Gravitational lens

Como sabemos, la curvatura del espacio tiempo, causada por la masa de los objetos, también afecta la luz, y fue uno de los efectos utilizados para comprobar la teoría de la relatividad de Einstein.

Es decir, que la trayectoria de la luz se curva de forma apreciable alrededor de objetos masivos como estrellas, galaxias y grupos de galaxias.

Pues resulta que esta curvatura remata en un punto focal que bien puede utilizarse como un gigantesco telescopio natural 😀

Tomemos el caso de nuestro Sol, a unas 550 astronómicas; o sea 3,2 días luz (gracias Wolfram Alpha) nos encontramos con el foco del lente gravitacional de nuestra propia estrella.

Frank Drake dice lo siguiente en la introducción del libro, “Espacio Profundo y Comunicaciones, Explotando el Sol como un lente gravitacional” del Doctor Claudio Maccone:

“En donde quiera que en el espacio existan criaturas inteligentes como nosotros, se sentirán impulsados a explorar nuestro universo como nosotros lo hacemos. Tanto ellos como nosotros deseamos ver las profundidades mas lejanas del espacio con la mayor claridad permitidas por las leyes de la naturaleza. A este fin, construimos con gran costo telescopios cada vez mas podersos en la Tierra y ahora en el espacio.

A medida que cada civilización va adquiriendo mas conocimiento, reconocerán como lo hacemos nosotros ahora, que a cada civilización se le ha dado un único y singular regalo: un lente de tal poder que ninguna tecnología razonable podrá nunca duplicar o sobrepasar en poder.

Este lente es la estrella de la civilización. En nuestro caso, nuestro Sol.

La gravedad de cada estrella curva el espacio y así el camino de cualquier onda o partícula, a la final creando un imagen igual a la que crean los mas familiares lentes.

Estos lentes pueden producir imágenes para las cuales tomaría quizás miles de telescopios convencionales para producirlas. Puede producir imágenes del detalle mas fino de distantes estrellas y galaxias.

Cada civilización descubrirá esto eventualmente, y seguramente hará de la explotación de tal recurso un asunto de muy alta prioridad

Uno no puede mas que preguntarse cuantos de tales lentes estarán siendo utilizados en este momento para escanear el universo, capturando un torrente de información sobre la realidad física y biológica de nuestros tiempos.”

¡Que concepto tan fantástico! 😀

Evidentemente no solo nuestro Sol crea este efecto, si no que todas y cada una de las estrellas del universo también crean el mismo fenómeno, de hecho, las galaxias y grupos de galaxias también lo hacen y los astrónomos aprovechan la oportunidad para observar mejor y en mas detalle los objetos que pueden observar a través de estos lentes. por ejemplo, científicos en Calltech utilizaron el lente gravitacional creado por el grupo de galaxias “Abell 2218” para detectar la galaxia mas distante conocida.

Esta técnica, también está siendo utilizada para detectar planetas extrasolares.

¿Es posible dentro de los límites de nuestra actual tecnología?

Pues no es imposible, fíjense que el foco de nuestro sol se encuentra unas 13 veces mas lejos que Plutón, y en la actualidad ya enviamos sondas a Plutón.

La sonda Voyager, lanzada en los 70’s, en la actualidad se encuentra a unas 115 unidades astronómicas ( y el foco está aproximadamente a 550) es decir que no estamos hablando de algo imposible.

En la actualidad se habla de crear naves con velas solares que no necesitarían combustibles y serían propulsadas por los vientos solares, que las acelerarían continuamente hasta alcanzar su destino.

Uno de los problemas que se presenta es que tras semejante aceleración ¿cómo se detiene a la nave para que se “estacione” en el foco?

Pues el Doctor Maccone (quien ha estudiado el asunto en detalle) dice que no es necesario detener a la nave exactamente a 550 UA. Que la sonda se mantendrá en foco bien pasados las 1000 UA. Es decir que existe un buen margen de frenado.

¿Y qué hay de Júpiter?

Anoche mientras pensaba en escribir este artículo, se me vino la idea de aprovechar también a Júpiter, después de todo es un planeta enorme y efectivamente también dobla el espacio tiempo, ¿no podría utilizarse también Júpiter como un lente gravitacional? Pues sí, pero resulta que cuando comparamos la masa de Júpiter con la del Sol, el planeta no dobla el camino de la luz lo suficiente, así que para encontrar el punto focal, tendríamos que viajar unas 5000 unidades astronómicas, mejor nos quedamos con el Sol por el momento ;D

¿Puede hacerse un lente gravitacional en casa?

 

Pues mira ni tan difícil, solo necesitamos conseguir un objeto con la masa de la Tierra y comprimirlo al tamaño de una manzana ¡fácil! ;D

Conclusión

Los lentes gravitacionales son un concepto radical que seguramente continuará ayudándonos a comprender mejor nuestro universo.

¿Conseguirá nuestra civilización aprovechar el lente gravitacional de nuestro Sol dentro de un periodo de tiempo razonable? Pues a mi no me parece imposible.

Vía: Wikipedia, Resumen del trabajo del Doctor Claudio Maccone, Centauri Dreams, Physics Forum, Arxiv

 

Enhanced by Zemanta

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos