Hinterland

Dias atrás me contactó nuestro amigo el Lobito y me recomendó que probara un juego llamado Hinterland, lo que le agradezco muchisimo, pues resultó tremendo juego, en él, no solo eres un heroe que se dedica a eliminar a los villanos a diestra y siniestra, también eres el alcalde o el administrador de una pequeña villa. Tremenedo juego, tienes que decidir cuando pones a tus hombres a trabajar y cuando los pones a pelear.

Mount & Blade

Entonces me sorprendió que una compañía independiente desarrollara un juego tan bueno y me pregunté ¿que más me estaré perdiendo del movimiento indie? Así que me puse a buscar cuales eran los mejores juegos independientes del momento y descubrí esta maravilla de Mount & Blade, y cuando digo maravilla me quedo corto.

Si bien los gráficos no están a la altura de Oblivion o Neverwinter Nights 2, la jugabilidad es de otro mundo.

Mount & Blade es principalmente un juego de rol, en donde tu encarnas a un heroe similar al mencionado Oblivion; pero al mismo tiempo también puedes convertirte en el general de un ejercito en el estilo de Total War, pero existe un detalle interesante a diferencia de los juegos de Total War u otros juegos de estrategia similares, en ningún momento accedes a una vista de satelite para ver el campo de batalla desde encima, por el contrario siempre tienes que ver el campo de batalla al mismo nivel que tus soldados, y lo que es más, mantenerte vivo en la batalla e incluso combatir al estilo de un Alejandro o un Gengis Khan. Cierto, puedes enviar a tus hombres a combatir sin ti, pero la penalidad es terrible, en cambio cuando tu estás presente en la batalla, tus hombres actuan coordinadamente, e incluso puedes darles ordenes a las diferentes partes de tu ejercito, arqueros, infantería, caballería, etc.
Pero lo más genial es que tu mismo combates, que sensación tan increible es combinar tu ataque con los otros miembros de tu ejercito. Por ejemplo uno de mis movimientos favoritos es decirle a mi ejercito en pleno que me siga, entonces le doy un rodeo al enemigo y cuando lo tengo cubierto ordenar la carga, eso es genial.

El Mundo y Los Personajes

El mundo de Mount & Blade es enorme, un inmenso continente limitado por un lado por una inmensa cordillera y por el otro por el mar, en el medio se encuentran un conjunto de países quienes están en permanente estado de guerra los unos con los otros, pequeños pueblos, castillos y grandes ciudades colorean un paisaje de montañas, bosques, llanuras y costas, si te acercas a uno de los pueblos pequeños podrás reclutar a los jovenes que deseen probar suerte en la guerra, dependiendo de tu renombre, la cantidad de soldados que poseas, y lo bien o mal que les caigas a los del pueblo, la cantidad de jóvenes que se animen a unirse a tu ejercito cambiará; esta es la principal y más sencilla forma de engrosar tus filas; los soldados que reclutarás en el momento serán muchachos casi sin ninguna experiencia militar, sin embargo su estilo de combate variará dependiendo de la región en que te encuentres. estas tropas no obstante son en cierta forma genéricas, es decir que suben de nivel después de cada combate, pero tu tienes poca o ninguna intervención en la forma en que subirán de nivel.

Pero si en cambio entras en una de las grandes ciudades y buscas en la taberna, podrás reclutar personajes con nombre y apellido, Jeremus, Nizar, Yrima, Rolf, Katryn, etc.

Estos personajes poseen casi todas las mismas habilidades que posee el tuyo (a excepción de las habilidades que son únicamente del lider) y cada vez que suben de nivel, tu puedes indicarles exactamente en que forma tu deseas mejorar sus habilidades.

Los personajes poseen sentimientos y preferencias, por ejemplo jeremus y Lezalit son dos eminencias científicas que no se toleran, así que será casi imposible tenerlos juntos en tu equipo, Matheld es una gran guerrera y será un gran aporte en medio del campo de batalla, pero sus infulas son tales que le hará la vida imposible a casi todo el mundo en tu grupo. Marnid ha trabajado toda su vida como caravanero vendiendo y comprando bienes de toda clase a lo largo de toda Calradia (el nombre del continente) y te ayudará enormemente a la hora de comprar y vender, pero dejará tu ejercito si te dedicas a atacar las caravanas de los comerciantes.

Cada uno posees una personalidad y unas habilidades, queda de tu parte decidir a cuales de ellos conservarás en tu equipo y cuales no.

Diplomacia, Guerra, Khanes y Reyes

Por supuesto, puedes dedicarte a perseguir las bandas de ladrones y maleantes que plagan los paisajes de Calradia o ser tu mismo una amenaza para cuanto viajante cruce tu camino tanto como gustes, pero eventualmente vas a querer asediar un castillo, conquistar una ciudad, o administrar un pueblo; y eso significa que habrás entrado en el terreno de los reyes, los khanes y los nobles.

Es decisión tuya si apoyas a uno de los bandos, o si por el contrario actuas independientemente (un camino mucho más difícil) y fundas un reino para ti mismo.

Deberás ganarte el favor de los nobles y de la plebe, las “ladys” de la corte te pedirán que defiendas su honor en las arenas de las grandes ciudades y los reyes te pedirán que los asistas durante sus campañas militares, en las tabernas los granjeros te suplicarán que los auxilies en contra de los bandidos y en las grandes ciudades los comerciantes solicitarán que escoltes sus caravanas.

El Combate

Sin embargo el juego está centrado en el combate y a parte de conducir a tus tropas en batallas tu también deberás hacer las veces de Conan y tomar la espada en tus propias manos y empaparla en la sangre de tus enemigos.

Al principio del juego el combate me parecía un tanto lento, y al mismo tiempo complicado y dificil (extraño ¿no?) es decir, al igual que en oblivion, cuando las cosas rematan en el cuerpo a cuerpo, tienes que saber combinar la defensa y el ataque, sin embargo a medida que vas subiendo de nivel el combate se va volviendo mas facil y tus golpes son mas demoledores al mismo tiempo que eres capaz de aguantar mucho mejor los golpes enemigos.

El combate de rango es un tanto más complicado sobre todo cuando vas a caballo, lo que aumenta enormemente a la imprecisión, sin embargo para sobrevivir a una batalla grande y larga me parece indispensable aprender a mermar las tropas enemigas desde lejos, de las armas de largo alcance prefiero la ballesta por la facilidad de uso, pues el arco y las demás me resultan sumamente complicadas.
Tu caballo es también un arma indispensable, la tactica de atropellar a tus enemigos para permitir a tus tropas ensartar a los enemigos una vez que están en el piso me ha salvado de una batalla dificil en mas de una ocasión.

Mi Opinión

Evidentemente muy positiva, tenía tiempo que no veía un juego tan innovador y que incluyera todas las cosas que anhelabamos desde hace tanto tiempo en este tipo de juegos, el combate a caballo, las batallas masivas, participar en el combate al mismo nivel que tus tropas, etc.

Este es un juego fascinante que le recomiendo a cualquiera al que le gusten los juegos de rol y los juegos de estrategia; y que se haya preguntado como sería combinar ambos mundos.

Los únicos dos defectos importantes que le veo a este juego son, primero y principal, ni una onza de fantasía, comprendo que no tenga nada de ciencia fición, pues no se presta para la ambientación; pero de verdad que hace falta que aparezca un magito o un dragoncito en algún momento.

El otro defecto importante sería la falta de un juego multiplayer ¡¿Pero en Qué estaban pensando esta gente?! ¿cómo van a hacer un juego tan genial y lo van a dejar sin multiplayer? Solamente imaginense las posibilidades que tiene esto en multijugador, competir o combinarte con tus amigos en un juego así debe ser genial.

Pero bueno nada es perfecto.

Sin embargo mi palabra final es, pruebenlo, el juego puede resultar dificil al principio pero después que se le agarra el hilo, es genial.

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos