Con el tremendo éxito de League of Legends y DOTA 2, no es de extrañar que otros desarrolladores quieran capitalizar en esta tendencia. Pero como comentábamos hace poco, es imposible que todos tengan éxito imitando punto por punto el mismo modelo.

Pero afortunadamente, tenemos ejemplos como Gigantic, un juego tipo MOBA pero con interesantes innovaciones.

En Gigantic juegas dentro de una Arena en donde tienes diferentes puntos en donde invocar criaturas, tienes la opción de invocarlas a bajo nivel (muy débiles) con rapidez, o invertir algún tiempo e invocar una criatura poderosa. Estas criaturas no solo cuidan la locación en donde las invocan si no que además le dan diferentes bonos a tu equipo. Es decir entre mas criaturas tengas invocadas tanto mejor.

Pero la cosa es que el equipo contrario gana puntos por destruir tus criaturas y viceversa, adicionalmente cuando un equipo controla una buena porción del mapa, puede tener acceso a dañar al guardián enemigo. Y eso nos lleva a la otra diferencia de Gigantic con otros MOBAs, el Guardián es una criatura gigante que es el equivalente a la base en DOTA 2 o LOL, pero aquí la batalla final se realiza en un área específica del mapa, pero para que lo entiendan mejor, vamos a darle un ojo en el siguiente video:

Gigantic es un buen ejemplo de los que nos ofrecerán los MOBA del futuro, y creo que lo que se viene pinta muy bien.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos