Fíjense bien la palabra que estoy usando, prevenir terremotos, no predecirlos, si no prevenir.
Todos estamos muy dolidos con la terrible situación en Perú y antes de eso con todos los otros desastres naturales que han venido ocurriendo previamente.
¿Qué está pasando? ¿Por qué tantos desastres naturales? ¿Por qué tantas victimas? La respuesta es muy sencilla; por que hay más gente.
Cuando un desastre natural ocurría hace treinta o más años atrás, las probabilidades de que afectara una ciudad importante no eran tan altas como lo es hoy, y cuando tocaba a una ciudad grande, pues las ciudades de entonces no eran tan enormes como las de ahora. Adicionalmente recordemos que décadas atrás, los medios de comunicación no funcionaban como funcionan hoy. Lo más probable es que en aquel entonces cuando uno de estos terribles sucesos afectara a una zona remota, nadie se enterara, o por lo menos nos enteraríamos mucho tiempo después de los hechos.
Antes cuando un Tsunami afectaba Japón, la gente preguntaba ¿Qué significa Tsunami? Hoy en día vemos a la gente sufriendo, escuchamos sus testimonios, en fin. Nos damos cuenta que son seres humanos iguales a nosotros los que están siendo golpeados, y comprendemos que lo mismo que les pasa a ellos, puede pasar aquí.
Pagamos el precio de nuestro éxito, en la medida que mas ciudades proliferen a lo largo del planeta y mientras la población continúe concentrándose en estas ciudades; las consecuencias serán cada vez peores.
¿Qué hacer entonces? ¿Cuáles son nuestras opciones? La visión del Buen Doctor Isaac Asimov nos dará la pista en esta ocasión; en su libro “Las Amenazas de Nuestro Mundo” el Buen Doctor apunta lo siguiente:
“Si se perforasen pozos profundos a una distancia de varios kilómetros a lo largo de una falla, llenándolos de agua hasta hacerlos rebosar, se aliviarían las presiones. Lubricaría las rocas y estimularía los deslizamientos a intervalos más frecuentes. Una serie de terremotos menores que no causen ningún daño, a pesar de su frecuencia son preferibles a un terremoto mayor”.
Sabemos que los terremotos son causados por el movimiento de las placas tectónicas, estas placas están moviéndose todo el tiempo, pero cuando la fricción no les permite moverse libremente, la tensión se acumula, y cuando el movimiento finalmente se da, viene el terremoto, lo que Asimov quiere es que no dejemos a la presión acumularse; utilizar el agua como un lubricante para provocar micro-terremotos que alivien la presión poco a poco.
Suena arriesgado lo sé, pero igual que se realizan pruebas nucleares con “propósitos defensivos” también podrían arreglarse las cosas para realizar pruebas de este tipo en áreas donde no afecten a nadie.
Ya que hablamos de esto pongámonos a pensar, los gobiernos de nuestras naciones gastan enormes cantidades de recursos en desarrollar armas y mantener grandes ejércitos para la defensa ¿Quién nos defiende de los desastres Naturales? Este es un terrible enemigo que ya ha matado millones de los nuestros ¿Qué hacen nuestros gobiernos al respecto?
Dejemos los desarrollos tecnológicos del futuro aparte, enfoquémonos en lo que podemos hacer ahora, sabemos que es posible predecir cambios climáticos; qué bueno sería que se invirtiera más dinero en el desarrollo de herramientas que nos permitieran predecir cambios climáticos o incluso predecir terremotos con más tiempo (es mucho más difícil, pero no imposible) y ¿que decir de las preparaciones para “Después” de un desastre natural? Si vemos el modo en que Estados Unidos manejó la situación después de Katrina nos damos cuenta que ellos no estaban preparados ¿Qué podemos esperar de nuestros gobiernos entonces? Los desastres naturales están matando tanta gente como lo haría una guerra ¿Por qué estamos preparados para la guerra y no estamos preparados para esto? Que bueno sería tener un ejército de Rescatistas, con los recursos y las herramientas preparadas y listas para actuar al momento ante la situación ¿Cuántas vidas se salvarían?
Además me pregunto yo, si tenemos fondo de reestabilización macroeconómica, fondo para esto, fondo para aquello; ¿por que no existe un fondo para después del desastre? La gente que sobrevive a un desastre con frecuencia se encuentra con un infierno en vida; sus casas y trabajos destruidos y sin medios para recuperarse, pues lo han perdido todo. Tal y como pasó en Venezuela con el desastre de Vargas ¿Es que esta gente no pagaba impuestos? No sería posible que dado que sabemos que eventualmente una calamidad de este tipo va a afectar nuestro territorio ¿por que no nos preparamos mejor? Los gobiernos del mundo deberían invertir mas dinero en Las Naciones Unidas para este propósito. Sería más eficiente que cada país haciéndolo individualmente. Si calculamos las pérdidas de vidas y las consecuencias económicas podemos darnos cuenta que es una inversión que muy bien vale el gasto.
Finalmente ¿Cómo puedo ayudar yo? ¿Ustedes saben lo que es Boinc? Es un software que se instala en nuestro computador y que cuando no lo estamos usando, aprovecha ese tiempo inútil, haciéndolo útil para proyectos de investigación de diverso tipo que van desde buscar inteligencias extraterrestres pasando por descubrir nuevas medicinas hasta desarrollar nuevas formas de predecir el clima. Una buena forma de ayudar sería descargarse este software aquí:
http://boinc.berkeley.edu/
Y elegir el proyecto que estudia el clima.
Evidentemente la otra forma de ayudar es haciéndole saber a nuestros líderes cuales son nuestros deseos con respecto a esta situación y luego respaldando a aquellos candidatos que nos escuchen.

En este artículo de Juan Polaino http://www.maslibertad.com/ciencia/CambioClimatico.htm puede encontrarse cerca del final un método muy interesante para llevar al control del clima a su siguiente nivel.

Hay una manera más sencilla de evitar los terremotos y los ciclones, no viviendo en un planeta. Pero de eso les hablaré más adelante; por el momento los dejos con la clásica pregunta de O’Neill “¿Es una superficie planetaria el lugar ideal para desarrollar una civilización tecnológica?”

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos