viejo, menos superhombre, obligado a utilizar uno que otro truco interesante para poder sobrevivir, pero por supuesto, sin dejar de ser Riddick. Lamentablemente a pesar de ser un “retorno a las raíces,” también podría decirse que hay un corte con muchos conceptos clásicos de este universo.

Pero a pesar de haberse “civilizado” un poco no cabe duda que Riddick continúa siendo uno de los mejores antihéroes de nuestros tiempos:

Riddick 2013 Poster

“Y muchacho, deja a Dios fuera de esto, Él no quiere ser parte de lo que viene a continuación.”

La primera parte de la película nos narra ¿cómo fue que Riddick pasó a ser Gran Almirante de la flota Necromonger y pasó a quedar abandonado en un planeta desértico? Y lo cierto es que dura bastante en esa explicación, pero es la oportunidad para mostrarnos a un Riddick que ha “perdido su filo” arrastrándose por las arenas de aquel mundo desolado.

Pero eventualmente las cosas vuelven a tomar forma otra vez. En el universo de Riddick la Ley de Murphy es mas importante que la ley de la gravedad, es como si a Riddick le saliera todo mal, pero no importa, para algo el tipo es duro. Después que ha pasado por todas las penurias posibles (y sobrevivido) cuando finalmente tiene un asomo de esperanza, las cosas solo terminan por ponerse peor.

Los mercenarios que llegan a “rescatarlo” son de la peor calaña posible, y una tormenta colosal amenaza con desatar el desastre a su alrededor…

The Aliens Cometh -- Riddick

La Acción, la Fotografía, los Efectos

Tonos oscuras, muchos primeros planos a los rostros, muchos juegos con las fuentes de luz (como en Pitch Black) pero la acción puede verse con claridad; le bajaron el tono en comparación con las cintas anteriores a mi juicio vemos a un Riddick menos sobrehumano, pero sí se saca un truco de debajo de la manga en mas de una ocasión.

Los diseños de los monstruos son un poco simples, pero funcionales, y la variedad en el diseño de las armas, las naves y la tecnología en general es muy bueno y esos puntos brillantes en prácticamente todo funcionan muy bien para los juegos con las luces.

Katee Sackhoff

Los Personajes, las Actuaciones

Con Riddick nos presentan a un antihéroe mas maduro, mas golpeado, no tan invencible, pero también mas creíble; con Vin Diesel sucede lo mismo, ya no es el muchachito que hizo aquellas películas, pero también es mejor actor.

Katee Sackhoff nos presenta a un personaje muy parecido a su Starbuck de Galactica, aunque quizá un poco mas masculina y con menos humor. Pero siendo la única mujer entre aquel grupo de mercenarios, no cabe duda que si no se pone “seria” se la comen viva.

El personaje del “Boss John” interpretado por Matthew Nable es un tanto confuso, quizá demasiado profundo para una película sencilla como esta, quizá si el personaje hubiese tenido mas tiempo se hubiese desarrollado mejor, pero como se nos muestra resulta un tanto difícil de interpretar.

Santana” el personaje de Jordi Mollá es quizá el sujeto que pone el toque de comedia, un mercenario que se las quiere dar de duro pero que está lejos de eso. Algo curioso de este personaje es que dice la línea”final de partida amigo” ¿será que Mollá ya no habla español? O es que soy el único a quien esa línea le sonó extraña.

Los otros personajes en su mayoría son carne de cañón o para Riddick o para los monstruos del planeta, pero no se puede negar, cumplen con su papel.

Conclusión

¿Es una repetición de Pitch Black? Pues sí y no, es como si rehicieran Pitch Black con mas tiempo para pensar el guión, con mas dinero para los efectos, y con un personaje mas maduro. Ciertamente se parece mucho  Pitch Black, pero con todo mejorado. Es como si preguntáramos ¿se parece una película de James Bond a la siguiente? Pues sí claro, pero ¿son lo mismo? No, claro que no.

A mi juicio Riddick es una adición decente a la franquicia y espero que en el camino se van mas historias de este personaje porque todavía tiene mucha tela que cortar.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos