Kindle versus Papel

Llego a mis manos hace pocos días, producto de un regalo muy especial adelanto de mi cumpleaños, un Kindle. Ya lo sé, no es una noticia para publicar, pero quizás es una buena oportunidad para dar una opinión sobre cómo nos llega la tecnología aun sin quererlo a las manos y como nos afecta.

Sí, tengo un Kindle de quinta generación, bastante interesante, debo admitir que hace meses le tenía ganas a tener uno, aunque un poco reacio ya que por formación siguen siendo los libros de papel mis preferidos y esto me refiero a que mientras más viejo sea, mucho mejor.

El libro más antiguo que tengo en mi poder es” El capitán de los penitentes negros” de Ponson Du Terrail del año 1887, un regalo magnifico de una gran amiga. Cabe decir que al recibirlo, con solo ver el año de edición fue para mí una sorpresa apoteósica, como cuando Ash recibió su primera Pokebola,  más aun el excelente estado en el cual se encontraba.

Tengo muchos libros en mi colección, muchos de ellos ni siquiera los he leído, están esperando a que les ponga las manos encima… (risa friki). Sigo pensando que no podemos remplazar lo que significa tener un libro en la mano, su olor, textura y quizás mas importante; su historia. Por donde viajo, con quien estuvo, su historia en general, personalmente eso crea la magia del libro. Cuando llego el lector electrónico me sentí como niño con juguete nuevo, revisándolo, jugando y mayormente llenándome de una extraña sensación de querer más. Como un Nerd en la Comic-con y con dinero sin límites para gastar o como Bender en su propio bar con juegos de azar y mujerzuelas.

Tuve la rara sensación de querer llenarme de libros electrónicos, por lo que busque en internet, en sitios de dudosa calaña, de esos que ustedes conocen bien, esos sitios con banners de mujeres moviendo sus traseros sugerentemente. Me pase horas bajando colecciones completas, para darme cuenta que solo quería los mismos libros que tengo en papel y bueno algunos mangas que otro amigo generosamente me regalo para leer. Horas para darme cuenta que, es bastante cómodo tener una tablet o e-reader para andar con tus joyas, pero no llena ese vacío que deja andar con kilos demás en un bolso, causándote una escoliosis por hacerlo tantos años, o parecer evangélico caminando por la calle por el solo hecho de llevar tus libros en la mano, o sencillamente el placer de llevar tu lectura incómodamente a todos lados.

Michel

Creo y muchos de ustedes me encontraran la razón, nada podrá cambiar nuestros libros, he leído muchos artículos sobre como la industria cambiara dejando al papel en desuso y llenándonos de tarjetas de memoria. Sería muy triste ya que como escritor siento que no hay mayor placer y orgullo que ver tu obra impresa, poder tocarla y admirarla, como lo hace un padre o una madre con su retoño ya que al fin y al cabo son hijos en cierta medida, los que solo son lectores el romanticismo siempre estará al tomar un libro de un estante y llevarlo consigo, o la recomendación de tu librero de siempre. No como la fría tienda on-line que solo te muestra en vitrina quien tiene más estrellas y no siempre son los mejores.

Mientras me iré a leer “El juego de Ender”  mientras toco la fría pantalla.

Los dejo con la inquietud, o tan solo un tema de conversación… un saludo y “Larga vida y prosperidad

Michel Debº

Comparte este artículo con tus amigos

Michel Deb

Nacido el 5 de Abril de 1978, en un contexto político y social complejo en Chile y en el seno de una familia de clase media, desde pequeño sintió afición por la lectura, motivado principalmente por su abuela. Sus autores referentes e inspiradores fueron: Julio Verne e Isaac Asimov, éste último pieza fundamental en su formación creadora. De profesión informático, músico de corazón, fue guitarrista y letrista de la banda chilena La Recoleta. En el año 2009 luego de su paso por la banda, decide abocar toda su energía a la publicación de sus relatos y poesías en un sitio blog, el cual continua permanentemente nutriendo hasta el día de hoy, con más de 30.000 visitas, contando con fieles seguidores y una muy buena acogida. Hecho que lo motiva a publicar en el año 2012 el libro “La montaña de Hierro” que reúne relatos del blog e incluye otras piezas inéditas, moviéndose por las aguas de la ciencia ficción y la fantasía. Trabaja actualmente en su segundo libro de cuentos “Los sueños de GN-I”, el cual vera la vida en el primer semestre del 2014. Además de participar en un colectivo literario “Tenebirs Fabulis”, el cual prontamente publicara un libro ilustrado de terror y fantasía. El 20 de julio de 2013 de publica su primer poemario “La mala poesía de Saito” bajo la editorial Olga cartonera http://olgacartonera.blogspot.com/. El cual consta de 24 poemas que el autor ha publicado en distintos medios. Trabaja constantemente con destacados ilustradores nacionales e internacionales, los cuales pueden ver material en conjunto en su página web en la sección DESCARGAS podrán encontrar un book demo de su último libro, más cuentos ilustrados. Entre los artistas destacados podrán encontrar colaboraciones con Chris y Edgar Fattori (Chile), Oscar Saldarriaga (Colombia), Freddy Leal (Colombia). Además de escribir artículos periódicamente para el portal de ciencia ficción español “Planetas prohibidos” Su material ha sido publicado en diferentes medios por editoriales nacionales e internacionales, como así mismo entrevistas en medios digitales y reiteradas invitaciones a programas radiales, todo ese material disponible desde la pagina web del autor.

17 thoughts on “Kindle versus Papel

  • Febrero 16, 2014 at 5:24 pm
    Permalink

    Primero que nada bienvenido al blog, interesante punto de vista, espero ver mas de tus artículos por aquí 🙂
    Ahora dejame comentarte algo sobre lo que dices, unos años atrás yo hubiese estado muy de acuerdo contigo, porque a mi también me encantaba tener libros físicos; sin embargo hoy en día en el punto en que estamos en mi país, es muy difícil por un lado ya aquí en mi ciudad casi no se encuentran buenos libros de Ciencia Ficción o Fantasía, mas que todo se consiguen libros de autoayuda o best sellers, poco mas.
    Así que toca importar los libros, y no solo los Venezolanos la tenemos difícil para conseguir dólares, si no que traer los libros es costoso también.
    Entonces piensa en la alternativa, me compro un Kindle o una tablet y de pronto tengo acceso a una cantidad casi infinita de libros, por mucho que me guste el libro físico, el electrónico es el claro ganador para la situación en la que estoy hoy en día.

    Reply
  • Febrero 16, 2014 at 5:41 pm
    Permalink

    Muchas gracias por el recibimiento, en cuanto a tu punto de vista es muy valido lo que dices, acá en Chile no tenemos el problema tal vez que tienes tu, pero algo que frena mucho la difusion es el alto porcentaje de IVA que pagamos por libro, un 19% . Ya imaginaras cuanto sube un libro que debiera costar 10 dolares, por lo tanto las tablet y los e-reader son una gran alternativa. Pero mi post esta llevado mas por el lado romantico que por el practico…aun asi …a quien no le gusta el olor a libro viejo ….. saludos

    Reply
    • Febrero 16, 2014 at 5:52 pm
      Permalink

      Hubo una época ya hace muchos años en que podía salir a la calle a “cazar libros” y me daba tanta alegría cuando conseguía un nuevo libro de Ciencia Ficción o Fantasía. Pero aquí esos tiempos ya pasaron y tocó adaptarse.

      Reply
  • Febrero 16, 2014 at 6:09 pm
    Permalink

    Acá hubo una época donde también costaba encontrar muchas cosas, no solo libros …. pero eso es otra historia, tenemos que ver el lado que nos acomode de la tecnología, tarde o temprano por mucho que arranquemos nos llega ….

    Reply
  • Febrero 16, 2014 at 6:33 pm
    Permalink

    Aquì en España la cultura se està poniendo muy cara, Kindle hace posible leer màs libros con mucha màs comodidad y màs baratos , yo tb al principio le daba esa nota romántica que lo mejor era el libro en papel con el tiempo que va pasando creo que el Kindle ganará esta batalla.

    un abrazo

    fus

    Reply
    • Febrero 16, 2014 at 7:06 pm
      Permalink

      Sí, yo creo que los libros impresos se han vuelto un lujo.

      Reply
  • Febrero 17, 2014 at 10:21 am
    Permalink

    el gran problema de los libros electronicos es que no lo estas comprando, sino que en realiad estas comprando una “licencia para leerlo”, eso tambien se aplica a lo juegos y la musica que se compran por internet

    Reply
    • Febrero 17, 2014 at 2:09 pm
      Permalink

      Pero hay libros electrónicos sin DRM también, claro no están en Amazon.

      Reply
    • Sergio A. Aguilera
      Febrero 17, 2014 at 4:29 pm
      Permalink

      Creo que deberíamos desaparecer ese consumismo de la sociedad¿ acaso un libro pierde valor literario por pagar esa licencia?¿te hace mas humano comprar un libro físico? al final del día, lo que importa es la reproducción de esa música, la lectura de esos libros o la diversión de los juegos, el tener físicamente un producto solo es un agregado mas a tu vida, que te hace pensar en un mueble mas grande… y así con el mueble mas grande, faltaran libros para llenar ese mueble… el cuento de nunca acabar

      Reply
  • Sergio A. Aguilera
    Febrero 17, 2014 at 12:47 pm
    Permalink

    Uno mas a el equipo!! bienvenido a los vengadores del Good Wolf Point!!.

    Me da mucha curiosidad ver como terminas tu articulo:

    “No hay mayor placer y orgullo que ver tu obra impresa, poder tocarla y admirarla, como lo hace un padre o una madre con su retoño ya que al fin y al cabo son hijos en cierta medida”

    Aquí yo solo comentare un par de cosas: Yo soy desarollador web de oficio y escritor de hobby, y aunque las paginas web nunca las podre ver vivas en fisico, son mis pequeños hijos y mi orgullo.

    Por otro lado, aun sueño con el día que pueda publicar algún libro, y si, me gustaría y desearía tenerlo en formato físico ( solo por ego personal) pero la distribución la dejara 100% electrónica.

    Reply
  • Febrero 17, 2014 at 5:13 pm
    Permalink

    Muchas gracias por la bienvenida, se agradece mucho. En cuanto a lo que comentas, me refiero a cuando tienes tu obra en la mano, el solo hecho de poder tocarla es diferente, es cierto que puedes crear muchas cosas intangibles, yo también soy músico y saque con mi antigua banda un sencillo, y no hay mayor orgullo el poder ver tu obra conclusa. Pero el tema de los libros es diferente, o para mi lo es, ya que cargan con historia, emociones y porque no decirlo, con vida propia.

    Reply
  • Febrero 17, 2014 at 6:44 pm
    Permalink

    Antes que nada bienvenido a la cueva Michel. MM creo que aquí hay un conflicto generacional, el amigo Sergio es varios, muchos varios, años más jóvenes que nosotros, creo que en él no está tan arraigado el mundo pre digital como en nosotros, yo también como el lobo, a regañadientes creo que el libro en papel desaparecerá, pero no del todo, y si, se convertirá en un artículo de lujo.

    Reply
  • Febrero 17, 2014 at 7:10 pm
    Permalink

    Si, la verdad yo tambien creo que la industria esta matando poco a poco el libro. La globalización y los bajos costos llevaran el libro al status de “LUJO”, es triste pero en 30 años más solo podremos adquirir licencias como dijo un amigo mas arriba. Insisto todo este tema es por el lado romántico, nunca por practico ….. saludos.

    Reply
  • Febrero 19, 2014 at 12:50 pm
    Permalink

    [ Si, la verdad yo tambien creo que la industria esta matando poco a poco el libro FÍSICO], porque en realidad ahora el libro (en formato digital) está más vivo que nunca y ha logrado expandir el mercado de nuevos lectores.

    Tal y como dices, el tema es por el lado romántico, aunque a mi opinión también es cuestión de perspectiva porque creo que haces mal en colocar a todos los libros físicos en un mismo saco.

    Hay ediciones de libros cuya calidad es muy alta y que obviamente da mucho gusto sostener y leer, como dices, también existen libros antiguos que tienen su propio encanto. Por último tenemos a los “libros para uso común”, aquellos cuya portada y calidad en hojas son de calidad regular y otros de hojas muy baratas (las copias piratas).

    Para quienes disfrutan de la lectura y tienen muy poco dinero, solo les queda comprar las ediciones más baratas (o las copias piratas). Lo cual, incluso ésta operación podría ser muy difícil ya que a veces NO HAY STOCK (depende de la zona en que vivas), siendo la salvación, la versión digital (stock ilimitado, precios más baratos y en algunos casos, la posibilidad de actualizar la edición para corregir los “fe de erratas”).

    Es decir, sobre la parte física, hay tres tipos:

    Quienes tienen una lectura más amena al sentir las hojas en contacto con la piel.
    Quienes disfrutan de la colección en sí (por encima de la lectura)
    Quienes no tienen ni leen libros (o leen poco) pero para mostrar que son intelectuales se meten en temas de que no conocen y dejan una mala impresión de todo el grupo.

    Hace tiempo leí un comentario: “Quienes defienden la versión física en vez de la digital, es que leen muy poco o tienen una casa muy grande”, pero ésto en realidad no es completamente cierto, porque solo consideran uno solo de los tres tipos que mencioné. En fin, creo que todos coincidimos en que el placer que da leer un buen libro es mucho mayor si se combina con la sensación del tacto con sus hojas, pero eso siempre dependerá de la situación, es que hace poco compré un libro (para hacer mi tesis) y esa cosa es enorme, me es incómodo llevarlo a otros lugares, además de que no cabe en el espacio que reservé al lado de mi PC (otros libros caben sin problemas), mi casa es pequeña, mi cuarto es todavía más pequeño y tener un libro de elevadas proporciones me resulta muy fastidioso ahora que me acostumbré al Kindle. Pero eso porque es material de estudio (y necesito estar al lado de mi PC), si fuese otra situación (como un libro de mitología, algo que me encanta), incluso si es de mayor tamaño pues simplemente saldría de mi cuarto, iría a mi sala y así estaría más cómodo para leer (y no tendría que llevar el libro fuera de mi casa).

    Reply
    • Sergio A. Aguilera
      Febrero 19, 2014 at 9:57 pm
      Permalink

      Sublime sin duda alguna tu respuesta compañero me quedo con esto.

      “Quienes defienden la versión física en vez de la digital, es que leen muy poco o tienen una casa muy grande”.

      Eso me recuerda una pregunta que tenia que hacer a Vlad… una escena que es muy recursiva a mi mente cuando oigo tu nombre , es la imagen donde tienes tu enorme librero de fondo.

      ¿Tu casa es grande?

      Reply
  • Febrero 19, 2014 at 6:11 pm
    Permalink

    Me gusto mucho tu interpretación, yo estoy en proceso de adaptación …no es fácil ya que como dijeron en otro comentario, vengo de una generación donde el libro en papel era lo único ….. solo
    costumbre 😉

    Reply

Deja tu comentario