Yo sé que suena un poco traído de los cabellos, algo así como aquella historia del Principito en donde él toma una bandada de pájaros y sale a recorrer el espacio.
Pero el concepto no es tan loco como parece.

El aire se mantiene en la atmósfera gracias a la gravedad, sin embargo nuestro planeta pierde todo el tiempo gases hacia el espacio; el hecho de que el planeta no pierda toda su atmósfera al espacio es por que simplemente mucho de ese material eventualmente vuelve a caer sobre el planeta y además a que el planeta sigue ganando otros materiales del espacio.

Ok, pero estamos hablando de moléculas de gases; ¿cómo aplicamos eso a un vehículo espacial que es mucho más pesado? La respuesta más sencilla es, con un globo muy grande.

Ese es a grandes rasgos la idea detrás de los esfuerzos de JP Aerospace.

Estos amigos ya han conseguido realizar más de 80 pruebas y con muchas de ellas han conseguido elevar aparatos al borde de la atmósfera; su meta actual es desarrollar un globo lo suficientemente grande que les permita elevar un pequeño cohete hasta la alta atmósfera, desde allí el cohete estaría en capacidad de ubicar micro satélites a un costo muy bajo.

Pero sus planes no terminan allí, ellos sueñan con desarrollar un enorme vehículo al que llaman ATO (Airship to Orbit) que será capaz de salir fuera de la atmósfera. A partir de ese punto ellos piensan colocar incluso una suerte de estación espacial en donde construirán una nave incluso más grande.

En su página web pueden encontrar documentos, fotografías y videos muy interesantes:

http://www.jpaerospace.com/

JP Aerospace es una iniciativa totalmente privada, por eso ellos se hacen llamar “El Otro Programa Espacial de América.”

Artículos Relacionadas:

Comparte este artículo con tus amigos