Las Puertas de Anubis

En nuestra reciente encuesta para determinar el Desafío del Nexus de Enero, los dos géneros que recibieron mas votos fueron “Viajes en el Tiempo” y “Steampunk”, pero como lo demuestra muy bien esta novela de Tim Powers, no siempre debe ser una cosa o la otra, pues aparte de ser una historia sobre viajes en el tiempo, Las Puertas de Anubis es considerada también una de los primeras novelas Steampunk.

¿Qué puede haber mas Steampunk que el Londres victoriano? Y este libro está casi enteramente ambientado en las callejuelas y alcantarillas del Londres de 1810. En donde los protagonistas se codearán con personajes como el poeta Samuel Taylor Coleridge, o Horrabin, el líder de una terrible banda de mendigos. Todo esto mientras alguien silba las canciones de los Beatles por las calles de Londres para atraer a un viajero del tiempo perdido…

Las Puertas de Anubis demuestra con magistral excelencia que una historia de corte fantástico puede contener un argumento de viaje en el tiempo y desarrollarlo a la perfección, pero también deja claro que no tiene por qué ser un truco barato. Tim Powers estudia muy bien la forma en la que su viaje en el tiempo funciona, ¿cuales son las características de la magia que lo hacen funcionar? ¿Qué sucede cuando esa magia funciona mal? ¿Cuales son sus limitaciones? Un claro ejemplo de que no basta “ponerle unos engranes y llamarlo Steampunk”.

Pero creo que sin duda lo que mas recuerdo de Las Puertas de Anubis son sus villanos, la forma en que están siempre a la caza del protagonista quien parece librarse siempre por los pelos. Horrabin el maestro de mendigos y titiritero, es una visión tan funesta como fascinante. Amenophis Fike y posteriormente Cara de Perro Joe son imprescindibles para crear el ambiente de la historia y para darle un carácter propio al viaje en el tiempo.

Bueno, ahora sí voy con los Spoilers:

The Anubis Gates

¿Qué harías tú si quedaras perdido en mitad del Londres victoriano? Es curiosa la vuelta de tuerca de la historia cuando Doyle escapa a Romany ¿y ahora qué? Uno siempre suele pensar que como viajero del tiempo uno estará en ventaja sobre una civilización mas primitiva, pero ¿qué conocimiento real poseemos sobre el funcionamiento de nuestra tecnología actual? ¿Realmente podríamos sacar ventaja de esos conocimientos sin tener ni los recursos ni las herramientas actuales?

Doyle entonces se aferra a lo poco que sabe, a lo poco que conoce, el poeta William Ashbless, pero las cosas no salen como él espera…

Esto me lleva a pensar entonces ¿qué conocemos realmente del pasado? La historia que creemos escrita en piedra ¿es realmente tan cierta como creemos? Esos próceres y personajes clásicos que creemos conocer tan bien, ¿son realmente lo que la historia nos ha pintado?

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos