Días atrás estábamos hablando de la Crísis de Energía y de las posibilidades del Torio; y entre las muchas cosas que comenté entonces les dije que ninguna de las nuevas fuentes de energía podía por si sola resolver la crisis.

Sin embargo tengo que confesar que nunca he considerado muy positivamente a los BioCombustibles ¿por qué? En pocas palabras porque ocupan espacio que podría utilizarse para la agricultura y a mi juicio sembrar plantas buenas para BioCombustible en lugar de sembrar alimentos  me parece una terrible elección.

Pero la investigación que la Boeing ha revelado recientemente podría cambiar todo eso.

“El siglo 20 vio a Norman Bulraug, este es el siguiente paso.”

Darrin L. Morgan de Boeing.

Resulta que Boeing, la compañía de aviación está teniendo problemas con la calidad de los combustibles que está obteniendo en estos momentos porque en muchos casos este combustible viene de arenas bituminosas y el petróleo que se obtiene de esas fuentes tiene características distintas.

Así que han decidido estimular el desarrollo de BioCombustibles cuya calidad suele ser muy superior, ellos mismos no están buscando producir BioCombustibles, pero sí apoyar a los científicos e instituciones que estén desarrollando estas tecnologías.

Una de esas instituciones es el “Masdar Institute” en “Abu Dhabi” en donde están desarrollando un proyecto que cambiará radicalmente la forma en que vemos a los BioCombustibles.

Los investigadores del Instituto Masdar están experimentando con un grupo de plantas llamadas “Halophytos” los cuales poseen una serie de características muy interesantes:

  • Crecen en los desiertos.
  • Puede regarse con agua salada.
  • Se convierte fácilmente en azúcares.

¿Cómo se traduce esto? Pues que estas nuevas plantas podrán ser producidas en desiertos en donde no competirán por terreno con los alimentos, al usar agua salada para el riego el costo se reduce muchísimo, y a facilidad al convertirse en azúcares, también significa que se puede convertir en BioCombustibles con facilidad.

Pero los científicos de Masdar han ido mas allá y han combinado el cultivo de estas plantas con acuacultura, produciendo no solo pescado si no también fertilizantes para las plantas.

Que fantástico será ver en el futuro los desiertos de todo el mundo convertidos en paraísos productores de BioCombustibles, esperemos que esta tecnología prospere y se popularice.

Mas información:

Energy Post

Artículos Relacionados:

Comparte este artículo con tus amigos