Su nombre era Jimmy, Jimmy Whitney, siempre fue una buena mosca. Nunca se paró sobre la comida de nadie, nunca le transmitió una enfermedad a nadie, nunca molestó a nadie, bueno, hasta ese fatídico día…

¿Qué le pasó a Jimmy? ¿Por qué se metió con Obama? Sinceramente no sé que decir, imagino que fue la emoción, el presidente de los Estados Unidos, una entrevista con CNN, imagino que aquello fue demasiado para Jimmy y no resistió la tentación de aparecer en cámara. Se posó sobre el presidente con aquella inocencia, sin saber que el destino le encontraría muy pronto. Estoy seguro que nunca imaginó que terminaría así; la pena capital por tan pequeño delito…

Jimmy era una mosca muy pobre, andaba por allí completamente desnuda, no tenía empleo, no tenía seguro social, dormía en las calles y comía basura…

Con este acto, de extrema crueldad, Barack Obama se nos revela como quien realmente es, un hombre malévolo quien discrimina los seres vivos por su especie. Pero ya no puede engañarnos, ya nadie dirá que “no mata ni una mosca” ¡Ya tenemos la prueba! ¡Obama mató a una mosca! Y si pudo matar a una mosca ¿Qué otras cosas horribles podría hacer? Estoy seguro que cuando se baña usa jabón bactericida para asesinar a las pobres bacterias.

La PETA ha emitido su declaración, ellos dicen que Obama debió haber utilizado medios mas “humanitarios” claro, ¿inyección letal tal vez?

Termina así pues una ilusión, y comienza el principio del fin para la paz entre humanos y moscas, porque no crean que las moscas van a quedarse así, ahora viene la revancha, las moscas alrededor del mundo ya se organizan para tomar su venganza.
Esta tarde mientras comía mi almuerzo una mosca se posó sobre mi pan y me miró desafiante, yo solo pude pensar ¡Oh no! ¡Ya ha comenzado!…

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos