Últimamente he estado leyendo io9, un blog del grupo Gawker (los mismos de Kotaku) sobre ciencia ficción, y hoy me conseguí con este artículo de Annalee Newitz, que me pareció tan bueno que consideré que valía la pena hacer una traducción.

El artículo trata sobre todo de Estados Unidos, pero como esta nación es tan importante para la economía y la cultura de mi país y del mundo en general, pienso que es importante que lo leamos:

Los Estados Unidos han existido por poco más de dos siglos, lo cual es muy poco tiempo cuando consideramos que muchas naciones y ciudades estado han durado por miles de años (hola, Roma). Ahora comienza a parecer que este breve experimento de gobierno humano va a fallar, y pronto. Escritores de ciencia ficción desde William Gibson hasta Lyda Morehouse han escrito sobre el futuro donde los Estados Unidos ya no existen, o han sido reorganizados tan fuertemente que ya no son reconocibles. Y Paul Saffo, un futurista de Stanford, recientemente declaró al “San Jose Mercury News”, “Los Estados Unidos podrían no existir en ninguna forma reconocible en los mediados de este siglo.” Aunque no ofreció una larga lista de razones, sabemos exactamente que fue lo que quiso decir.
Hay buenas razones para creer que los U.S. están partiéndose en pedazos, y tenemos cinco grandes para que las analices mientras observas como este una vez poderoso imperio del siglo veinte, suavemente se escurre por el desagüe.


1. Demasiadas Divisiones Internas

La gente en los Estados unidos dice que el país se encuentra dividido en “Estados Rojos” (regiones conservadoras) y “Estados Azules” (regiones progresivas). La división es tan extrema que las más recientes elecciones presidenciales han sido casi empates, con los estados rojos votando a los republicanos y los azules votando democratas – La nación está tan exactamente dividida, y el voto es tan controversial, que en el 2000 la elección presidencial tuvo que ser decidida por las cortes en lugar de los métodos estándar.

Pero la nación no está dividida solamente entre azules y rojos. También está dividida entre pobres y ricos, con algunos estados como California con un GDP (Producto domestico neto) per capita que va por encima de los 42 mil $, y otros estados como Mississipi con un GDP per capita tan bajo como 24 mil $.

¿Puede una nación dividida tanto ideológica como económicamente sobrevivir? Una cosa es disentir sobre religión, pero es algo muy diferente disentir sobre lo que debe estar en el sistema escolar estatal el próximo año. Cuando la gente en algunas regiones de los Estados Unidos se siente rechazada económicamente, y también insultada culturalmente, pueden comenzar a sentir que no tienen otra opción excepto romper con una nación que ya no representa sus mejores intereses.


2. Una cultura decadente

Los Estados Unidos ha sido por largo tiempo, el mayor exportador de cultura popular.
Las películas estadounidenses se ven por todo el mundo, desde Cuba hasta los Emiratos Árabes, y la televisión norteamericana cubre el planeta también. Parcialmente eso es por que Hollywood es una industria tan rica que sus productos son simplemente las cosas más brillantes, pero también debido a que la cultura pop de la nación ha sido inspiradora (e incluso propagandística algunas veces) y rompedora de paradigmas. Pero ahora, incluso la más duros fans de la cultura pop norteamericana tienen que admitir que la maquina de Hollywood necesita algunas serias mejoras. Está en decadencia. El más grande signo de la decadente cultura pop es la cantidad de secuelas y remakes que circulan a través de la maquinaria pop.

Las películas de este verano y las proximas temporadas de la TV, son ejemplos perfectos. Tenemos una secuela de Batman, un remake de Hulk, una versión de un comic book en Wanted, y una secuela de Hellboy en los teatros, además un remake de una serie de TV británica (Life on Mars) se planea para el otoño.

¿Como pueden los US continuar siendo una nación de innovadores y librepensadores si toda nuestra cultura pop está siendo reciclada de la cultura pop de previas generaciones? No estoy diciendo que exista algo como una historia completamente original, pero rehacer viejas historias una y otra vez estimula a la gente a mirar atrás al pasado en lugar de pisar nuevo terreno.


3. Demasiado Militarismo, no suficiente bienestar social

Mientras que el gobierno norteamericano pelea una costosa guerra que es tan impopular que incluso el antiguo Secretario de Estado Colin Powell dice que no es justificada, el país aún no ha establecido un sistema de salud pública o resuelto sus problemas con la seguridad social y el gasto de salud. Los ricos piden impuestos más bajos, y la gente como el billonario Bill Gates dice que puede mejorar las situación al dedicarse a la filantropía. Si claro, la filantropía funcionó muy bien a principios del siglo veinte, cuando gente como Andrew Carnegie dijeron los mismos. Y entonces la nación cayó en la Gran Depresión, y se tuvo que crear un sistema de beneficencia sano.

No parece que vayamos a ver otro presidente o administración que tenga la voluntad de reiniciar el gasto social, y eso solo se agrega a los problemas que discutimos en la razón #1. No importa si estás de acuerdo o no en que la seguridad social es o no es la respuesta, lo que es claro es que el gobierno debería estar invirtiendo más en mejorar las vidas de sus ciudadanos en lugar de pelear una guerra en Iraq.
Quizá el dinero debería ir a la educación, o al sistema de salud, o la investigación espacial. El punto es que los ciudadanos norteamericanos se sienten cada vez más abandonados por su gobierno.


4. Los Ciudadanos no confían en su gobierno

El grupo de inteligencia “National Security Agency” (NSA) ha admitido que pasó muchos de los últimos años grabando y espiando en vastas porciones de la población norteamericana.

La NSA solicitó a muchos proveedores de Telefonía e Internet como AT&T que le entregara toda la información que tenían sobre lo que cada cliente estaba haciendo en linea o en el teléfono. Y AT&T lo hizo, incluso aunque la NSA no tenía los papeles necesarios ni realizado las apropiadas gestiones en la corte para obtener los datos sensibles. El gobierno norteamericano ha intentado perdonar repetidamente a la NSA por hacer esto, lo que sienta una atmósfera de miedo y sospecha entre los ciudadanos estadounidenses. La mayoría de los ciudadanos norteamericanos saben que ellos probablemente están siendo espiados y han abandonado la idea de privacidad. Mientras tanto, los ciudadanos estadounidenses no pueden confiar realmente que el gobierno les de información financiera real. Muchos comentaristas han apuntado que el método que utiliza el Tesoro de Estados Unidos para medir la inflación ha ocultado el hecho de que el país está sufriendo de un nivel de inflación mucho más grande de lo que quiere admitir el gobierno.

Así que si tu gobierno está espiándote, y mintiéndote sobre cuan más costoso se ha vuelto vivir en los Estados unidos, ¿cómo puedes confiar en que el gobierno te cuida y te protege?

Puede ser por eso que son tan pocos los ciudadanos que van a votar, parcialmente por que sienten que su gobierno les miente sobre todo, así que ellos ni siquiera se molestan en participar en el proceso político.

Obviamente la situación es mucho más complicada que eso, pero como nunca antes, es fácil ver que una nación que no se representa a si misma transparentemente a sus ciudadanos, podría estar encaminada a su caída.


5. No hay un liderazgo en Ciencia o Ingeniería

Lo que hizo a los Estados Unidos una de las naciones más poderosas del mundo durante el siglo veinte, fue su enfoque en innovación en la ciencia e ingeniería. El gobierno invertía dinero en el desarrollo de nuevas tecnologías que hicieran la vida fácil – y admitamoslo usarlas como armas. El consejero de ciencia de la presidencia era una posición importante, que la administración Bush bajó de categoría. Ahora no hay un consejero de ciencias directo con el presidente de los Estado Unidos. Aún más, las nuevas leyes de inmigración norteamericanas mantienen a los talentosos inmigrantes científicos fuera del país, y la falta de un fondo para la educación científica significa que menos y menos jóvenes estadounidenses crecerán con la capacidad para inventar tecnologías que transformen al mundo. Tampoco ayuda que el Gobierno norteamericano aún rechace los hechos científicamente probados sobre el cambio climático, ha prohibido las becas para la investigación en áreas prometedoras como las terapias de células madres, y rechace proveer educación sexual básica en las escuelas.

Sin un fuerte enfoque en educación de ciencia y tecnología, como también una fuerte agenda científica en el gobierno, es muy posible que los Estados Unidos se vuelvan un anacronismo tecnológico. Se secará y desaparecerá en la obsolescencia mientras Europa y Asia van al espacio en sus nano-trajes con tripulaciones de Robots con Inteligencia Artificial. En adición, sin una fuerte agenda científica, los Estados unidos no será capaz de enfrentar el cambio climático, y por lo tanto llevará al mundo entero consigo por el drenaje.

Autora original: Annalee Newitz

Traducción: Vladimir Vásquez F. también conocido como Lobo7922

Y pregunto yo ¿Nos vamos a dejar arrastrar por el drenaje?

Entradas relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos