Corre el año de 1973, la guerra del Yom Kippur, el conflicto Arabe-Israelí está en sus inicios, pero ya Occidente puede sentir las consecuencias de un embargo de petróleo.
Esa fue la primera vez.

1977 Motivado tal vez por esta desagradable experiencia un joven científico de la Nasa Gerard K. O’neill, publica un libro llamado “The High Frontier” Ciudades del Espacio. En este libro se describe con increíble detalle una solución para los problemas energéticos del mundo mediante la obtención de energía solar en el espacio con tecnología de la época.

1979 La Crisis de los Rehenes y la revolución Islámica en Irán, los precios del petróleo vuelven a dispararse.
Se realizan algunos estudios en torno a las propuestas de O’Neill, pero los políticos son incapaces de comprender una solución a tan largo paso, se requiere otra visión, no una que esté reducida a las próxima elecciones.

Sin embargo los precios se mantendrán estables por un período de tiempo bastante largo, hasta que en 1990 a Saddam Husseim le da por invadir Kuwait, entonces los precios del petróleo suben otra vez.
Vuelve un ligero interés en los satélites de energía solar, pero no se llega a nada, en cambio se invierte en más dinero para armas y más soluciones a corto plazo.

Pero nuevamente las aguas vuelven a su cauce, los precios del petróleo se normalizan y todos son felices, por un tiempo.

Y entonces ¿que está pasando ahora? ¿por qué los precios del petróleo están tan horriblemente altos? Tenemos varias razones, primero y sin ninguna duda la guerra en Irak otra vez, si no hay estabilidad en Irak que es uno de los principales productores de petróleo del mundo, es evidente que la producción de petróleo va a sufrir, por ende la oferta es menor y los precios suben.

Luego tenemos a China y su “un país, dos sistemas” que ya prácticamente son un solo sistema, el capitalista. Todos estábamos muy molestos con China por ser comunista y no comprender las grandes ventajas de la libertad, la democracia y bla bla bla, pues resulta que el gigante despertó, probó el dulce del capitalismo y le gustó; pero eso no es gratis, la economía China apenas comienza a demandar recursos como petróleo, alimentos y otros materiales; pero el impacto se siente en todo el mundo. Aunado a esto tenemos el desarrollo de otras naciones, por ejemplo la India, quienes disfrutando de un largo período de tranquilidad están prosperando a pasos agigantados, pero al igual que en el caso de China, esto no es gratuito pues los habitantes de estos países se encuentran ahora en la posición de demandar más comodidades y bienestar, el desarrollo de sus industrias requiere más materiales esto significa un aumento en los costos de los recursos, alimenticios energéticos y de todo tipo.
Finalmente me permito agregar aquí una última razón quizá un tanto pretenciosa viniendo de mi, pero, durante todas las crisis energéticas previas en este país Venezuela siempre hubo un gobierno pro-Norteamericano, en cambio ahora…
Pero se sigue vendiendo petróleo a los Estados Unidos igual que antes ¿cual es la diferencia? la diferencia amigos es que el hombre habla, y habla mucho; y a los inversionistas no les gustan los que hablan; y sin inversionistas es muy difícil aumentar la producción de petróleo.

La producción de Petróleo Venezolano se encuentra en uno de sus momentos más bajos de los últimos años.

Pero bueno, no es sobre política Venezolana que quiero hablar.

En esta nueva crisis energética las naciones del mundo (ya no solamente occidente) se enfrentan a un tremendo desafío ¿cómo continuar con el actual nivel de desarrollo y al mismo tiempo satisfacer el continuo incremento en las demandas de recursos?

Miren hacia el cielo; el Departamento de Defensa de los Estados Unidos de América (muy previsores ellos) han publicado un informe en donde se revisan nuevamente los conceptos de energía solar en el espacio.

Pero si sabemos que esto ya se ha hecho una y otra vez en el pasado ¿que ha cambiado que nos haga pensar que esta ocasión será diferente?

En dicho informe podemos leer una lista de todas las cosas que han cambiado desde la época de O´Neill hasta hoy que convierten a los Satélites de Energía Solar en una posibilidad más tangible

La eficiencia de las placas de energía solar de la época era apenas de una 10%, hoy en día estamos en el orden del 40% y aproximándonos a 50%

La transmisión de energía sin cables apenas alcanzaba para la época un 20% hoy en día alcanzamos 80%, 90%

Entonces se consideraba que el manejo de un solo satélite requeriría una cantidad de unos 50k voltios, hoy en día se calcula que será menos de 1000 voltios.

Entonces se calculaba que se necesitaría un vehículo espacial capaz de levantar aproximadamente 250 toneladas; Hoy en día calculamos que podemos alcanzar nuestras metas con cualquier vehículo comercial capaz de levantar 25 toneladas.

La tecnología robótica de la época estaba en sus pañales, hoy en día es una de las tecnologías mejor desarrolladas.

Se calculaba que se necesitarían cientos de Astronautas para armar un solo satélite, hoy en día sabemos que podemos realizar la tarea sin usar a un solo hombre en el espacio, todo podría hacerse con robots teleoperados.

Como podemos ver nos encontramos en una situación completamente nueva y muy positiva ¿por qué razón continuar gastando dinero en combatir por un pedazo de tierra que igualmente va a quedarse sin recursos en unas décadas, cuando el espacio nos ofrece el infinito?

Blogalaxia Tags:,

Technorati Tags: ,

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos