Recientemente hemos leído varias noticias sobre la controversia que ha causado la transmisión de la nueva versión de Cosmos con Neil DeGrasse Tyson a la cabeza, nosotros los hispanoparlantes miramos la situación desde afuera y nos extrañamos de que sectores de una cultura como la norteamericana que se ha beneficiado tanto de la ciencia y la tecnología manifieste este rechazo hacia un programa de televisión que lo que pretende es precisamente promover la ciencia y la tecnología.

Muchas personas insisten que se trata de un problema religioso, el combate de una cultura religiosa contra una cultura científica; pero yo creo que hay algo mas allá. No se trata de algo meramente religioso, preguntémonos, ¿por qué la Iglesia Católica no parece tener problema alguno con Cosmos? Ciertamente la religión forma parte de la ecuación pero no es el fin último de quienes no quieren que Cosmos se transmita, su verdadera preocupación es poder…

La Teocracia Invisible

Con frecuencia vemos a la gente criticar a los árabes y a las culturas de medio oriente por permitir que las figuras religiosas consigan tanto poder político, observamos a sacerdotes de diferentes sectas religiosas haciendo llamados para orientar los votos de una forma u otra, incluso vemos a esos sacerdotes subir al poder y coronarse líderes a si mismos.

Pero ¿saben ustedes en donde está pasando algo similar? En los USA; así es, el país en donde se invierte mas dinero en el desarrollo de Ciencia y Tecnología de todo el mundo, es también donde está creciendo una Teocracia Invisible.

¿No me creen? Observen cuidadosamente los perfiles de muchos líderes políticos en Estados Unidos, no solo tienen fuertes vínculos con diferentes iglesias, es que además tienen una agenda enormemente influenciada por ideas religiosas.

Esta tendencia se ha vuelto tan grande que hoy en día cualquiera que pretenda ser elegido a cualquier puesto en el gobierno de los E.E.U.U. tiene que ser muy cuidadoso de lo que dice y deja de decir en referencia a temas religiosos.

La Promoción de la Ignorancia

Tenemos que estar claros entonces que un amplio sector de los gobernantes o líderes de la nación mas poderosa del mundo, llegaron al poder montados en esa plataforma religiosa, gente que obedece ciegamente los mandatos de sus líderes religiosos, personas que rechazan la evolución, quienes ven a la investigación científica como algo negativo y peligroso.

Entonces tenemos que preguntarnos, ¿que tipo de votantes necesitan estos políticos? ¿La gente que mira Cosmos votará por ellos? ¡No! Ellos necesitan mas votantes como los que los subieron al poder, gente ignorante con poca educación y que ve a la ciencia y a la tecnología como algo negativo.

¿Es conveniente para estos políticos que aparezca un programa de televisión como Cosmos? ¿Que esté bien realizado, que sea popular y que tenga a un personaje tan carismático como Neil de conductor? No, por supuesto que no.

Si la gente se educa, si la gente comienza a pensar, si la gente comienza a hacer preguntas, dejará de votar por ellos…

Es un círculo vicioso, la gente vota a estos líderes basada en su ignorancia, y estos líderes necesitan a mas gente ignorante para que los sigan votando de modo que ellos permanezcan en el poder.

Pero yo diría que no es solo un círculo vicioso, es una espiral en descenso que conduce al desastre, nuestra sociedad ya no puede funcionar sin el continuo desarrollo de la ciencia y la tecnología, si el avance se detiene la civilización desaparece.

Una mirada crítica a nosotros mismos

Criticamos a los USA, pero pienso que tenemos que mirarnos a nosotros mismos, aquí en Venezuela, en Latinoamérica y en España, ¿quien eligió a los líderes que tenemos? ¿Le conviene a esos líderes que la gente esté mejor educada? ¿Los volverían a votar si tuvieran mejor conocimiento de ciencias, economía e historia?

Para romper este círculo vicioso, para tener mejores líderes, tenemos que educarnos nosotros mismos y educar a nuestros hijos.

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos