Una genial historia que nos cuenta el artista Matt Rhodes sin escribir una sola palabra:

My Hero

¿No estuvo genial?

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos