The Matrix

Cualquiera que haya jugado un sencillo juego de video como Supreme Ruler se tiene que maravillar ante la inmensa cantidad de detalles que consigue simular un videojuego que corre en una computadora de lo mas corriente, la posición de las carreteras y los ríos, las interacciones económicas entre los diferentes países, el movimiento de las fuerzas militares, etc. Esto tiene que servirnos para comprender la habilidad que hemos desarrollado ya en nuestros tiempos para crear simulaciones de nuestro propio mundo. Si podemos crear simulaciones tan detalladas y complejas con una simple computadora de escritorio, ¿qué podrán crean los investigadores en sus laboratorios y sus supercomputadoras? Pero quizá mas importante ¿qué podremos crear en el futuro? ¿Seremos capaces de simular una sección importante del universo? Lo cual nos lleva a otra pregunta, ¿Quien dice que nuestro universo no es una simulación?

tron_legacy_wallpaper_by_subuatai-d33chxu Recordemos el viejo principio de mediocridad, nuestro planeta no es el centro del universo, tampoco lo es nuestro sol y ni siquiera lo es nuestra galaxia, somos nada mas y nada menos que una galaxia mas entre una infinidad. Ahora apliquemos este mismo principio de mediocridad a este concepto de las simulaciones, si nosotros somos capaces de crear una simulación de una pequeña sección de nuestro universo, ¿por qué no pensar que pueden existir otros capaces de crear simulaciones similares? Y mas importante aún ¿por qué pensar que nosotros somos el universo original? Al igual que hoy en día reconocemos que no somos el centro del universo, ¿nos tocará en algún momento comprender que no somos un universo real?

Recientemente han hecho mucho ruido las declaraciones del Doctor Silas Beane y otros científicos de la Universidad de Boon quienes sugieren que existe una forma de descubrir si este es un universo simulado o no, analizar las partículas de alta energía y ver si tienen alguna limitación, si esta limitación existe, significaría que hemos descubierto los límites de la simulación. Todo esto implica por supuesto física de muy alto nivel (que debo admitir no entiendo). Pero según Beane y sus compañeros, hay muchas posibilidades de que podamos descubrir estos límites con nuestro nivel de tecnología actual.

Y si descubrimos que realmente este universo es tan solo una simulación ¿qué implicaciones tendría para nosotros?

Mas información: Technology Review.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos