Stanislaw Lem El Congreso de Futurología

No sé si fue porque entonces era yo muy joven, pero recuerdo El Congreso de Futurología de Stanislaw Lem, como un libro auténticamente muy difícil de leer, muy difícil de entender, a pesar de ser una novela bastante corta. De hecho creo que todos los libros de este autor me golpearon mas o menos de la misma manera, creo que venir de leer los clásicos de la Ciencia Ficción Angloparlante y encontrarse con este Polaco era como darse en la cara con una pared de piedra. Es curioso darme cuenta que de los libros de Lem que he leído nunca antes había reseñado ninguno, prueba de que no lo recuerdo con el cariño que debería.

El Congreso de Futurología nos pone en la piel de Ijon Tichy, el personaje protagonista de muchas de las historias de Lem; Tichy es enviado al Octavo Congreso de Futurología en Costa Rica en donde Lem nos expone a su bizarra visión del futuro, describiendo situaciones cada vez mas imposibles.

Como suele pasar en esos países Latinoamericanos (mira que yo sé de eso) una revolución estalla y los rebeldes atacan el colosal hotel en donde se está llevando a cabo el Congreso. Pero la aventura de nuestro protagonista no ha hecho mas que comenzar…

Stanislaw Lem The Futurological Congress

Sin entrar en demasiados spoilers, el gobierno para pacificar a los rebeldes los bombardea con un coctel químico que los droga y los estimula a intentar ayudar a sus enemigos. Tichy pronto descubre que el gobierno utiliza las drogas muy libremente para controlar a su población, nuestro héroe será una víctima de estas drogas y será lanzado por un carrusel psicodélico sin principio ni fin.

Lem utiliza un truco muy inteligente aquí, toma a Tichy un personaje al que conoce bien y ha utilizado en multitud de ocasiones anteriores y lo pasea por las situaciones mas extrañas e impresionantes que puede concebir su mente (de verdad cuesta creer que esto fue publicado en 1971).

El libro es surrealista, como meterse en una pesadilla, y de hecho al igual que sucede con algunos sueños, el protagonista es incapaz de diferenciar la realidad de la ilusión y parece creer que finalmente ha despertado en varias ocasiones solo para darse cuenta que todavía está viviendo dentro de la ilusión.

Se supone que El Congreso de Futurología es una comedia, una parodia, una sátira, una obra humorística, pero sinceramente el humor de Lem me supera por mucho, ¿será que me lo tomo demasiado a pecho? ¿Será que veo el presente y se me hace que estoy en el futuro que Lem describió en los 70’s?

La aventura de Tichy no termina ni bien ni mal, de hecho uno queda como preguntándose ¿realmente terminó la historia? En mi caso creo que acabé preguntándome ¿qué demonios acabo de leer?

El Congreso de Futurología es un gran libro, solo que hay que estar preparado para él, no se trata de los típicos temas de la Ciencia Ficción gringa, nos encontramos con un libro que a pesar de ser bastante corto contiene una carga muy pesada.

Cuando vivimos en un mundo en donde por todas partes se aprueba el uso del cannabis, uno no puede mas que preguntarse, ¿nos estamos acercando mas al universo descrito por Lem en este libro?

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos