Muchos de nosotros conocemos al ascensor espacial a través de obras de ciencia ficción como “Las Fuentes del Paraíso” de Arthur C. Clarcke o la saga de Marte de Kim Stanley Robinsón. Sin embargo a partir de 1991 y el descubrimiento de los Nanotubos de carbón, el elevador orbital entra en el terreno de la realidad.

¿Qué es un Ascensor espacial?
Es un medio para viajar al espacio de forma muy económica, en lugar de utilizar costosos cohetes; un vehículo escala un diminuto cable, desde una base en tierra hasta una estación en el espacio, utilizando simples motores eléctricos.

El problema es que un cable de tales características tendría que resistir una tensión enorme, y hasta hace muy poco no existía ningún material capaz de soportar semejante fuerza; en estos momento aún no existe tal material, pero con el descubrimiento y los actuales avances en los nanotubos de carbón, empresas como “Liftport” están apostando a que el material estará disponible para el año que viene.

¿Cuál es el plan?
Se lleva una nave hasta la orbita baja (mucho más económico que la alta órbita) no necesariamente con un cohete tradicional, ya sabemos que aparatos similares a la SpaceShip One, serán capaces de alcanzar esa altitud muy pronto.
Esta nave entonces, comienza a subir utilizando tal vez (esto es idea mía) propulsores iónicos, que a pesar de ser lentos funcionan (no se necesita que suba rápidamente pues no lleva gente adentro) en la medida que este pequeño satélite asciende; también va soltando un microscópico hilo de nanotubos; no, el cable definitivo, simplemente uno lo suficientemente fuerte para poder comenzar a trabajar sobre él (lo que necesitamos es una conexión al espacio barata sea como sea) una vez que tenga la suficiente altitud; el cable es atado a un barco supermasivo (para soportar el tirón del contrapeso desde el espacio) en alguna zona del pacifico, cercana al ecuador.


Entonces viene lo bueno. Se utiliza un pequeño vehículo capaz de ascender a través del cable, lo curioso sobre este vehículo es que no llevaría ningún combustible, la energía necesaria para subir se le transmitiría a través de un haz láser, el vehículo sería mucho más liviano, aunque llevaría paneles solares o algo similar para colectar la energía del láser. Con este diseño, seríamos capaces de levantar un cable más grueso y más fuerte; luego con este cable más resistente podríamos usar vehículos más pesados, que a su vez podrían cargar cables mejores, y esos cables nos permitirían levantar aún más peso; los angloparlantes llaman a esto “bootstraping.”
Hay quienes piensan que la velocidad en que aumentará la capacidad de carga del ascensor orbital será similar a la velocidad en que la famosa ley de Moore predijo que los procesadores duplicarían su capacidad cada dos años.

Solo imaginen como cambiaría nuestra economía si pudiésemos lanzar cargas del orden de varias toneladas al espacio varias veces al día por una fracción de lo que nos cuesta lanzar un Transbordador o un Arianne.

¿Cómo funciona?

Imaginen que tenemos un hilo y que en un extremo tenemos un peso, si hacemos girar el peso con la suficiente velocidad, eventualmente tendremos el hilo tenso con el peso en un extremo. Eso es lo mismo que se pretende con el ascensor orbital, solo que en lugar de una persona haciendo girar el peso, es el giro de la Tierra, el que mantiene al contrapeso del elevador espacial en el espacio.

¿Por qué no se está haciendo ya?

De hecho ya existen varias compañías desarrollando e investigando las tecnologías que serán necesarias para la construcción de semejantes maravilla. Sin embargo se calcula que será menos de 10 billones de dólares lo cual puede parecer muy costoso pero por lo menos es más barato que lo que se está pagando por la estación espacial internacional.
Se necesita entonces dar a conocer el proyecto al público para que este a su vez realice presión sobre sus gobernantes.

En este sentido se organizó un concurso llamado “Elevator 2010’s Annual Space Elevator Games” En este evento se desafía a estudiantes, empresas, etc. A desarrollar un vehículo capaz de alcanzar una cierta altitud subiendo por un cable o para desarrollar un cable lo suficientemente fuerte.
El año pasado una universidad casi ganó el premio, pero perdieron por apenas 2 segundos.
¿Se está poniendo de moda esto de los concursos no?

Este año el concurso será entre septiembre y octubre
Para el concurso del vehículo escalador el premio será de ¡500.000 $! 0_0
Y para el concurso del mejor cable también será de ¡500.000 $! ¡Y yo comiéndome un cable! 0_0

Una página muy explicativa que incluye varios videos:
http://www.pbs.org/wgbh/nova/sciencenow/3401/02.html

La página del concurso:
http://www.elevator2010.org/index.html

Un grupo de empresas que están trabajando en el Ascensor espacial:
http://www.liftport.com/

Por supuesto la Wikipedia:
http://en.wikipedia.org/wiki/Space_elevator

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos