“Cuando las máquinas aprenden a sentir, ¿quien decide qué es humano?…”

Días atrás les comentaba el primer capítulo de Ghost in the Shell Arise: “Ghost Pain” y les decía que era una “suerte de precuela,” y hoy les comentaré sobre Ghost in the Shell: Innocence el cual es una “suerte de secuela.

Esta película arranca tiempo después del final de Ghost in the Shell, la Mayor ya no está, Batou se está recuperando de la evidente depresión, y en general todos están mas viejos. Pero el guión no es completamente original, ya vimos algo muy parecido en el manga y si no me equivoco en el anime también; solo que en esta ocasión el tono es mucho mas dramático y oscuro.

Innocence2

Evidentemente Ghost in the Shell siempre ha tenido una ambientación oscura, recordemos que es cyberpunk y eso implica una cierta tristeza, un cierto dramatismo; pero en este caso está mucho mas presente.

Me da la impresión que Mamoru Oshii nos está presentando aquí un punto en la historia en donde la singularidad está mas cerca y se está saliendo de control, sobre todo cuando vemos las dificultades que los agentes de la Sección 9 están pasando para resolver este caso, uno no puede si no preguntarse, si esto ocurre ahora ¿cómo será en el futuro?

La historia mas o menos es la siguiente, un grupo de  robots creadas para dar placer comienzan a asesinar a sus dueños, ¿por qué lo hacen? ¿Cual es el error en su programación? Queda de parte de la Sección 9 averiguarlo, ¿nada novedoso verdad? La cosa es que en esta ocasión la Mayor no está allí para asistirlos.

Y vaya que Motoko hace falta en esta historia, el equipo pareciera no tener un rumbo claro, a pesar de que los enemigos no son tan inteligentes ni tan poderosos se les ve esforzándose mucho para encontrar las pistas, mas de una vez vemos como los enemigos casi los sobrepasan.

Quizá la parte mas entretenida de la película es cuando los personajes visitan la mansión de Kim, creo que el desafío mental que representó para los personajes esa visita es de los mas genial, los enfrentamientos que vienen después son mas físicos que mentales. No digo que los combates no sean entretenidos, si no que me fascinan esos enredos mentales.

Innocence Poster

 

El arte es espectacular, aparte de tener un estilo mas oscuro como toda la película en general, la ambientación y los personajes están muy bien diseñados. Hay varias escenas en donde se mezcla el Japón tradicional con los cyberpunk de manera magnífica. Pero no es solo eso, en general toda la película es muy hermosa a nivel visual.

Conclusión

Ghost in the Shell: Innocence es una gran película, no será el pináculo de lo que puede ofrecernos esta franquicia, pero los fans no deberían dejarla pasar. Los enemigos podrían haber sido mas inteligentes, mas duros, pero incluso como están consiguieron hacer la historia interesante.

El arte es genial, razón por la que los fans de la animación no deberían perdérsela.

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos