Las teorías son los lentes con los cuales observamos al mundo. Lo cierto es que, cada quien es un sistema de creencias, principios, valores y conocimientos que le permiten comprender la realidad desde diferentes perspectivas. Cada una de estas posturas arroja una faceta diferente de la verdad, por lo tanto es válido el dicho que reza: No hay una única verdad, solo hay verdades.

He hecho este preámbulo porque deseo hablar de una obra cinematográfica en particular, la cual ha sido vilipendiada desde que se estreno en el 2013. Se preguntaran ¿A qué obra me refiero? Pues nada más y nada menos que a Elysium.

Elysium es una película estadounidense de ciencia ficción dirigida por Neill Blomkamp y protagonizada por Matt Damon, Jodie Foster, Sharlto Copley, Alice Braga, Wagner Moura, Diego Luna y William Fichtner. Está ambientado en un futuro cercano en el que una Tierra superpoblada tiene graves problemas de población y contaminación, en esta la parte más pudiente de la población reside aislada de todo esto en un hábitat espacial llamado Elysium; mientras que el resto habita en el planeta que es hostil.

La película, a grandes rasgos, nos narra las peripecias de Max Da Costa (Matt Damon) quien es un ex convicto que vive en Los Ángeles. Este joven, que trabaja en una compañía que fabrica robots, es afectado significativamente por un accidente laboral, quedándole solo 5 días de vida. Desesperado acude con su amigo Julio a ver un contrabandista llamado Spider (Wagner Moura), este le ofrece una oportunidad, pero a cambio debe hacer un último asalto, el cual lo terminara llevando a colisionar con una conspiración que unos Elysianos están preparando para tomar el control del hábitat espacial.

Las consecuencias del asalto tendrán a Max saltando de un lado a otro y preparando una invasión en el hábitat que tendrá graves consecuencias y un cambio significativo en la forma como se dan las relaciones entre la Tierra y el Hábitat.

Esta es, más o menos, la trama de la película. He de comentar que a muchos no les gustó, y eso se debe en gran medida a la forma como la vendieron. También, presumo que la temática no les agradó a algunos. Por otro lado he leído críticas diciendo que la película no tiene mucho valor, ni como obra de ciencia ficción, ni como film.

Lo cierto es que, en varios aspectos, la película es muy sosa. La trama no es cosa de otro mundo si la comparas con otras obras que salieron durante la misma fecha. La velocidad de la misma juega en su contra, la forma como está estructurada, la narrativa y los villanos tampoco ayudan. Pero eso depende del lente con el cual mires la obra, pues resulta que desde mi lado del espejo Elysium me cuenta algo diferente.

Ya he dicho por este blog, que soy licenciado en Estudios Políticos, es más tengo por aquí un artículo dedicado a la Matrix I como una metáfora de las ideologías, y hago el inciso en que mi área de especialización son las Relaciones Internacionales. Hecha esta salvedad, diré que desde esta óptica estoy haciendo la lectura de Elysium. También quiero agregar que a mí la película si me gustó, a modo de placer culposo lo digo, estoy claro que tiene sus fallas, pero a su vez tiene un yo-no-sé-que que me llama la atención. La habré visto completa unas 4 veces, y por retazos no sabría decir, la comenté con otra colega, la vi de cabezas, repose las lecturas que he hecho, la he visto desde diferente ángulos y esta es la lectura que le hago.

Elysium Space city

Elysium vista a la óptica de los Estudios Políticos

Leyendo entre líneas, y recordando algo que dije en el articulo mentado más arriba, debemos recordar que el Arte siempre ha sido una forma y vía de escape a través de la cual el pueblo y los intelectuales se han manifestado y criticado a la sociedad y los gobiernos. En lo referente a la literatura ha sido una constante, por ejemplo tenemos desde Tomás Moro (Santo Patrón de mi profesión, aunque yo preferiría a Nicolás Maquiavelo como Numen Patrón) con su Utopía, Miguel de Cervantes Saavedra con su Don Quijote, el Bardo Inmortal con un sinfín de obras, pasando por Aldous Huxley con su Mundo Feliz, Orwell con 1984 y pare usted de contar, la literatura ha criticado entre líneas y ha hecho propuestas, pero es necesario saber leer y tener conocimientos de ciertos arcanos para encontrar el mensaje o ver el mensaje que uno quiere ver. Es muy tonto, y la escuela de Cambridge, especializada en la Historia Conceptual, lo critica como un error, pensar que de forma anacrónica que un autor quiso criticar y decir algo, eso es una falla de lectura, por llamarlo de alguna manera.

Volviendo sobre el tema, para mí, es la Ciencia Ficción, aquel genero subestimado, el que más aporte ha hecho a la crítica y revisión de la sociedad. Hagan memoria, váyanse al contexto histórico y vital de los autores y verán que es cierto. Wells, uno de los padres de este monstruo, criticó en sus obras al colonialismo, la división de clases y la industrialización y pare usted de contar. Si mira con detalles todos han hecho una revisión. La literatura de distopía, como un acento dentro de esta sinfonía es la visibiliza más esta crítica.

Bien nos preguntamos, después de esta disertación, ¿Qué es la crítica que hace Elysium? O mejor dicho ¿Cuál es la lectura que tú le haces al film? La propuesta de Elysium no es nada nueva, pues el tema sobre el cual ha decidido hablar, es un asunto que la humanidad ha vivido, vive y vivirá, y es la diferencia de clases y la calidad de vida. Elysium no es un retrato de lo que está por venir, es un retrato de lo que ya vivimos, y lo más triste es que nos encontramos dando vueltas alrededor de este asunto desde la antigüedad ¿Cómo así? Sencillo, tenemos en Elysium un Estado/país/Nación/Hábitat donde hay una minoría que vive bien, sin problemas ni preocupaciones, que tienen todo resuelto gracias a la tecnología y el trabajo de otros. En este lugar no hay dolor, ni pesar, salvo uno que otro ataque por parte de contrabandistas que deseen acceder a los bienes que hacen tan remarcable la vida en Elysium.

Elysium es la metáfora del mundo industrializado que vive bien sobre los hombros de un mundo no industrializado que realiza todo el trabajo… ¡Oh! ¡Santa Ciencia! Esto suena a Marxismo, sí y no. ¿Acaso no dije que este era un tópico más viejo? Claro que podemos comparar a Elysium con EE.UU. y UE, donde hay una elite que vive cómoda, con cierto estándar y calidad, y al resto de la tierra la podemos comparar con el tercer mundo donde se malvive y donde algunos osan lanzarse a la aventura de entrar contrabandeados a por esas fronteras para tener un poquito de esa calidad de vida, para disfrutar y vivir un mundo mejor.

Pero también es la historia de Imperio Romano, donde Patricios y Plebeyos Vivian bien a costa del trabajo de esclavos. Y tenían en sus puertas a los bárbaros que anhelaba el estilo de vida romano, y como no podían tenerlo por las buenas, (Roma no se daba abasto, y debía conquistar y atacar a otros para tener los recursos para satisfacer el estándar de vida de su población) lo intentaron por las malas. ¿Qué tal? Muy adelantados nosotros, ¿Cierto?

¿Pero hasta aquí tu lectura? La verdad es que no veo mucha teoría. Pues mi respuesta para ti, es, pues no. Desde la Teoría de las Relaciones Internacionales existe algo llamado la Teoría Critica (para mas señales su máximo exponente es Robert Cox), la cual es conocida como el neogramcismo en las RR.II. la Teoría critica, que también se visualiza en el paradigma del Pulpo, nos dice que, en el Sistema Internacional, hay un centro y una periferia. Esta segmentación se ha realizado en función a la división internacional del trabajo, pues los Estados Periféricos son aquellos que, al estar menos industrializados o ni siquiera eso, se dedican a extraer recursos materiales sin procesar, los cuales venden al centro, quienes los procesan y transforma en productos elaborados para mantener su estándar de vida y los excedentes se lo venden a los periféricos.

Esto es conocido, también, como la Teoría de la Dependencia, ya que la relación entre el centro y la periferia es de dependencia. Alguien diría que los periféricos llevan las de perder, es cierto, pero a medida que se intensifica esta relación se crea una vía en los dos sentidos. La teoría crítica, a su vez, nos dice que los Estados Centrales crean una estructura o súper estructura internacional, que son los regímenes internacionales, a fin de mantener y preservar su control. Estas estructuras se manifiestan a través de las Organizaciones Internacionales, el Derecho Internacional Público y hasta las Empresas multi y transnacionales.

Desalentador ¿Cierto? Desde esta perspectiva, ¿Cómo vemos a Elysium? Pues es obvio que la gente que vive en la tierra representa a los Estados Periféricos, mientras que los que habitan el Espacio son los Centrales, que depredan a los periféricos para vivir bien. En cuanto a la estructura, el control del centro se ve manifestado en la capacidad que tienen estos para controlar el espacio aéreo y el monopolio de la violencia física. Es curioso que los terráqueos fabriquen los robots que los Elisianos usan para reprimirlos. Recordaran la escena de Max en la fila del autobús. Además de que eso es lo que produce la fábrica en la cual trabaja Max, supongo, además, que se habrán percatado de las condiciones de trabajo en las cual labora el protagonista, recuerdo a cabalidad la escena donde dice: solo tiene 5 min para ir al baño y deben ir una sola vez al día.

Mis últimos comentarios me llevan a otros derroteros, y es la relación entre la Inmigración y la condición de ciudadanía. Verán en la obra de Elysium los trabajadores son tratados como meros animales, cosas de las cuales podemos disponer, ni son dignos de tratar directamente con ellos, ¿recuerdan la actitud del empresario que junto a Jodie Foster desean dar el golpe de Estado? ¿Qué tal la escena donde Max esta herido después del accidente y quien lo atiende es un robot? Esa es una realidad que vivimos, en Estados Unidos se dan casos de las maquilas, o las condiciones laborales en Asia, por poner el ejemplo más sonado (India y China son fuertemente denuncias por el trabajo infantil) o las condiciones de la subcontratación.

¿Qué tal del trato que Jodie Foster dispensa a las naves de contrabando que se dirigen a Elysium? ¿Acaso no les recuerdan a los problemas en el Mediterráneo con los africanos tratando de llegar a Italia y los barcos que se hunden? Todo esto nos lleva a preguntarnos, desde el otro lado de la acera, ¿Bueno los que viven en Elysium no tienen derecho a proteger sus fronteras de estas incursiones? La respuesta podría ser, sí, y la verdad es que sí. Pero surge un gran problema, el cual por cierto Seyla Benhabid (pensadora contemporánea, autora y profesora turca de ciencia política y filosofía política en la Universidad de Yale y directora del programa de ética, política y economía de la misma) aborda en un libro Los Derecho de los Otros” donde cuestiona la condición de Ciudadanía y la Inmigración y donde se pregunta ¿Qué debemos hacer con los inmigrantes ilegales? ¿Qué son? ¿Cuál es su condición? ¿Personas? ¿Ciudadanos? ¿Tiene algún deber para con ellos el Estado Receptor? Las preguntas que plantea aun no están resueltas, y la verdad aun no tiene solución, hay un sinfín de manera de abordarlas, en la obra vemos que estas preguntas son planteadas por el Primer Ministro Patel y el personaje de Jodie Foster, y la solución de esta es la más usual, y la dicotomía entre ambos es tal que llevara a esta a planear un golpe de Estado. A nosotros nos lleva entonces a preguntarnos ¿Qué esperanzas hay en un mundo tan desalentador? El film nos da una respuesta.

Durante buena parte de la película vemos como Max da Costa, está tratando de llegar a Elysium para salvar su vida, es más, tiene en su cabeza un programa que podría darle la ciudadanía a o todos los terráqueos, lo que permitiría que estos accedan, sin tanto lio, a los recursos que ofrece el hábitat. Al final Max lo consigue y logra otorgarles la ciudadanía a todos y nos deja con un montón de dudas pues la película termina allí. Un final colorido, muy agridulce, pero que nos deja una pregunta: si esto es una metáfora de nuestra realidad ¿Cómo podemos hacer el cambio nosotros? No, no es buscando un mesías que nos salve. No, tampoco es haciendo la revolución. No, tampoco es infiltrando la súper estructura y cambiándola desde adentro, bueno ese es plausible. No, tampoco invadiendo el centro y apropiándonos de todo, aunque es tentador. No, no hay respuesta.

En realidad, todas las anteriores son respuestas validas. La mejor forma de cambiar esta realidad es la que se está dando, a través del individuo (ya sea visto como cada uno de nosotros o del individuo entendido como grandes grupo de personas organizadas) cada vez más interesado en lo que ocurre en el Sistema Internacional. A través de las colectividades, que valiéndose de la tecnología de información, (Que en la película abre una abismo profundo entre los ricos y pobres) hacen presión en los gobiernos y se ayudan unos a otros. A través de la lucha constante y la búsqueda y construcción de los valores y estándares de vida. Lo cierto es que no hay soluciones fáciles.

Elysium Robot

Consideraciones finales

Hasta aquí nos ha llevado nuestro periplo. Supongo que a algunos lectores le habrá llamado la atención, tal vez su perspectiva del film no ha cambiando, al fin y al cabo, es una lectura que yo he hecho desde mi nicho de la realidad y mis conocimientos. Creo que otros, aun desde mi área, podrían tener otra lectura más rica e interesante, pero eso es lo bello del arte, lo bello del conocimiento.

Recapitulemos entonces: Elysium hace una crítica a la situación actual de la realidad internacional, a través de una historia que lo único innovador es la narrativa que ha usado. También hemos visto que es un problema de vieja data, por lo tanto ¡No somos tan adelantados como pensábamos! Avanzaron los medios y modos de producción, la tecnología y algunas sensibilidades, pero tenemos problemas que data desde la antigüedad.

Elysium nos ha mostrado como vive una buena parte del mundo, y plantea otra cuestión ¿Qué es una persona? ¿Qué derechos tiene frente al Estado? ¿Qué somos para aquellos Estados-Nación ajenos al nuestro? Además de plantear ¿Tiene derecho el individuo a reivindicarse como persona? ¿Qué es la ciudadanía? Y otras más.

También nos hemos dado cuenta que este no era un film tan malo, que todo depende del lente con el cual lo miremos. Y por último, esta película pone sobre el tapete algo que mi mentora y amor de mi vida dice y ha dicho en todas sus clases: En todas las partes y regiones del mundo ¿Quién no quiere vivir mejor?

En fin, espero que este ejercicio intelectual, bien pedante, haya servido de algo, espero haber cambiado algunas formas de ver el mundo, o enriquecido el de alguien. Pero, sobre todo, me gustaría conocer vuestras opiniones.

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos