Tengo que admitir que me resultó extremadamente gracioso cuando vi la manera en la que exasperado por la infinita verborrea de Chavez, el Rey Juan Carlos explota y le lanza el ya famoso ¿Por que no te callas? frase que ya le ha dado la vuelta al mundo y que ahora formara parte de la cultura popular.

Bromas aparte me gustaría llamarlos a una pequeña reflexión ¿Se han detenido a pensar cuanto dinero le cuesta Chavez al país? Fuera de nuestras preferencias políticas, debemos admitir que incidentes como el antes descrito son una prueba fehaciente de la ineficiencia de Chavez como diplomático, la incapacidad de mantenerse callado, la creencia de que el mundo gira en torno suyo, la necesidad de ser el centro de atención; esas no son precisamente las características de un diplomático brillante. Por el contrario Chavez es sumamente eficiente en asustar a la inversión extranjera, es excelente en reducir las posibilidades de negocios de Venezuela y destaca en dejar nuestro gentilicio en el ridículo.

Por supuesto todos estos males se ven considerablemente reducidos debido a que Chavez controla una de las fuentes de petróleo más importantes de la actualidad. Por esta razón los gobiernos de las demás naciones están dispuestos a soportar sus disparates. Sin embargo, ya el rey Juan Carlos demostró que todo tiene un límite y que la paciencia de los gobiernos extranjeros no es excepción.

¿Me pregunto yo si Chavez piensa que los dos o tres que le siguen la corriente a cal y canto serán suficientes para consumir nuestra producción de petróleo? Posiblemente si puedan consumir todo el petróleo que les queramos vender, la cosa es que no al precio que le conviene a Chavez.

La verdad es que si, todos nosotros debemos preguntarnos al igual que lo hace el Rey Don Juan Carlos, Chavez ¿por que no te callas?

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos