Hace treinta años Gerard K. O’neill escribió su famoso libro “High Frontier” en donde describía profusamente las ventajas de construir satélites para obtener energía solar en el espacio, pero antes que el lo hizo Dandridge M. Cole y antes que ellos lo hizo Konstantin Tsilkovski; así que el asunto de los SPS (solar power satellites) es viejo, podía hacerse hace treinta años, con tecnología de hace treinta años ¿Qué podríamos decir de hoy en dia?
Adivinen ¿quien acaba de descubrir los SPS? Nuestros amigos del Departamento de defensa de los Estados Unidos (DOD) se les ha ocurrido a los jerarcas de las esferas militares en el país del norte, que en lugar de utilizar largos convoyes transportando combustible a través de las zonas en guerra, podrían tener un milagroso rayo de energía cayendo desde el cielo ¿Qué tal?
Pero estemos claros, el caso es que esta idea no hubiese surgido nunca de no ser por el aumento en los precios del petróleo. Por supuesto los gobiernos empiezan a pensar en alternativas, sacan las cuentas de lo que les esta costando la guerra en Irak, piensan a futuro y se preguntan ¿Qué va a pasar mañana cuando el petróleo continué subiendo? Entonces claro comienzan a mirar a los lados y se encuentran las ideas de O’neill y les gusta lo que ven.
Y digo yo, ¿no sería la cosa más cínica del mundo que después de años de criticar los gastos que hace estados unidos en el sector militar, sea precisamente el departamento de defensa el que nos saque la pata del barro? XD

http://www.thespacereview.com/article/931/1

http://spacesolarpower.wordpress.com/

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos