El 20 de junio pasado fue mi cumpleaños. Nunca me ha gustado esta fecha porqué siempre cae en periodo de exámenes, pero bueno, tras 21 años uno empieza a acostumbrarse. Lo mejor del día de tu aniversario es estar con la gente que quieres… pero también los regalos.
Y aunque este año no esperaba mucho debido a la crisis mundial, mis tíos me regalaron una Nintendo 3DS, acompañada del juego “The Legend of Zelda, Ocarina of Time”. ¿Qué os parece si hacemos un repaso a sus características y a lo qué nos ofrece esta nueva consola? ¿Si? Pues dejo lo mejor después del salto.
Nintendo 3DS no destaca por su diseño innovador. Sigue las líneas de sus predecesoras: doble pantalla, una de ellas táctil… Digamos que no es muy diferente. Pero de todas formas encontramos mejoras sustanciales.
En primer lugar destaca un stick analógico muy ergonómico. La falta de sticks en Nintendo DS había sido muy criticado, pero por eso está N3DS para suplir las carencias de sus hermanas. Este nuevo sistema de control es muy cómodo y facilita la tarea de controlar a los personajes dentro del juego. Por esta razón la clásica cruceta prácticamente la dejaremos de usar, más que nada porqué en varios juegos el único sistema de control es el stick analógico. Pero no todo lo que reluce es oro, ya que se echa en falta un segundo stick… para controlar la cámara, por ejemplo.
También destaca su pantalla superior en formato panorámico, pero lo más importante es que ofrece la posibilidad de ver imágenes en 3D y ¡sin gafas! Yo dudaba mucho de su buen funcionamiento, pero después de haber metido caña durante más de 20 horas a Link, protagonista de Zelda, tengo la obligación de decir que las 3D lucen espectaculares. Ofrecen una sensación de profundidad genial, no esperéis ver como los objetos salen de la pantalla, pues no lo encontraréis. En cambio, haciendo uso del regulador, podemos añadir profundidad a las imágenes hasta llegar a su máximo, momento en el cual parece que estemos viendo una continuación de la realidad.

Todo esto está muy bien, pero hay que decir que para ver correctamente las 3D tenemos que mirar de frente a la consola y situar nuestra cabeza bastante cerca de la pantalla. Es fácil perder la visión estereoscópica, sobretodo al principio, pero uno se acostumbra rápidamente. El principal handicap reside en el uso del giroscopio: al mover la consola, para apuntar por ejemplo, las probabilidades de perder el efecto 3D son muy grandes a no ser que movamos la cabeza al son que movemos la consola, aunque a parte de poco práctico resulta cómico para los que nos miran.

También incluye 3 cámaras, una interior y dos exteriores. Estas dos últimas permiten sacar fotos en 3D (de poca calidad, la verdad) y ofrecen la posibilidad de jugar con realidad aumentada. La consola trae varias cartas con las que podemos interactuar, por ejemplo jugando al tiro al blanco mientras vemos como de l acarta salen personajes y monstruos. Es realmente divertido, sobretodo al principio cuando no disponemos de muchos juegos.

Otra mejora en el hardware es el sistema de comunicación inalámbrica. Ahora funciona muy bien y al estar conectados a internet recibimos información constantemente. A veces se trata de actualizaciones, pero lo mejor sucede si llevamos la consola encima cuando salimos de paseo. Empieza a ser habitual cruzarse con otras personas que también llevan su consola a lomos, es en este momento en que ambas N3DS intercambian información, ya sea Mii, pokemons o entablen combates que luego en casa podremos comprobar los resultados.
Además esta consola busca puntos wifi constantemente, a través de los cuales podremos recibir premios qe luego podremos usar en varios juegos. Otro aliciente de llebar la consola a cuestas es el cuentapasos, ya que cada 100 pasos obtendremos una moneda y estas podrán combiarse por contenidos en juegos. Realmente interesante y divertido.

A parte de estas mejoras, desde mi punto de vista hay un gran retroceso respecto a Nintendo DS: la pantalla táctil ahora pasa a un segundo plano. La acción se centra en la pantalla 3D, reservando la inferior para mostrar mapas, menús… una lástima viendo los buenos resultados logrados por The Legend of Zelda: Phantom Hourglass, entre otros.
¿Pero en una consola que esperamos encontrar? Buenos gráficos ¿no? N3DS representa un paso de gigante hacia adelante. Por fin podemos decir que una portátil de Nintendo tiene unos gráficos excelentes, al nivel de PSP. Vale, podrían haber trabajado más en este aspecto, pero entonces la consola hubiera costado un riñón y parte del otro. Por ejemplo, TLoZ: OoT luce fenomenal, mantiene el estilo  visto en N64 pero con texturas pulidas, mejores efectos visuales (agua, fuego…). Vaya, que no es una máquina súper potente pero si que tiene la capacidad de mover buenos gráficos.
Y la pregunta del millón: ¿merece la pena comprar la consola? Desde mi punto de vista SI, pero no hay prisa. Me explico. Ahora cuesta un pastón, tiene pocos juegos, y en poco menos de 2 años saldrá una revisión de la misma. Así que es mejor esperar un poco, como mínimo a que salgan nuevos juegos, ya que por ahora su catálogo es bastante pobre (a parte de Street Fighter o TLoZ: OoT pocos juegos nos piueden hacer comprar la consola) a pesar que estan previstos juegos del calibre de Luigi’s Mansion, Metal Gear, Super Mario… Aunque si tenéis la suerte y os toca la lotería, no lo dudéis ya que es una gran consola 😀

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos