BANG! La Pallottola! The Bullet!

Este domingo tuve la rara ocasión de tener a ocho de mis amigos sentados en una misma mesa jugando el mismo juego. BANG! Un juego ambientado con toda la parafernalia de los Spaguetti Western, vaqueros, caballos, cuatreros, rifles, póker,  prostitutas, pistolas, y por supuesto balas, muchas balas.

En BANG! Los jugadores asumen el rol de los diferentes personajes de una clásica película del Oeste, El Sheriff, los Alguaciles, los Forajidos, y los Renegados, pero todas estos roles, excepto el Sheriff están ocultos, al igual que en juegos como Werewolves of Millers Hollow, Resistance o Mafia, nadie sabe quien es quien, a excepción del Sheriff quien porta su estrella públicamente.

El objetivo de los Forajidos por supuesto es matar al Sheriff, pero el Sheriff no sabe quienes son los Forajidos, mientras tanto los Alguaciles están infiltrados y nadie sabe quienes son, pero su objetivo es fácil ya que ellos pueden ver quien es el Sheriff y su objetivo es siempre protegerlo. Por otro lado los Renegados también quieren acabar con el Sheriff, pero quieren hacerlo ellos personalmente, si lo Forajidos lo hacen antes, los Renegados pierden. Los Renegados ni siquiera forman equipo, si uno de ellos gana, el otro perdió.

Pero aparte de asumir un rol, que te indica tus objetivos, también asumes a un personaje, con habilidades y limitaciones distintas para cada uno; por ejemplo, yo jugué un personaje que podía evadir los disparos mejor, pero hay muchas otras habilidades como disparar mas lejos o tener mas suerte, etc.

Inside Bang

Una de las cosas mas curiosas de este juego es que viene dentro de una enorme bala de plástico, en cuyo interior vienen el juego original y las expansiones que ha tenido hasta la fecha. Otro detalle que nos hizo mucha gracia fue que el juego venía en dos idiomas, Italiano e Inglés, y era muy gracioso ver las palabras en italiano para los clásicos elementos del viejo oeste.

Primera Partida

Antes de comenzar el juego yo dije que “jugar Alguacil debe ser lo mas fácil, porque le disparas a todo mundo excepto al Sheriff” y efectivamente me tocó jugar Alguacil dos veces, mientras que un amigo, Daniel, dijo que no le gustaría jugar como Sheriff y eso fue precisamente lo que le tocó jugar ¡las dos veces! ¡jajaja! xD

En la primera partida jugamos solo siete jugadores y fue un poco mas fácil para mi pues había un solo Alguacil y era yo, así que lo tenía muy fácil, de inmediato comencé a disparar a todos cuantos atacaban al Sheriff y de ese modo él tenía una idea que yo podía ser o Alguacil o Renegado, otro de mis amigos, Alexander comenzó a atacar al Sheriff desde el principio y se hizo evidente que era un forajido así que intenté sacarlo de circulación lo mas pronto posible.

Tuve una suerte relativamente buena durante esa partida cuando conseguí una pistola que me permitía atacar repetidamente durante un mismo turno y también un montón de balas para disparar, así que hice desastres.

En esa partida ganamos El Sheriff y el Alguacil. La siguiente partida fue un poco diferente pues se incorporó un nuevo jugador, mi amigo Carlos, al entrar un nuevo jugador, se incorporan a la partida un nuevo rol, un Alguacil adicional. Cambia bastante el juego de este modo pues entra una nueva expansión que agrega mas cartas de equipos y acciones que funcionan de forma diferente.

Bang! Cards

Segunda Partida

Como ya les dije, durante esta segunda partida tanto el Sheriff como yo jugamos los mismos roles y personajes; pero en esta ocasión jugué de forma mas cuidadosa pues sabía que había otro Alguacil en la mesa aunque yo no sabía quien era, la cosa se complicó cuando los forajidos no se animaron a atacar al Sheriff, así que durante varios turnos la cosa se volvió complicada.

Por una u otra razón, Los forajidos comenzaron a dispararse entre si, y aunque no lo crean, los Alguaciles también hicimos lo mismo. Por supuesto esta situación era ideal para el Renegado quien la supo aprovechar muy bien, y mantuvo engañado a todo mundo hasta bien adelantado el juego, cuando la partida quedó entre el Sheriff contra un renegado y un Forajido quienes también se disparaban entre si; a la final y contra toda predicción ganó mi amigo Edward jugando como un Renegado con sus cartas muy bien jugadas.

 

Conclusión

El juego es genial, muy divertido, incluso para gente como yo que no soy fanático del Viejo Oeste, pero admitámoslo, todos sabemos como funcionan estas historias.

El único punto negativo del juego es que los jugadores van siendo eliminados, lo que se traduce en que quienes caen temprano en el juego pueden pasar un largo rato sin jugar.

El juego se presta para muchas situaciones graciosas, y se imaginarán el colosal “bochinche” que se forma al jugar un juego así entre Venezolanos tan dados al chiste y a la broma; claro que también se podría decir que el juego también puede tender a lo caótico, así que hay que saber guardar el balance o de lo contrario el juego se puede transformar rápidamente en un desastre.

Mi recomendación para quienes se animen a comprarlo es que a pesar de que hay otras versiones mas económicas, se decante por esta, no solo por lo espectacular del paquete de la enorme bala de plástico, si no también porque este incluye todas las expansiones hasta la fecha.

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos