Kohan es una serie de juegos de estrategia en tiempo real ambientada en un universo de fantasía llamado Khaldun, y que gira en torno a los “soberanos inmortales” los “Kohan.” A pesar de las buenas críticas que han recibido estos juegos, la serie continúa siendo poco conocida, quizá porque muchas de las mecánicas del juego distan del estilo de los RTS mas clásicos.

Los juegos que componen esta franquicia son Kohan: Immortal Sovereigns, Kohan: Ahriman’s Gift y Kohan II Kings of War. Las dos primera entregas fueron desarrolladas en un motor 2D de gran calidad, a pesar de que las unidades son bastante pequeñas las puedes ver atacando o moviendo las manos al lanzar los hechizos, etc. y el terreno se diferencia claramente. El tercer juego en la serie en cambio fue desarrollado en un motor 3D, y creo que es el mismo de Warcraft III, si no, lo hicieron sumamente parecido aunque con unidades mas pequeñas y un tono mas serio.

Kohan Ahriman Gift

Como dije mas arriba, la historia y la jugabilidad de los tres juegos está centrada en torno a los Kohan, los inmortales que han gobernado Khaldun desde tiempos inmemoriales, y quienes desde siempre se han hecho la guerra los unos a los otros.

Estos inmortales pueden morir en batalla, pero pueden renacer a partir de sus medallones, aunque cuando mueren pierden todos sus recuerdos. En términos de la historia esto significa que un inmortal renacido no recuerda ni siquiera su nombre; pero dentro de las mecánicas del juego significa que la unidad pierde toda la experiencia acumulada y las ventajas que esto tenía.

Estos juegos se diferencian de otros RTS de la misma época en que no controlas unidades individualmente, si no que por el contrario controlas pequeñas compañías de soldados de entre cinco y siete soldados (nueve en Kings of War) uno de estos soldados es el capitán y si tienes un inmortal puedes asignarlo como capitán de una compañía dándole una ventaja tremenda pues estos tienen diferentes habilidades que van desde combatir muy bien hasta lanzar hechizos directamente.

Kohan Immortal Sovereigns

Las compañías ganan experiencia por si mismas, pero los Kohan también ganan experiencia independientemente, puedes por ejemplo asignar un Kohan a una compañía débil al principio del juego, y luego cambiarlo a una mas fuerte cuando tienes acceso a ellas avanzado el juego, el héroe inmortal mantiene su experiencia y beneficia enormemente a la nueva compañía.

Los tres juegos han sido alabados por lo buenas que han sido las inteligencias artificiales de los oponentes, pero también deberíamos destacar la inteligencia individual de cada una de estas unidades. Por ejemplo cuando la moral está baja y están perdiendo en una batalla, tú como comandante puedes indicarle a la compañía que se retire e indicarle hacia donde se va a retirar; pero si las cosas empiezan a ir realmente mal, la mayoría de la veces las unidades no esperan por la orden y huyen por si solas, esto puede molestar un poco a los jugadores mas maniáticos del control, pero cuando te acostumbras te das cuenta que es beneficioso pues te mantiene a tus compañías y a tus héroes con vida por mas tiempo, lo que se traduce en mas experiencia a la larga.

Otro aspecto que diferencia esta serie de otros RTS clásicos es la economía, en las tres versiones de Kohan tienes una variedad de recursos, piedra, madera, metal, khaldunita, y oro que es el único que puedes acumular. ¿Cómo es eso te preguntarás? Sí, resulta que con la piedra, la madera, el metal y la khaldunita, te toca balancearte; verás, estos recursos los puedes obtener de dos formas, el primero es  través de tus ciudades y el segundo a través de minas que encontrarás aleatoriamente en el mapa (cuando el mapa es aleatorio claro está) pero la forma en que se consumen es diferente.

Por ejemplo una de las primeras unidades que yo suelo crear al comienzo de una partida es un grupo de ingenieros que son muy útiles pues me ayudan a reparar las ciudades, me construyen fuertes y minas, y de paso hasta pueden asistir en un combate (te meten un martillazo por la cabeza y listo) pero los ingenieros continuamente están consumiendo piedra (pobres adictos), es decir que de la cantidad de piedra que estabas obteniendo, ahora habrá que restarle el porcentaje que consumen los ingenieros, y ¿qué sucede si te quedas en números rojos? Pues que tus ciudades se verán obligadas a comprar esa piedra y comenzarán a consumir oro. Lo mismo sucede con otras unidades, por ejemplo los arqueros consumen madera, los espadachines consumen metal, los magos y los sacerdotes son los mas difíciles de mantener pues consumen la preciada Khaldunita, pues es un recurso difícil de obtener.

Kohan Portraits

Los juegos de Kohan tienen grandes diferencias con otros juegos de estrategia en tiempo real, no solo en la economía si no también en la producción y control de las unidades.

El reclutamiento de tropas también es muy diferente, tú armas tus compañías, normalmente puedes crear un grupo de arqueros, pero también podrías decidir que tus arqueros lleven como apoyo a un par de piqueros en caso de que se encuentren con una caballería por el camino; mas adelante en el juego también puedes apoyar tus compañías con unidades mas poderosas como magos, sacerdotes o rangers, cada uno con una habilidad muy interesante y que cambia las tácticas del grupo totalmente. Como ya dije antes también puedes decidir si asignar a uno de tus inmortales o a un capitán normal.

Sabemos que en prácticamente todos los juegos de estrategia el control del terreno es esencial, pero en los juegos de Kohan esto se enfatiza aún mas, una característica interesante es que cuando las unidades se dejan sin moverse en un mismo lugar por un período largo, se atrincheran es decir que atacan y se defienden mucho mejor.

Además puedes asignar formaciones a tus unidades, la formación de combate hace que tus unidades caminen lentamente pero les da ventajas a la hora de pelear, la formación de columna los deja un poco débiles pero se mueven rápidamente, y existe otra formación que les permite explorar mejor.

El terreno puede variar mucho y en algunas zonas como los desiertos las tropas se mueven exasperantemente lento, por eso es indispensable que controles las formaciones de tus compañías.

Otro aspecto importante a la hora de controlar el terreno son los fuertes, construcciones que no son tan poderosas como tus ciudades, pero que sirven como puntos de defensa y donde puedes reforzar a tus tropas.

Kohan II Kings of War

Y allí tenemos otro detalle interesante, si tus compañías se encuentran en una batalla y pierden algunos soldados, si consigues retirarlas a tiempo hacia las cercanías de un fuerte o una ciudad, la compañía volverá a reclutar los soldados que faltan de forma automática y gratuita (o mejor dicho a partir de los recursos que ya estaban consumiendo). Esto convierte a los ingenieros y los fuertes que ellos construyen en mucho mas esenciales, pues si después de terminar una batalla tienes un fuerte cercano será mas fácil para tus fuerzas recuperarse.

Si me preguntan ¿cual de las tres versiones del juego es la mejor? Es difícil decidirse, entre Immortal Sovereigns y Ahriman Gift el segundo es el claro vencedor pues es una expansión independiente que agrega mucho al juego sin quitarle nada, si no te interesa la historia me decantaría por este, sin embargo si quieres jugar las campañas y conocer la historia a fondo no puedes dejar al primero por fuera.

En cambio decidir entre Ahriman Gift y Kings of War no está nada fácil, por un lado me molesta que en Kings of War redujeron el tamaño del mapa y siento que eso me quita mucho de la emoción de la exploración, pero por otro lado no se puede negar que el motor en 3D agregó mucho “eye candy” con las ciudades que vemos construir y crecer y otros detalles agradables a la vista, también eliminaron otras opciones como por ejemplo en Ahriman Gift era importante explorar para ganar las tecnologías, en cambio en Kings of War esas tecnologías las desarrollas en tus propias ciudades. Pero creo que ya en ese caso dependerá de las preferencias de cada jugador.

Si eres un fan de la estrategia y no has probado la serie de juegos de Kohan te invito a que lo hagas pues estoy seguro que te darán un montón de diversión con todas las posibilidades que tienen.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos