Hace poco estaba comiendo con la familia y todo lo que estábamos comiendo se había comprado con los ingresos de este blog. En un país donde la comida escasea, nosotros nos estamos alimentando con el dinero que sale de un blog en donde se escribe de juegos de video, cómics, libros de rol, anime, etc. ¿No es algo curioso?

Se siente como si alguno de esos superhéroes de los que escribo continuamente, me hubiese sacado del pozo de problemas en donde estaba. Por supuesto, seguimos teniendo problemas. Pero este blog ayuda enormemente.

La Ficción Salva a lo Real

Aunque tal vez, no sea algo tan extraño. Si uno se pone a pensar. Cuando J. K. Rowling ganó todo ese dinero por los libros y las películas de Harry Potter. Ella era una mujer con problemas económicos, pero luego pudo incluso donar una buena parte de su fortuna. Y toda esa gente que se vio beneficiada, ¿no fue en cierta manera tocada por la magia de Harry Potter, Hogwarts y ese universo de ficción?

Es decir que de un mundo imaginario se obtuvo dinero para resolver problemas del mundo real.

La Magia eres tú

Lo más curioso es pensar que el conducto de esa “magia” eres tú. La gente que compró esos libros de Harry Potter, los que consiguieron que las películas fueran un éxito en taquilla. Fueron la catálisis para que esos problemas se resolvieran.

En mi caso, son ustedes mis queridos lectores, esas personas que regularmente entran al blog, le dan me gusta a los posts en facebook, o quienes comparten los artículos en las redes sociales o quienes me apoyan en Patreon. Ustedes me están ayudando enormemente. Haciendo que el blog le llegue a mas personas. O consiguiendo que los motores de búsqueda noten la calidad de nuestros artículos.

A todos ustedes, muchas gracias. Sinceramente muchas gracias. Lo que se está viviendo en Venezuela en estos días es verdaderamente MUY feo, terrible, dramático. No me gusta ni comentarlo por temor a arruinar el día de los demás. Pero créanme, esto es muy, pero muy feo. Y gracias a ustedes yo me estoy salvando de lo peor.

De nuevo muchas gracias amigos.

La Fantasía puede salvarnos en muchas formas

Con frecuencia se critica a la Ciencia Ficción y a los demás géneros fantásticos como “escapistas” y aunque yo opino que están muy lejos de la verdad, no puedo dejar de pensar. ¡Carajo! ¿Y es que este mundo nuestro es tan maravilloso que no necesitamos escapar de vez en cuando?

Cuando un pobre venezolano que se ha tragado mil tragedias durante el día en la calle, finalmente llega a su casa y ve un rato Juego de Tronos, ¿no se merece ese escape?

¡Gracias Señor Martin! Gracias Señores Beniof y Weiss, si no fuera por las aventuras de Tyrion, Jon Snow, Daenerys y compañía, ¿cuantos venezolanos no vivirían más infelices? Al menos tienen ese escape. Triste sería que los consumiera el stress y la depresión.

Así que cuando nos sumergimos en el mundo de Drizzt, cuando nos damos un paseo por el barrio de Saitama, o cuando saltamos al combate en la cabina de un mech. Es una fantasía, es un sueño, es una falsedad, pero ¡menos mal que tenemos esa opción! ¡Que bueno que podemos engañarnos a nosotros mismos hasta ese extremo!

Y lo mejor es que al salir de esos mundos fantásticos, al volver a nuestras realidades personales, tenemos más ánimo, y con frecuencia una nueva perspectiva desde la que analizar y resolver nuestros problemas.

¿Cómo te Inspira lo fantástico?

Mis amigos quizá estén un poco hartos de que cuente está historia. Pero algunos años atrás, cuando se iban a estrenar las películas de El Señor de los Anillos (hace más de 15 años). Los libros se pusieron muy de moda y en todas partes todo mundo hablaba del mundo de Tolkien. En los grupos de Yahoo, había una comunidad de fanáticos muy activa. Un día una chica nos preguntó: ¿De qué manera te influencian tus personajes favoritos? ¿Cómo sientes que influyen en tu día a día? Y luego pasó a contarnos como su favorito, Legolas, la inspiraba a ella a ser una mejor amiga, a ser más sacrificada, más atenta, etc.

A mi me inspira Sam:

Es Igual que en las grandes historias señor Frodo, las que realmente importan. Llenas de oscuridad y de constantes peligros, esas de las que no quieres saber el final porque, ¿Cómo van a acabar bien? ¿Cómo volverá el mundo a ser lo que era después de tanta maldad como ha sufrido? Pero, al final, todo es pasajero. Como esta sombra. Incluso la oscuridad se acabará para dar paso a un nuevo día, y cuando el Sol brille, lo hará más radiante aún. Esas son las historias que llenan el corazón porque tienen mucho sentido, aun cuando eres demasiado pequeño para entenderlas. Pero creo, señor Frodo, que ya lo entiendo, ahora lo entiendo: Los protagonistas de esas historias se rendirían si quisieran pero no lo hacen, siguen adelante porque todos luchan por algo. Hay algún bien en este mundo Señor Frodo y vale la pena luchar por él.

En muchas ocasiones ustedes han sido el Sam de este Frodo. De nuevo, muchas gracias a todos.

 

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos