Durante mi reciente cumpleaños, los muchachos me regalaron la expansión de Race for the Galaxy, The Gathering Storm.
Este juego amplía la primera versión agregando nuevas cartas, metas a largo plazo, metas a corto plazo y un sistema para jugar en solitario.

Si soy sincero el asunto del juego en solitario, el famoso “Robot”, ni me he molestado en averiguar como es, una sola vez lo intenté y me pareció sumamente complejo; pero ni falta que me ha hecho. Gracias a mis amigos como Nelson y Walter, he jugado a Race for the Galaxy por lo menos dos veces a la semana, todas las semanas desde el primer día que me llegó.

Creo que este es el juego de mesa que mas he jugado en mi vida, incluso mas que MechWarrior que lo jugaba todos los fines de semana como una religión.

Fácil de montar

Una de las cosas que mas me asombran sobre este juego es lo fácil que resulta arrancar a jugar.
Por lo general, cuando queremos disfrutar de un juego de tablero, toca planificar las cosas; cuadrar por lo general un fin de semana, configurar un horario, lo mas normal es de la mañana a la tarde, o al menos desde el mediodía hasta la noche.

Luego, buena parte de ese tiempo, no se dedica a jugar, si no a “preparar la mesa” tienes que separar las piezas, distribuirlas correctamente en el tablero, etc.
Es entonces y solo entonces, cuando por fin te puedes sentar a jugar.

Race for the Galaxy, es muy diferente, mis amigos llegan durante cualquier día de la semana, y simplemente nos sentamos a jugar, no tardamos ni diez minutos en preparar la mesa y el juego está terminado en una hora o incluso menos y por lo general podemos jugar dos, tres o incluso mas partidas ese mismo día.

El único minúsculo inconveniente es el de buscar los mundos iniciales que se tienen que jugar aparte al comenzar el juego y luego deben mezclarse con el resto del mazo principal. Pero con la práctica hemos aprendido a encontrarlos rápido.

Metas a corto y a largo plazo

Esta es una de las nuevas mejoras que incluye la expansión, se trata de seis pequeñas tabletas que indican seis metas de corto plazo y cuatro tabletas mas grandes que son metas a largo plazo. Las metas cortas se ganan “llegando primero” por ejemplo poniendo primero 3 cartas “Alien” o siendo el primero en tener una carta de sobra al final de una ronda, etc.

Las metas a largo plazo se calculan al final, por ejemplo el que tenga mas poder militar, o el que tenga mas mundos productores marrones y azules, etc.

Durante una partida, no se juegan todas las metas, solo 4 de las metas a corto plazo y 2 de las metas a largo plazo, las metas cortas te dan 3 puntos de victoria mientras que las metas largas te dan 5.

Balance

Cuando jugábamos la primera versión, se hacía evidente que asumir una estrategia militar era igual que perder, no valía la pena, mientras que dirigirse en una estrategia productiva y comercial era mucho mas benéfico y aunque no garantizaba la victoria, tenías mucho mas chance.

Después de haber disfrutado de una gran cantidad de partidas, debo decir que la expansión en cambio está mucho mejor balanceada, La estrategia militar tiene mucho mas chance, pero sin quitarle oportunidad a ninguna otra estrategia.

Amplitud y variedad estratégica

Cuando jugaba la primera versión, yo notaba que habían unas cuantas estrategias que se repetían una y otra vez, por ejemplo, la estrategia de los mundos marrones, la estrategia militar, la estrategia de producción y comercialización, etc.

Con la expansión tenemos un cambio, no solo resulta mas difícil que se repitan las mismas estrategias de un juego al siguiente (se amplió el mazo) si no que ahora disponemos de muchas mas estrategias, por ejemplo los mundos verdes, “genes”, ahora poseen varias combinaciones interesantes, pero además también tenemos la combinación con las cartas “uplift” que agregan interés y variedad al juego con los mundos verdes. Los mundos amarillos, “alien”, siempre han sido interesantes, aunque costosos, pero con la inclusión de las nuevas cartas y la meta de tener 3 cartas “alien” en la mesa las posibilidades se han ampliado enormemente. La estrategia de los mundos marrones continúa allí, pero también han aparecido una serie de combinaciones con los mundos azules que convierten todo el asunto en mucho mas interesante de lo que era antes.

¿Vale la pena comprarse la expansión?

Indudablemente; parece curioso que unas pocas cartas y unas cuantas tabletas hagan una diferencia tan enorme, pero es así, el juego mejora enormemente con la expansión, si han jugado Race for the Galaxy y les gustó, necesitan la expansión.

Rebels Vs Imperium

Es la nueva expansión que ya se encuentra en camino, se dice que mejorará el juego aún mas, agregando nuevas estrategias para las cartas “Imperium” y “Rebel” que aunque ya son interesantes, todavía no terminan de cuadrar totalmente en la visión del juego.

Lo mas interesante quizá sea que se ha dicho que con esta expansión podrás usar tu poderío militar para atacar a los otros jugadores, agregando un muy necesario componente de interactividad.

Race for the Galaxy

Race for The Galaxy, The Gathering Storm en Board Game Geek

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos