Te has preguntado ¿cómo traducir un cómic? Recuerdo cuando era niño y descubrí a los X Men en la televisión. “Lobezno” era lo máximo, sí, Lobezno entre paréntesis porque luego descubrí que el nombre original del personaje era Wolverine. De inmediato me pregunté ¿por qué el traductor eligió la palabra “Lobezno” para darle nombre al personaje?

Vamos a ponernos en los zapatos del traductor por un momento. “Wolverine” es en efecto un gran nombre que describe muy bien al personaje. Un mamífero relativamente pequeño (Logan no es muy alto) que ataca a sus presas con una temible ferocidad. Muy apropiado para el personaje. Pero lamentablemente la traducción al español clásica de Wolverine es “Gloton”…

¿Habrá alguien que piense que ese nombre hubiese quedado bien en español? No lo creo. Imagina entonces a aquel traductor intentando encontrar una opción adecuada para darle su apodo al famoso Logan. ¿Cómo acabó decidiendo por “Lobezno”? Vaya usted a saber, pero quizá vio la similitud entre la palabra “Wolf” y “Wolverine” y entonces decidió usarlo como un diminutivo.

Otra opción que con frecuencia se usa en español es “Guepardo,” lo cual tiene mucho menos sentido si me preguntan.

El ejemplo de Wolverine es solo uno de muchos que podemos nombrar a la hora de hacer una traducción. Pero es que además a la hora de traducir cómics hay un desafío adicional.

harley-quinn-y-green-arrow

 

¿Cómo traducir un cómic? El Problema de la Tradumaquetación

Cuando traduces cualquier oración o frase, te das cuenta de inmediato que muy raramente la versión traducida tiene una extensión similar a la original. Pero esto no tiene ninguna importancia cuando se trata de un libro. Si el libro traducido tiene una extensión mayor o inferior al original es comprensible.

En cambio en el caso del cine o la televisión la cosa se complica un poco. Si vas a poner subtítulos estos no pueden ser tan extensos que cubran la pantalla, y quien está viendo el programa o la película debe tener tiempo de leer.

Pero donde las cosas se ponen realmente “divertidas” es a la hora de hacer una traducción de un cómic o de un manga. ¿Porque? Pues porque el espacio es reducido. Los personajes y con frecuencia hasta el narrador se comunican a través de los famosos “globos” o “bocadillos” y la traducción tienen que entrar en esos límites:

globo-o-bocadillo

El traductor debe ingeniarse la manera, pero la frase frase tiene que encajar allí.

Puede jugar con el tamaño de la letra, pero tiene que ser legible. Eventualmente le tocará recortar de algún modo lo que está traduciendo, o ampliar el bocadillo por encima del original.

Esto tiene un nuevo problema; si creas un bocadillo mas grande estarías cubriendo parte del arte del cómic. ¿Quien decide lo que queda tapado o lo que queda por fuera? Buena pregunta.

Estoy seguro que cuando encuentras un cómic traducido al español con frecuencia habrás visto globos o bocadillos con formas peculiares. Ahora ya tienes una idea de por qué eran así.

Si traducir un cómic de los lenguajes de Europa o América nos resulta complicado, imagina ahora intentar traducir una manga de Japón, China o Korea en donde con mucha frecuencia se escribe de arriba hacia abajo y de derecha a izquierda.

Pero ese difícilmente es el único problema al traducir del japonés…

como-traducir-un-comic-dragon-ball

¿Cómo traducir cómics? La dificultad de traducir modismos, regionalismos, poderes y otras cosas…

Estoy seguro que muchos de ustedes se habrán reído a carcajadas con el famoso chiste de la “Onda Vital” pero ¿te has puesto a pensar cómo se supone que debes traducir kame hame ha?

En el universo de la cultura friki, los personajes con frecuencia tienen poderes y habilidades con nombre propio. En su idioma original tienen cierta sonoridad que debe dar sentido al nombre. Pero no hay manera de trasladar esa sonoridad cuando cambias el idioma.

El caso del manga japonés es uno de los que recibe mas quejas por la calidad de las traducciones. Pero debemos recordar que en muchísimas ocasiones estas traducciones son hechas por aficionados que lo hacen de forma gratuita (y con frecuencia ilegal), Se trata de fanáticos y no de profesionales con experiencia como esta empresa de traducciones. Entonces debemos saber manejar nuestras expectativas.

¿Cómo traduces los modismos que surgen entre los jóvenes? Existen palabras que solo cobran sentido en un entorno o en una época. A veces pueden ser hasta palabras obscenas ¿cómo traduces esas cosas?

En esos casos no te ayuda el traductor de Google, necesitas a alguien profesional.

Traducir la Cultura Friki no es fácil

Es gracioso hacer burla de las traducciones que consideramos “poco exitosas” pero cuando nos ponemos en los zapatos del traductor que tuvo que hacer ese trabajo, ¿podríamos haber hecho algo mejor?

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos