Carlo Rotella, escribió un largo artículo en el New York Times sobre el escritor Jack Vance, pienso que es un sincero homenaje y me enorgullece decir que puedo contarme entre esos fieles aficionados de Vance a los que se hace mención en el artículo.
Yo al igual que muchos otros considero a Jack Vance como “El Creador de Mundos” la habilidad de este autor para describir las sociedades, ecosistemas, geografías, y civilizaciones mas inverosímiles es asombrosa.

Por ejemplo, La sociedad de envenenadores de Sarkoy, en donde los rituales religiosos, los procesos judiciales, y la educación de los niños está relacionada con los infinitos venenos que pueden encontrarse en la flora y fauna del planeta.
En otro de los millones de planetas que pueblan la “Vastedad Gaeana” habitan unos seres quienes una vez fueron humanos, pero debido a que sus ancestros se sometieron a una dieta “excesivamente vegetariana” evolucionaron para convertirse en hermosos pero no completamente “sapientes”.
En las inmensas llanuras de Koryfon, el viento corre tan libremente que sus habitantes han creado una religión en torno a él…
Solo tres ejemplos de una inmensidad de historias en donde Vance nos embelesa con sus increíbles descripciones.

El otro punto fuerte de la literatura de Vance serían sus diálogos, villanos de modales extremadamente educados, complejos debates sobre el olor del rocío en la mañana, tratos comerciales que parecen no terminar nunca, etc. Son la marca inolvidable de las historias de Vance.

Y aunque Carlos Rotella opina que Vance no destaca por la acción de sus libros, yo creo que las escenas de acción de muchas novelas de Vance son memorables.

¿Vance-Ficción?
Sin embargo en ese artículo se expresa la idea de que “Vance es su propio género”. Aunque comprendo que es una suerte de alabanza que le está realizando, para destacar sus características únicas; también me molesta que se le intente distanciar de la Ciencia Ficción y la Fantasía que son los géneros de Vance.
Jack Vance es el vivo ejemplo de que los “géneros” literarios están llenos de escritores geniales.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos