Cuando escucho o leo historias de nanites funcionando en el interior del cuerpo humano, imagino que será algo que ocurrirá muy a largo plazo, dentro de 15 a 20 años tal vez, pero me acabo de tropezar con esto y me doy cuenta que esa posibilidad está mucho mas cerca de lo que imagino:

Los investigadores de la Penn State han colocado estos microscópicos motores en el interior de las células y con el estímulo de campos magnéticos y ultrasonidos han sido capaces de manipularlos, moviéndolos alrededor de la célula, y haciéndolos girar sobre si mismos, pero eso no es todo, veamos el siguiente video:

Aquí vemos como estos dispositivos mueven a las células y las obligan a crear esta formación y luego las hacen girar rápidamente.

Por supuesto todo esto se encuentra aún en etapa experimental, pero es impresionante ver lo mucho que está avanzando esta tecnología en nuestra época. ¿Qué veremos en el futuro?

Vía: Penn State News.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos