TrollLo comentaba el domingo con un amigo en persona, y lo he estado comentando en línea por las redes sociales en estos días, la cantidad de trolls en la Internet se está multiplicando exponencialmente.

A modo de broma les digo a mis amigos que yo soy lo suficientemente viejo como para recordar una época en que los comentarios de YouTube eran útiles, y aunque a mucha gente le puede parecer que eso fue hace milenios la verdad es que no fue hace tanto, cuatro o cinco años atrás era posible encontrar información y hasta una discusión interesante en YouTube, claro en términos de la Internet quizá eso sea milenios sobre todo cuando pensamos que YouTube arrancó en 2005.

Pero el problema no se reduce a YouTube, los trolls se han reproducido por millones en la redes sociales, en los comentarios de los blogs, etc. Lo mas triste es que hay quienes no parecen darse cuenta de ello. Por ejemplo tengo un amigo que se dedica (así con esa palabra con dedicación) a pescar los errores ortográficos de la gente en facebook y a corregirlos allí en su propia timeline, imagínate la vergüenza. Tengo otra amiga quien está constantemente buscando pleito en Twitter, en GPlus, y en facebook, todo aquel que no comparta su opinión es su enemigo y merecedor de la excomunión. Y lo mas triste es que hay gente que la aplaude y la alaba…

¡Señores! Don’t feed the troll! Parece que se les olvidara.

Sin embargo lo que mas me sorprende son los trolls de los blogs, afortunadamente a mi no me han tocado, pero me sorprende, por ejemplo, los comentarios de algunas personas en ALT1040 (por mencionar uno) en donde hasta insultan al autor del post ¡en serio! Se sientan a escribir un comentario únicamente para insultar al pobre bloguero. yo creo que es falta de moderación en esos blogs, mucha libertad de expresión y todo lo que tu quieras, pero ¿cómo van a permitir que los insulten en sus propios blogs? Tiene que haber alguien pendiente de estar borrando esa clase de cosas, ¿qué digo borrando? ¡Bloqueando a esa gente! Que se vayan a insultar a otro lado.

Ni hablar de lugares como Slashdot en donde la gente habitualmente va a discutir ( o iba porque ya no parece servir de nada) ideas, los trolls son tantos que es difícil sacar la mas mínima idea inteligente.

¿Sabían ustedes que la revista PopSci (Popular Science) cerró sus comentarios porque la cantidad de Trolls era tal que ya era inútil que la gente intentara tener una conversación inteligente?

Hay que recordar que el Troll se nutre de la atención que le demos, así que la mejor cura contra ese comportamiento es no prestarle atención; como ya les dije hace tiempo, vamos a ir dejándolos solitos, que se queden felices discutiendo entre si y que ni cuenta se den que nosotros nos fuimos a conversar a otro lado.

Imagen vía: Characterink

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos