Soy un Geek
Todavía recuerdo ese día, era un pre adolescente, tendría 11-12 años y una amiga me preguntó “Pero chamo ¿es que tu eres un nerd?” creo que dudé por un momento, creo que pensé algo así como “¿lo admito o no lo admito?” y es que ser nerd era malo. Un nerd, como esos tipos raros que salían en la película, ¿era yo como esos tipos? ¿era yo un tipo extraño? “sí” recuerdo que admití hasta con cierto orgullo “yo soy un nerd”.
¿Qué me llevó a admitir aquello? ¿Qué había en mi psique en aquellos momentos que me auto etiqueté como “nerd”? Tal vez un deseo de identidad, quizá una necesidad de integrarme a una suerte de tribu urbana (que ni de lejos era reconocible como tal en ese momento), ¿un sentido de lealtad hacia los pocos amigos similares a mi, que conocía en aquel entonces? (curiosamente algunos de los que entonces consideraba “nerds” hoy podrían sentirse hasta ofendidos por el termino, las vueltas que da la vida). La razón que fuese, aquel momento fue cuando admití públicamente, una idea que me venía rondando la cabeza durante mucho tiempo, yo era diferente, yo era distinto.
Con los años, la palabra cambió, ya no es nerds, ahora es geeks, algunos definirían nerd como una palabra insultante, despreciativa, se ha reclasificado toda la fauna y se han inventado nuevas etiquetas y nuevos nombres, friki, dork, geek, otaku, etc.
Personalmente, me autoclasifico como geek, que es la palabra que mas se utiliza ahora.
Ojo, no es que no posea los defectos que tradicionalmente se le han atribuido a los “dorks”, “nerds”, etc. Efectivamente tengo dificultades para socializar, no estoy en buena forma física, y muchos otros mas. Pero pienso que las características positivas de mi personalidad, el hecho de disfrutar tanto y tan abiertamente de mi forma de ser, el beneficiarme de ser como soy, me inclinan mas a clasificarme como un geek.

¿Qué me define como Geek?
Soy un geek por que me encanta la ciencia, soy feliz leyendo un libro de divulgación científica, viendo discovery channel, leyendo un blog sobre astronomía, discutiendo con mis amigos sobre la paradoja de Fermi.
Soy un geek por que amo la ciencia ficción y la fantasía, no pasa un día que no revise la Internet para leer un blog sobre estos temas, leo continuamente cuentos y novelas del género, mis series de televisión y películas favoritas todas deben contener un elemento de scifi o de fantasía.
Soy un geek por que me gusta jugar ciertos juegos. Estemos claros todo el mundo juega; unos juegan a discutir (si, eso es un juego) otros juegan al baseball, otros al poker, etc. A mi me atraen una clase de juegos que solo juegan los que yo denominaría, una élite, juegos de una complejidad y dificultad que pocos son capaces de entenderlos. Nuestras mentes se ven estimuladas por juegos como Civilization, en donde “tratamos de conquistar el mundo” 😉 por maravillas como D&D en donde asumimos el rol de un bravo paladin o un astuto mago, nos gusta revivir la historia a través de un juego como Axis & Allies. Son juegos que no jugaría cualquiera, pero que a nosotros nos fascinan.
Hay muchas otras razones por las que soy un geek, pero esas tres serían las principales.

El mundo ha cambiado, los años han pasado
Mucha agua ha pasado debajo del puente, como dicen. Si en aquel momento en que confesé mi “geekiness” alguien me hubiese llamado aparte y me dijese que un día los geeks íbamos a andar con la cabeza alta y orgullosa, difícilmente lo hubiese creído.
Ya en aquel entonces se hablaba del joven Billy Gates, presidente de “algo” llamado microsoft (ni idea de lo que era un sistema operativo en aquella época) ¿quien me iba a decir que me iba a convertir en un indispensable? Que la gente iba a depender de mi para arreglar sus computadoras “porque tengo que terminar la tesis esta noche”. Los nerds, los geeks, nos hemos convertido efectivamente en una élite, unos pocos pero indispensables individuos que mantenemos en movimiento a la sociedad de la información.
Hemos llegado a tal punto que tal y como lo dijo John Hodgman, Barack Obama el presidente de los Estados Unidos, es un nerd.
Sin embargo el mayor cambio ha venido después de la masificación de Internet…

Entra la Internet
Atrás quedaron los días en que los geeks eramos grupos aislados de pocos individuos. A través de la Internet nos hemos descubierto, nos hemos encontrado, nos hemos organizado y nos hemos convertido en una de las mas importantes subculturas de nuestros tiempos. No por que nuestros números sean mas grandes que antes. No, lamentablemente las cualidades de un buen geek no se encuentran fácilmente. Pero a través de la intercomunicación que nos brinda la red de redes hemos conseguido aglutinar nuestros esfuerzos, actividades y por supuesto ideas.

El choque con Twitter
Si, no hay otra manera de describirlo. Evidentemente mas adelante tengo que describir mas ampliamente mi experiencia con Twitter, pero resumamos diciendo que ha sido como darse un golpe con una puerta. No paro de preguntarme ¿por qué no comencé a usar Twitter antes? Es precisamente gracias a Twitter que en estos días he estado pensando tanto sobre esto de ser un geek. La cantidad de gente (geeks y no geeks) que he descubierto, las conversaciones que he tenido, las cosas que he leído…
Me siento en una especie de ¡revelación! no dejo de pensar ¡pero que genial es ser geek!

Yo disfruto mis geeks
Este “geekfest” del que he estado disfrutando con Twitter, me ha hecho reflexionar sobre lo mucho que disfruto con mis amigos, lo mucho que me gusta cuando encuentro un nuevo blog de ciencia ficción, lo mucho que rio cuando me cuentan un chiste de física.
El otro día estábamos en el cine viendo Wolverine, y una muchacha que no me conocía, me dijo con aquella confianza “¿verdad que no es tan buena como Iron Man?” ¿Cómo sabía ella que yo había visto Iron Man? Por que soy un geek, y ella era una geek, y sabíamos, los dos sabíamos. Aquello me gustó tanto, pero luego fue incluso mejor, nos reunimos fuera del cine, un gran grupo de geeks, yo conocía personalmente a muy pocos, pero era como si los conociera de toda la vida, pues habíamos leído los mismos libros, visto las mismas series, escuchado las mismas historias. Es decir, no sé quien eres, pero sé que eres un geek, sé que eres de mi tribu, sé que eres como yo, sé que piensas como yo, sé que sientes y sueñas como lo hago yo.
Aquella noche en aquel cine, tal vez eramos un grupo de desconocidos, pero compartíamos una cultura.
Y no voy a decir que amo a mis geeks, por que podría sonar extraño, así que no lo diré, pero los aprecio mucho, con todo mi corazón.
Los geeks somos gente dificil, nadie es perfecto, pero los puntos positivos superan por mucho a los negativos.

¿Cómo ser un Geek y no morir en el intento?
Incluso ahora que estamos en la cima de la estructura social, los geeks encontramos dificultad para relacionarnos, para conocernos, para entendernos.
Todavía existen grupos aislados o que se aíslan por voluntad propia; amigos, en la unión está la fuerza, intentemos nutrirnos de las diferencias de los otros, recordemos que nosotros también somos diferentes y que precisamente esas diferencias nos hacen únicos.
Mi consejo es que aprovechemos las herramientas que nos da la era digital, somos geeks y nadie mejor que nosotros para manejar esas herramientas. La nuestra debe ser una hermandad abierta a los cambios ¿quien mejor que nosotros para abrazar esos cambios?
Asumamos una actitud activa hacia nuestros compañeros en la subcultura geek, movilicémonos a descubrirnos, a conocernos, a fortalecer esta tendencia que ya es imparable y verán que muy pronto todos estaremos expresando al igual que lo hago yo, me encanta ser geek 🙂

Related articles by Zemanta
Reblog this post [with Zemanta]

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos