En el siguiente video, Aldo de El Robot de Platón nos habla de una serie de fenómenos mentales muy interesantes, el Déjà vu, la Pareidolia, pero sobre todo la Prosopagnosia:

Me ha llamado mucho la atención porque en efecto yo sufrí mucho de esa incapacidad de reconocer los rostros durante mi infancia. Siempre lo atribuí a que durante mi infancia era miope pero no usé lentes hasta la adolescencia. Así que supongo que sencillamente no desarrollé la habilidad de reconocer rostros a temprana edad.

Todavía hoy me ocurre mucho, pero ya no con familiares o amigos sino con personas que son menos importantes y que no están en mi círculo social mas inmediato.

el caso que comenta Aldo, de no poder reconocer a los actores, o confundirlos, me ocurría mucho, y todavía me ocurre, pero creo que a fuerza de fijarme lo he reducido bastante, sin embargo en una que otra ocasión y sobre todo con los que no son tan famosos me ocurre con frecuencia. Es como que tengo que entrenarme a ver sus rostros antes de conseguir recordarlos.

Lo de no reconocerme en el espejo creo que nunca me ha pasado, no obstante lo que sí me ocurría mucho era que intentaba imaginar mi rostro, y no recordaba cuales eran las características de mi cara. Hoy en día ya no me ocurre, pero me pasaba mucho.

Ya hace mas de un año, cuando mi hijo se graduó de bachiller me tomaron un video, y luego cuando me lo mostraron tardé bastante en reconocer al señor gordo que iba junto a mi hijo. Era yo, pero pienso que no me reconocí porque en efecto me veía demasiado gordo. Ese día me propuse adelgazar y mejorar mi estado físico y me contenta decir que he mejorado bastante.

Prosopagnosia, interesante palabre e interesante fenómeno, finalmente puedo ponerle nombre a algo que vengo arrastrando desde hace tanto tiempo.

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos