Schrödinger y Heisenberg van en un carro, de repente Heisenberg dice:
– Creo que atropellamos a un gato.
– ¿Esta muerto? – Pregunta Schrödinger.
A lo que Heisenberg responde:
– No estoy seguro

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos